Los medios nos bombardean hoy día con los resultados de multitud de encuestas de opinión, que abarcan los más diversos aspectos. Desde la “brecha salarial”, la disposición a pagar impuestos, el Estado de Bienestar, la intención de voto en unas elecciones etc. Pero no toda esa demoscopia es inocente: algunas encuestas no pretenden pulsar su opinión sino transformarla, manipularla.

Eso ocurre en España con ciertos sondeos de intención de voto que, insistentemente, vienen mostrando un ascenso del partido Ciudadanos en detrimento del Partido Popular (PP). Naturalmente, parte del descenso del PP se debe a la pobre política de Mariano Rajoy, a su pasividad, a su cortoplacista gestión de la crisis en Cataluña y a los escándalos de corrupción. Todo es cierto, pero hay algo más: un planificado relevo en el poder que impulsarían determinados poderes fácticos y secundarían periodistas y medios de comunicación, siempre atentos al futuro reparto de la tarta. Y esa estrategia pasa por manipular algunos sondeos de intención de voto, inflando las expectativas electorales de Ciudadanos, como vía para afectar al resultado.

Las emociones, la puerta de entrada de la manipulación

El objetivo de una parte de las encuestas no es tanto ilustrar sobre la sensibilidad social como modificar los criterios del público, practicar una ingeniería social que transforme la opinión de la gente. Constituyen una vía eficaz para modelar el pensamiento, especialmente el de aquellos que carecen de principios y criterios firmes. Estos sondeos aprovechan las inseguridades, las debilidades humanas y los flancos vulnerables en el proceso de formación de las opiniones. Y existe una regla fundamental para estos ingenieros sociales: es mucho más fácil manipular a la gente aprovechando sus emociones que convencerla con argumentos racionales.

Es mucho más fácil manipular a la gente aprovechando sus emociones que convencerla con argumentos racionales

La parte racional de nuestro cerebro no es el flanco más vulnerable. Los sentimientos, las emociones, los impulsos generan cambios de opinión mucho más rápidos que el razonamiento. En su autobiografía, el escritor húngaro Arthur Koestler, describe brillantemente esta asimetría comparando su conversión al credo comunista, a los 26 años, con su abandono, a los 33. En 1931, Koestler creyó descubrir súbitamente la luz: “algo detonó en mi cerebro y una explosión mental me conmovió… de pronto el universo se ordenó y toda pregunta tuvo respuesta”. “Pero este sistema cerrado era un invernáculo emocional, donde la falta de objetividad era ampliamente compensada con el fervor“. Sin embargo, su ruptura racional con las ideas comunistas fue mucho más larga y pausada, a pesar de la gran cantidad de información que iba recibiendo sobre las políticas de Stalin: “Un credo nace en un acto aparentemente espontáneo… pero su muerte es lenta y gradual… por el horror al vacío que siente la esfera espiritual“.

Una regla heurística: opinar lo mismo que el resto

Ciertas encuestas se aprovechan de que el ciudadano común no establece sus criterios buscando toda la información disponible, procesándola exhaustivamente y considerando cada una de las opciones. La gente descarta este método por el elevado tiempo, esfuerzo y preparación que requiere. De hecho, casi nadie conoce con profundidad todos los asuntos sociales sobre los que establece una opinión. Por ello, a la hora de fijar su postura, las personas recurren a reglas heurísticas, procedimientos prácticos de carácter intuitivo, puros atajos capaces de alcanzar una conclusión con muy poca información.

Una parte de la gente forma su opinión mediante una regla heurística llamada Efecto Arrastre: adherirse a lo que piensa la mayoría

El problema es que, en la formación de opiniones, estas reglas pueden conducir a sesgos de apreciación y, lo que es peor, hacer al sujeto vulnerable ante la manipulación desde el poder. Una de las reglas heurísticas más interesantes es la que los latinos denominaron el Argumentum ad Populum o Efecto Arrastre (Bandwagon Effect, en inglés). Se trata del mecanismo que impulsa a muchas personas a adherirse a lo que piensa la mayoría, sea por temor, por necesitar la aceptación del grupo o por una ausencia de criterio que conduce a confiar en la sabiduría de las masas: si los demás creen algo… alguna razón tendrán

Las encuestas como profecía autocumplida

En su artículo Are Polls and Probabilities Self-Fulfilling Prophecies?, David Rothschild y Neil Malhotra muestran que las encuestas influyen de manera determinante en la opinión. Son, sobre todo, eficaces para suprimir un determinad criterio o forma de pensar, simplemente mostrando que muy poca gente lo apoya. Los sujetos experimentarían temor a sostener opiniones muy minoritarios, a ser objeto de desprecio o mofa por la mayoría. Así, las encuestas se convierten en profecías que se cumplen a sí mismas porque generan cascadas de opinión que se van retroalimentando.

Las encuestas se convierten en profecías que se cumplen a sí mismas porque generan cascadas de opinión que se van retroalimentando

Esto no quiere decir, ni mucho menos, que todos los profesionales de la demoscopia tengan como objetivo manipular al público. Pero basta con que exista un determinado porcentaje con intenciones retorcidas, que logre modificar la opinión pública, para que el resto de  bienintencionados refleje estos cambios en estudios ulteriores e, inocentemente, refuerce la labor de los primeros. Las encuestas no interesadas confirmarían así el cambio de tendencia y, a su vez, generarían un mayor deslizamiento en la opinión. Lo mismo ocurre a quienes realizan análisis utilizando todas las encuestas: con varias falseadas en el mismo sentido, la media queda inevitablemente sesgada.

Convencer de la mayor aberración

Así, las encuestas poseen una enorme capacidad manipuladora: pueden persuadir a mucha gente de sinsentidos simplemente haciéndolos creer que es lo que piensa la mayoría. Cualquier idea, por falsa y perniciosa que sea, la más enorme insensatez, la más colosal aberración, pueden convertirse en dogma de general aceptación tras ser pregonadas como opiniones mayoritarias.

Los gobiernos han utilizado las encuestas para justificar leyes injustas, alegando que existe una supuesta “demanda social”

No se explica de otro modo que se indujera a muchísima gente a aceptar ciertas normas de la corrección política como la censura del lenguaje, los criterios de discriminación o el sentimiento de culpa por pertenecer a algún colectivo. En realidad, este es el instrumento que utilizan los gobernantes para justificar leyes injustas, alegando que las promulgan porque existe una supuesta “demanda social“.

Y afectar al resultado electoral

Inducir el voto resulta más complejo que influir sobre la opinión en un asunto concreto. Los ingenieros sociales deben tener aquí en cuenta los anclajes, las simpatías del público en un hipotético eje izquierda-derecha. Y también el comportamiento estratégico: la gente vota en ocasiones a un partido que no es su preferido con tal de perjudicar a su partido enemigo.

Ahora bien, ante dos opciones políticas que se presentan como intercambiables, una parte de los votantes tiende a decantarse por aquella que las encuestas dan como vencedora. Es un caso de efecto arrastre, que explicaría parte del crecimiento de Ciudadanos en España.

Una sociedad progresa si sus ciudadanos persiguen la razón… no la moda

Moraleja: sea escéptico, desconfíe de las encuestas pues no todas ellas son bienintencionadas. Y pierda el temor: continúe manteniendo su postura si la considera razonable, aun cuando ciertos sondeos la señalen como minoritaria. Una sociedad progresa si sus ciudadanos persiguen la razón… no la moda.


Si este artículo le ha parecido un contenido de calidad, puede ayudarnos a seguir trabajando para ofrecerle más y mejores piezas convirtiéndose en suscriptor voluntario de Disidentia haciendo clic en este banner:

18 COMENTARIOS

  1. “Los medios nos bombardean hoy día con los resultados de multitud de encuestas de opinión, que abarcan los más diversos aspectos. Desde la “brecha salarial”, la disposición a pagar impuestos, el Estado de Bienestar, la intención de voto en unas elecciones etc. Pero no toda esa demoscopia es inocente: algunas encuestas no pretenden pulsar su opinión sino transformarla, manipularla”.

    Pues me parece sesgado y osado afirmar que la demoscopia por sí misma persiga transformar y manipular la información, Juan. Lo que no es inocente es la persona o el medio que interpreta esos resultados con el fin transformar y manipular la opinión de la audiencia. No es que las encuestas arrojen falsos resultados, es que esos resultadoss son interpretables con arreglo a muchos aspectos. Y es muy fácil que cada persona o cada medio se sirva de unos aspectos y obvie otros con el fin de ajustar la realidad a sus intereses. Sobre todo ese sesgo y manipulación se produce cuando se comparan cifras o datos estadísticos objetivos entre distintos países u organismos, para justificar la decisiónes políticas, económicas o sociales tomadas desde el poder, bajo algún grupo de presión.

    Con las encuestas de intención de voto ocurre lo mismo. No es que arrojen falsos resultados sobre la opinión de la gente, es que los que las interpretan proceden de mismo modo. Y si antes han pasado por la cocina del CIS, ni le cuento. Cómo debe estar la intención de voto del PP, cuando ni siquiera pudieron maquillar los resultados ni obviar su retroceso. Y ahora ya con los jubilados sí que el tema debe ser un clamor. pero lo mejor se produjo en las encuestas sobre intención de voto en las elecciones de Cataluña. Si nadie podía sospechar que Ciudadanos iba a ser el partido ganador de las elecciones, menos previsible fueron las cuatro lentejas contadas que le dejaron a Rajoy en el plato.

  2. Es lo que creo está ocurriendo con Ciudadanos. Los “medios” (casi todos) nos están convenciendo de que ese partido es de Centro-Derecha, pero si se profundiza algo en el tema y se contrastan opiniones o manipulaciones, se puede descubrir que son Social-Demócratas, por los puntos de su actuación en los que están aceptando y promoviendo: Aborto, “matrimonio” homosexual, etc. Creo que ya van logrando las “informaciones” manipuladoras que sus idearios no son lo que en realidad son.

  3. Supongase que la gente se deja robar en aras de una supuesta democracia, que es lo que está pasando.
    Usa es una democracia pero tambien deja muy claro que es dentro de una república con lo que al menos la propiedad privada está salvaguardada. Lo de aquí, dejando aparte la corrupción institucional es que aparentemente , cualquier junta de gobierno, consistorio, grupos paramentarios etc puede coordinadamente subir las tasas e impuestos hastadonde le parece en nombre de una democracia que no tiene ningun organismo que la limite, porque la monarquía es de chiste. Luego solo tiene que dar determinadas instrucciones a los medios para que el que proteste sea visto como un “maverick”. Desde hace 40 años, algo huele a podrido y todos los esfuerzos va hacia tapar el hedor.

  4. Se pregunta el autor por la «verdad» de los sondeos electorales. Se podría haber analizado lo que sucedió en diciembre de 2015 con Ciudadanos antes de las «elecciones» del 20 de diciembre o haber seguido la pista a los sondeos sobre Podemos aquel mismo otoño.

    Todo lo publicado por los medios entonces (como ahora mismo está sucediendo) iba en una dirección muy clara: crear un nuevo escenario organizado para simular una «libertad de elección» ampliada ante la fatiga crónica que ocasiona el Movimiento unificado de los Oligarcas seniles.

    Recuerdo los 70 escaños atribuidos a Ciudadanos cuando todos los directores de medios sabían en privado la verdad de los 30-40 que finalmente obtuvo.

    Si se piensa que no hay objetivamente criterios para el voto, dado que éste no selecciona ni elige candidaturas individuales sino partidos en bloque y que la mayor parte lo sabe perfectamente y lo acepta con extraña autosatisfacción, entonces se comprenderá que los sondeos actúan psicológicamente en los Estados de Partidos como un refrendo de la opinión fabricada que de antemano elimina toda formación «autónoma» de criterio. Dado que el elector es un funcionario del voto, no cabe exigirle esa irritante «autonomía moral» que se enseña en los manuales de Ética y tal.

    Así al votante se le engaña con su autocomplacencia tres veces: a través de los sondeos, en el acto mismo de votar y mediante la formación de un Gobierno que en realidad tampoco ha elegido por verdadera mayoría, realidad esta última cuya evidencia es la que ha empezado a despertar entre bostezos a cierta masa compacta y heterogénea de la llamada «derecha sociológica».

    No hablo de «programas de gobierno» y evoco el engaño de las consabidas «infidelidades», porque en realidad jamás ha habido tales cosas más que en la muy quijotesca fantasía del votante español.

  5. Lo que no comprendo bien es como la asa no se levanta ya. El robo en los impuestos es estratosférico y sucesiones es de locos a lo que hay que añadir las plusvalías. Además el tema está claro, son dos grupos masónicos los que se alternan en el poder, los Zps. jundo con la vieja guardia y los guys cristianos que han accedido al poder por estar organizados y saber torear al personal por eso de la falta de hormonas. Por eso las parejas guys para lograr la erección necesita productos. A Franco se le pudo criticar por que la gente había olvidado lo anterior a él pero después de la experienciam de los de la transi todo es teatro si hasta Mellado era masón.

  6. Según mi encuesta personal VOX conseguiría en estos momentos cuarenta o mas diputados, esto es algo que no se refleja en ninguna encuesta. España está guerra, en un bando están mas de cuarenta millones de españoles que desean una recentralización de competencias, la posibilidadad de estudiar en español sin ninguna traba, una limpieza drástica de la administración y una legislacion escueta, clara y eficaz que elimine de de raíz todas las ocurrencias de los últimos cuarenta años; en el otro lado los politicos españoles interesados en el reparto de la nación y de la poca riqueza que queda del estado blindando economica y judicialmente sus feudos y a los viejos del lugar.
    Partiendo de esta situación el Partido Popular ganó las eleciones de 2011 con el apoyo de los ingenuos votantes que esperaban una rectificación de la politica anterior saneando la nación de disparates, sin embargo se han encontrado con la complicidad de todos los partidos que como una piña se han unido en un golpe de estado para la desintegración territorial de España, el blindaje judicial y la corrupción sin hacer el mas minimo caso a las demandas de todos los españoles.
    La complacencia de Rajoy con las instrucciones recibidas de Alemania y poderes económicos empobreciendo a la población española y su apoyo descarado a los golpistas al no actuar con todos los mecanismos del estado nos uace pensar que el plan establecido por el gobierno era sanear Cataluña condonando la deuda. Casi todos los medios españoles apoyan el golpe de estado y el apaño constitucional que nos ha traido hasta aquí, pensar que Rivera y sus ciudadanos oportunistas estan capacitados para revertir esta situación con su discurso de consenso es una ingenuidad aún mayor.
    Yo no he votado nunca pero en esta ocasión y sabiendo que tampoco es la manera votaré a VOX, sencillamente porque se que es la única forma de momento de hacer daño al sistema que nos ha declarado la guerra a todos los españoles. En la guerra uno debe elegir bando o exiliarse. Yo he elegido estar con los españoles que desean vivir su vida en paz.

    • No hay que tomar partido cuando la competición está amañada. Deje que la implosión a cámara lenta siga su curso, nada puede evitar ya el desenlace, todas las operaciones y operetas del Régimen no valen la dignidad y la inteligencia de un solo hombre sano.

      Vea cómo tras la «desactivación» acordada de la «ofensiva secesionista» se ha producido el apagón informativo y a continuación se ha organizado la promoción de Ciudadanos como alternativa más operativa para efectuar algunos de los propósitos de la «agenda secreta» que usted resume bien.

      Al tiempo que Podemos cumple el trabajo de encargo de agitar un poco la calle para preparar las elecciones.

      En una vida política congelada, casi sovietizada, sondeos electorales y manifestaciones callejeras (siempre organizadas por alguna facción del Estado si no directamente puesta en escena por los servicios de inteligencia) actúan como desengrasante de las conciencias poco escrupulosas.

      El votante y el Régimen son como esos ludópatas que creen que lanzando una vez más los dados al mismo número y al mismo color podrán conseguir hacer saltar la banca. Todas fingen ignorar que un golpe de dados jamás abolira la falta de libertad.

      No hay oposición organizada al Régimen y eso debiera ser lo preocupante ante la evidencia de que su perduración va a ser mucho más trágica de lo que nadie imagina, porque de hecho ya lo es.

      • Ahora que nadie nos escucha, no puedo estar mas de acuerdo con usted, lo de VOX es para meter miedo, aunque yo le auguro mas votos que las encuestas. Se ha notado un acuerdo tácito en todos los medios de comunicación lo que evidencia que el regimen al completo estaba de acuerdo con el golpe de estado, algo que los españoles sabrán demasiado tarde como siempre. Las manifestaciones de los jubilados tan espontáneas como la visibilidad del organizador, ya me imagino al régimen repartiendo octavillas por los centros de jubilados, no tiene otro propósito que desviar la atención del golpe de estado y la complicidad en la acción y en la inacción del gobierno.
        El régimen está muerto, lo malo es que ellos lo saben, de ahí que estén desplegando el ejército mediático conjuntamente en una operación sin precedentes.
        Como siempre un es placer leer sus comentarios, se agradecen, ya que te hacen saber que no eres el único desesperado político que aguarda impaciente el inevitable desenlace, aunque el empecinamiento del régimen por mantener la corrupción politica nos pueda deparar terribles sorpresas aun mayores que la legislación vigente.

      • Tengo la sensación que el Puchi ha sido el nuevo Tejero que les salió rana.
        Tejero dió un golpe que creía pirificador y se encontró con la lista de Armada, el Puchi se creyó la independencia cuando el asunto iba de reforma de la constitución, blindaje judicial y condonación de la deuda catalana.

        • Penetrar un poco en las cosas es lo que depara la intuición cuando se ha cultivado con una larga y paciente observación de los hábitos adquiridos por los dueños del poder institucional, como es mi caso y como supongo que es también el suyo.

          La identificación Puigdemont-Tejero y el repentinamente popular “algo marcha mal en la cabeza de ese hombre” es una percepción que, como un golpe en la cabeza contra el quicio de la puerta, me di yo mismo hace apenas tres o cuatro días, a propósito del aniversario del 23 de febrero de 1981, que este año, fíjese bien, apenas se ha evocado en los medios por lo que tal vez podría llegar a sugerir en las mentes más adormecidas y olvidadizas.

          El hecho de que los medios se comporten como lo hacen (de repente una calamidad, como plaga egipcia, de noticias económicas carentes de sentido, casos de violaciones, asesinatos truculentos por doquier, ritornello feminista con huelga incluida, viejitos-“patriots up to arms”, etc) es sintomático y revelador de que algo se ha jodido en el proyecto, no sabemos en realidad qué.

          Podemos sospecharlo por acumulación a posteriori de diversos indicios, pero el papel de Puigdemont como el Tejero del autogolpe empieza a evidenciarse a medida que nos adentramos en la maleza y la oscuridad del proceso de-secesionista, es decir, el camino de desandar el camino a través del cual se había programado el periplo aventurero de toda la Oligarquía de Estado.

          Observe bien el comedido pero impaciente silencio de los presidentes autonómicos, que es interpretable en un solo sentido: lo que consigan los secesionistas lo apuntamos en nuestra cuenta y se la pasamos a la Corte de Madrid, que ya pagará. Y no será porque sus profesores a sueldo de Derecho dizque “Constitucional” (De-constitucional, mejor) no cumplieron su trabajo a finales de noviembre publicando el “vademécum” de la Reforma fallida.

          • Autogolpe a camara lenta, ahora estamos en el epílogo, sólo faltan los títulos de crédito.

    • El que vuelva a decir que lo de Cataluña -esa pantomima que se le ha ido un poco de las manos al Régimen por el enloquecimiento total y no previsto del descerebrado integral de Cocomocho-es un golpe de Estado; lean simplemente el diccionario de la RAE y un poco de teoría política básica para saber que un golpe de Estado es una acción organizada desde el interior del Estado para HACERSE CON EL PODER SUPREMO DE ESE ESTADO; lo de los ‘separatistas’ catalanes ha sido una rebelión de opereta para separar, en teoría, Cataluña de España.

      Dejen de dejarse llevar por la propaganda ridícula y analfabeta de los medios de comunicación del Régimen al dictado de sus amos.

      Saludos.

  7. Es pero Sr Blanco.

    Porque no se trata sólo de resaltar a unos en perjuicio de otros. Se trata sobre todo de que terceras alternativas ni existan.

    Como puede ser que siendo el 25-30% de los españoles contrarios declarados a las Taifas, y otro 25-30% partidarios si no de su eliminación total si de de la reducción de sus competencias al mínimo posible para traspasarlas al estado central, no haya ni un sólo partido que los represente presente en dichas encuestas.

    Y es que dichos partidos existem , se llaman VOX y UPyD.

    Tampoco existe otro partido llamado Escaños en Blanco, partidario de que el voto en blanco se constituya como sillas vacías en el lugar que sea menester para manifestar la voluntad de que nadie represente a dicho conjunto de electores. Siendo esta una idea que también apoyarían muchísmos electores.

    Y puede que dichos partidos sean residuales, pero si están siempre en el lugar de “otros” con su voto minimizado, y se remarca que las opciones exóticas de otros son las del PACMA, el partido de la María, o la versión mas exótica del alangismo y el marxismo leninismo.. no es casualidad.

    Puede estar seguro de que si VOX y UPYD sacan 1-2 escaños cada uno en las Uropeas próximas, dificil sobre todo sabiendo cómo funciona el pucherazo habitual en la noche electoral del Domingo de la votación al Lunes de madrugada con la tarta cocinada, ni de coña aparecerán las encuentas de las municipales y autonómicas de después.

    El mayor “mérito” de las encuentas consiste en presentarnos como excluyentes opciones como PP y PSOE cuando en realidad son el mismo partido, y a Ciudadanos Y Podemos como alternativas a ellos cuando son solo un nuevo andamiaje del sistema.

    un cordial saludo

      • Muy importante el link

        Curiosamente los dos partidos mas agraciados por los errores de recuento son PP y PSOE, vaya casualidades.

        Estoy seguro de que asignaron votos de VOX a Fe JONS (otro de los agraciados) con el convencimiento de que no sacarían escaño ni de coña.

        Y aún así esto es lo que se ha podido demostrar de manera apresurada.

        Hasta que no nos pasen los datos de votación MESA A MESA, junto con la oto del acta de la votación, y luego nos den la suma; comparada con ese resultado mágico que se nos da el Lunes depués de las elecciones a las 5:38 AM con el 99,62% del voto escrutado; no me creo nada.

        Por cierto no soy en absoluto de Podemos, pero estoy seguro que en las elecciones del 20D 2015 hubo tocomocho y sacó mas que el PSOE.

        El que ellos, sabiéndolo, tragaran nos da la idea de que de una u otra orma están en el ajo.

        Con UPyD no habría sido posible.

        un cordial saludo

  8. Es como una especie de Síndrome de Estocolmo colectivo; la masa secuestra al individuo y con el tiempo …
    El efecto Ciudadanos no es significativo, aunque real, es un efecto de fuerzas mayores contra menores y afecta a los grandes partidos que pueden permitirse “influir” en la opinión pública.

Comments are closed.