Hay un despacho que forma parte de las subdivisiones de un ministerio, y en cuya puerta se lee el cartel Dirección General de Diversidad Sexual y Derechos LGTBI. Suena tan orwelliano como una subsecretaría de Armonía con la Naturaleza, o una Agencia Española de Ciudadanía Responsable y Aquiescente. Mas, formando parte de un Ministerio de Igualdad, ¿qué cabe esperar?

Publicidad

En un país libre, una oficina tal no tendría más ocupación que la de recibir la prensa diaria, repartir subvenciones a organizaciones amigas, y organizar un akelarre a la hora del café. Entiendo que el día a día puede llegar a ser tedioso en un ministerio sin nada que hacer.

Quizás para sacudirse el tedio, la DGDSDLGTBI ha publicado un tuit para conmemorar, por qué no, la muerte de Federico García Lorca, ocurrida hace 85 años. Para hacerlo, la ha acompañado de una foto en la que aparece acaramelado en los brazos de su gran amigo, Salvador Dalí. Al verla, me acordé de las fotos de Cary Grant con Randolph Scott en Malibú, pero por otro lado me costaba creer lo que veían mis ojos.

La Historia más honesta tiene siempre que responder a la pregunta quiénes somos. Y la imagen de nosotros nos lleva inevitablemente a preguntarnos quién queremos ser. Por eso hay una conexión inevitable entre Historia y Política, aunque sea en algún sentido honorable de esta última palabra

Lo que veían, claro, era una burda manipulación. La cara de García Lorca tapaba la de Gala, a la que abrazaba nuestro genial pintor surrealista. Acompañaban al collage el mensaje “Hay cosas encerradas dentro de muros que, si salieran de pronto a la calle y gritaran, llenarían el mundo”, un extracto de Yerma. Completaba el tuit unas palabras del propio ministerio: “Hoy, en el 85 aniversario de Lorca, ya es hora de gritarlas y llenar las calles” (la corrección de la puntuación corre de mi cuenta).

Todo un Ministerio ha manipulado una fotografía para recrear en el lenguaje de las redes sociales la homosexualidad de Lorca. La verdad es que sus preferencias sexuales es un asunto que le atañe a él y a sus amistades, y a lo que llamamos cultura, que no es otra cosa que la visita sentimental a nuestro pasado. Pero el Ministerio, claro, hace de las preferencias sexuales un asunto de políticas públicas. Lo personal es político, la política corrompe, y la política ideológica corrompe absolutamente.

Realmente, ¿qué necesidad había de manipular una foto, si hay varias que muestran la amistad entre Lorca y Dalí? Parece que la amistad no es un valor relevante aquí. Lo personal es político, pero ¿qué propósito político puede servirse de la amistad de Lorca con personalidades de “la derecha” como Salvador Dalí o José Antonio Primo de Rivera?

Es una anécdota, lo sé. Asumimos que los políticos, pero también los organismos oficiales, mienten. Por algún motivo, si bien nos quejaríamos si la calle estuviese permanentemente tomada por la basura, aceptamos con resignación, con naturalidad incluso, que el espacio público de debate es intransitable por lo contaminado que está.

Esa derrota cotidiana bien merecería una reflexión, pero lo que me inquieta ahora es la reconstrucción del pasado. Para una persona, la pregunta de quién es siempre es difícil de responder. Pero, aunque lo que somos va cambiando con el tiempo, es inevitable que en la respuesta a esa cuestión se haga mención a su pasado.

Lo mismo ocurre con las comunidades políticas. No es necesario caer en el antropomorfismo para darse cuenta de que la formación de una idea sobre qué es ese yo colectivo sólo se puede responder desde la historia. Si somos españoles, participamos entre muchas otras cosas de un sujeto vivo con numerosas capas del pasado. De algún modo nos vemos reflejados en la Reconquista, el Descubrimiento de América, el Siglo de Oro, la Guerra de la Independencia o la Guerra Civil. Participamos de la expulsión de los judíos y de la Escuela de Traductores de Toledo. De Don Julián y Antonio Pérez, como de Recaredo o Gonzalo Fernández de Córdoba.

La historia es una escritura para un presente que se extiende durante décadas. Mira siempre al futuro, aunque escriba el pasado. La Historia más honesta tiene siempre que responder a la pregunta quiénes somos. Y la imagen de nosotros nos lleva inevitablemente a preguntarnos quién queremos ser. Por eso hay una conexión inevitable entre Historia y Política, aunque sea en algún sentido honorable de esta última palabra.

La situación cambia si de lo que hablamos es de la sustitución de la comprensión de la realidad por la ciega aplicación de una ideología. El mundo posmoderno ha llegado al convencimiento de que no puede llegar a conocer lo que acaezca, lo que sean las cosas, lo que seamos nosotros, por lo que es vano continuar con el empeño de la filosofía desde sus orígenes en la Grecia clásica. Como el lenguaje no puede referirse a nada que podamos conocer, estudiemos al propio lenguaje como accidente social y como instrumento de manipulación, de acción política. De ahí la importancia del “relato”, y en particular del relato sobre nuestro pasado.

La Historia como ideal de conocimiento se convierte en un obstáculo, y le sustituyen dos estrategias políticas: la ocultación y la manipulación. En realidad son la misma, pues el ciudadano común, si le interesa la Historia, querrá calmar el horror vacui del paso por el Colegio con una pequeña o mediana biblioteca. El resto necesita cubrir los agujeros en su comprensión del pasado, y es ahí donde entra la política para cubrir ese vacío con parches diseñados políticamente. Píldoras que alteran la conciencia y deforman la percepción de la realidad.

Sólo la percepción generalizada de que el debate público está manipulado resta eficacia a ese empeño. Pero mientras asistimos al riesgo de que la política sacrifique la Historia.


Por favor, lee esto

Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticamente correctas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo tú, mediante el pequeño mecenazgo, puedes salvaguardar esa libertad para que en el panorama informativo existan medios nuevos, distintos, disidentes, como Disidentia, que abran el debate y promuevan una agenda de verdadero interés público.

Become a Patron!

6 COMENTARIOS

  1. Buena columna Don José Carlos

    Lo mas positvo es que de su necesidad de mentir y manipular (la necesidad de la cosa oficialista), se deduce su debilidad interior, la debilidad intelectual que ellos se reoncen en sus argumentos.

    Si tan convencidos estuvieran de lo que creen no les haría falta. La necesidad de corromperlo TODO, no sólo la historia; no es exclusvamente para dejar un panorama sin referencias reales al resto del personal, si no sobre todo para colocar una claque clientelar que apoye sus mentiras y manipulaciones sin denuedo.

    Claque por otro lado sabe (de una u otra manera) que «eso» también es mentira, de ahí la necesidad de convertirse en mercenarios (o putas) de de esa ideología. Con lo cual la debilidad intrínseca del aparato de mentiras aumenta.

    El caso Lorca no es mucho mas, por ejemplo, que lo que nos cuentan del Cambio Climático (o Climatérico) y la cosa del CO2, el origen del bicho en el COVID… o que el libremercado (sin pasar por las «incomodidades» de reglamentaciones nacionales o fielato de la valores familiares tradicionales) nos hará libres… etc.

    Excelentes las aportaciones de Henry y Catlo a quienes regalo este link que seguro que interesará:

    https://elcorreodeespana.com/politica/775491983/El-prestigioso-doctor-israeli-Vladimir-Zalenko–Mediante-la-vacunacion-covid–se-exterminara-a-casi-un-tercio-de-la-humanidad-Por-Luys-Coleto.html

    Corti/Pego una parte del final… después de aportar una montaña de datos científicos

    «… Ahora, nadie dice que soy un teórico de la conspiración, la gente dice que es una conspiración. Es una conspiración para cometer un genocidio. Es tan difícil para los judíos creer que haya un grupo de personas dispuestas a destruir la vida. Es una guerra contra Dios. Hay dos maneras de ver la vida: o se considera que el ser humano está hecho a imagen de Dios, lo que significa que su vida es sagrada; si tienes una vida sagrada, entonces tiene derechos humanos. Y si tienes derechos humanos, no es asunto tuyo ni mío decidir cuánta gente debe haber en el planeta o quién debe vivir o morir…

    La otra visión de la vida, el otro sistema: llamémoslo sistema eugenésico de Darwin, pero en realidad se remonta a mucho tiempo atrás. Pero es el sistema que generalmente afirma: ¿quién está en la cima de la jerarquía dominante de la vida? Los que tienen más ventajas de supervivencia. Lo que conduce inevitablemente a tres categorías de personas: el Übermensch, el Mensch y el Untermensch. Si se aplica esto a hace 80 años, los Übermensch eran los nazis que se proclamaban descendientes de los dioses arios; estimaban que era su prerrogativa, su derecho, decidir quién vive o muere. Los Mensch que eran los anglosajones, los europeos, podían vivir y ser esclavos. Y los Untermenschen, los judíos, los eslavos, los minusválidos, los gitanos, los presos políticos, debían convertirse en polvo….»

    Pues eso.

    Un cordial saludo

  2. A mi también me ha dolido el cutremontaje 2.0 de la montaraz analfabeta cerrando la puerta trasera del corral de la historia para que no se le escapen sus cabras.

    Ya hemos comprobado que Dalí explica a los niños inteligentes que deben cancelar eso de darse por el culo porque duele mucho, y que aunque la profesora de primaria diga que es bueno no hay que hacerle caso.

    Yo supongo que la ministra debió leer en alguna ocasión algún «fragmento» de Salvador Dalí,

    «Fragmentos de el arte de tirarse pedos o Manual del artillero socarrón, por el conde de la Trompeta, médico del Caballo de Bronce, para el uso de personas estreñidas»

    El fotomontaje debe ser el resultado de un ensayo, prueba o entrenamiento de la ministra tras leer las palabras del Genio.

    «Es vergonzoso, querido lector, que, con el tiempo que lleva usted tirándose pedos, no sepa todavía cómo los tira ni cómo debe tirarlos.»

    Ministra, siga ensayando, puede lograrlo, si se puede.

  3. Lo curioso es que la feminista Irene lo que hace es borrar al estalinista modo, anular por completo a Gala, una mujer.

    Como decía ayer Federico el de Teruel, igual es una maniobra de distracción para esconder que en realidad está preparando unas brigadas internacionales de mujeres feministas para ir a combatir a Afganistán.

  4. «Efectivamente, Federico estaba enamorado de mi. El tenía mucha más fama que yo y la manera de contrarrestarla era haciéndome dueño de su voluntad. Probamos a tomar por el culo. Me dolió.mucho y tuvimos que cancelarlo.»

    Respuesta de Salvador Dalí a Antonio D. Olano extraída del libro, «Dalí. Las extrañas amistades del genio».

    » ¡Muere fusilado en Granada, el poeta de la mala muerte, Federico García Lorca!

    ¡OLÉ!

    Con esta exclamación típicamente española recibí en París la noticia de la muerte de Lorca, el mejor amigo de mi adolescencia agitada. Este grito, que lanza biológicamente el aficionado a las corridas de toros cada vez que el matador consigue hacer un buen «pasé», o que sale de la garganta de los que jalean a los cantadores de flamenco, lo proferí con ocasión de la muerte de Lorca, para realzar el modo en que su destino culminaba de una forma trágica y típicamente española.»

    Salvador Dalí, «Diario De Un Genio»

    Irene, por tus niños, lee, aunque no lo entiendas, lee.

    • Jajajajaja muy bueno el final. Pero para leer hay que tener criterio y escoger libros, no porque queda bien, como su marido o lo que sea en este momento.
      Usted realmente ve la imagen de esta personó, persona, persone buscando un libro en una librería y dejándose aconsejar sobre libros clásicos?