“Si los hombres fueran ángeles, no haría falta gobierno. Si los gobernantes fueran ángeles, ningún control, externo o interno, sobre los gobiernos sería necesario. La gran dificultad para diseñar un gobierno de hombres sobre hombres estriba en que primero debe otorgarse a los dirigentes un poder sobre los ciudadanos y, en segundo lugar, obligar a este poder a controlarse a sí mismo. No cabe duda que depender del voto de la gente constituye un control primario sobre el gobierno; pero la experiencia enseña a la humanidad que son necesarias precauciones adicionales.”

La cita pertenece al que fue el cuarto presidente de los Estados Unidos, James Madison (171-1836), abogado y político que, por su decisiva contribución en la redacción de la Constitución de la joven nación norteamericana, fue el más destacado de los “Padres Fundadores de los Estados Unidos”.

Han transcurrido más de 200 años desde que Madison expresara de forma clara las condiciones para que la democracia, como sistema de gobierno, no derive en un sistema controlado por grupos organizados: la implementación de controles y contrapesos.

Lamentablemente, seguimos sin entenderlo. Creemos que la democracia es votar cada cuatro años, cuando el voto es la liturgia, la guinda de un sistema mucho más exigente, cuya clave fundamental es el control del Poder. Pero es tan tentador que para alcanzar nuestros deseos baste con el voto, que damos por bueno ignorar las antipáticas recomendaciones de Madison.

También estamos a expensas de las facciones que desde dentro del propio Poder aspiran a subvertirlo para instaurar su propio régimen

Por culpa de esta escasa cultura democrática, no sólo nos resulta muy complicado controlar al Poder, también estamos a expensas de las facciones que desde dentro del propio Poder aspiran a subvertirlo para instaurar su propio régimen, bien sea segregando una parte del territorio y convirtiéndolo en su particular república, bien dando un golpe de mano y reemplazando a unos políticos por otros.

Hacia la sociedad del deseo
ESTUDIANS CONTRA EL 155

Esta falta de cultura democrática, además, hace que seamos muy dados a las manifestaciones masivas como expresión de fuerza cuando la ley nos disgusta. Pero ninguna manifestación, por aparatosa que resulte, debe subvertir la ley. Porque sin ley, la democracia no es más que la imposición de la voluntad de los organizados sobre los desorganizados, de sus supuestos derechos colectivos sobre el Derecho que debe amparar a cada uno. Lo dramatizó espléndidamente Pitágoras: “La libertad dijo un día a la ley: “Tú me estorbas.” La ley respondió a la libertad: “Yo te guardo.”

En la estela del relativismo

Fue Albert Einstein quien puso en evidencia que el tiempo y el espacio son relativos. Y de ahí, tal y como explicaba Paul Johnson en Tiempos modernos, la relatividad desbordó el universo científico e impregnó todo el pensamiento moderno. Esto no sirvió para avanzar hacia nuevas ideas sino solo para cuestionar las existentes, sumiendo a la sociedad en el desconcierto, pues cada concepto, cada definición hasta entonces inequívoca pasó a poder ser ambivalente, a significar una cosa y la contraria.

La mutación de la relatividad de Einstein en relativismo significó la ruptura del delicado hilo conductor del progreso gradualista de Occidente

La mutación de la relatividad de Einstein en relativismo significó la ruptura del delicado hilo conductor del progreso gradualista de Occidente, donde lo nuevo era aceptado de manera paulatina si en la práctica, y no solo en teoría, demostraba ser mejor y coherente con el principio de libertad y responsabilidad individual.

Hasta entonces, la ética de la responsabilidad había limitado las pulsiones egoístas. Y también impedido que el sentimentalismo se convirtiera en el motor de la voluntad, asegurando ese delicado equilibrio entre razón y emoción. Pero todo eso cambió en algún momento. Tal vez la Teoría de la relatividad fuera el detonante, como explica Johnson. Y tal vez este proceso sobrepasara el punto de no retorno a finales de los años 60 y principios de lo 70, como defiende David From. O simplemente La Gran Guerra, con su colosal conmoción, arruinó la confianza de los hombres en sí mismos y abrió la caja de los truenos. Después vinieron las grandes ideologías y la Segunda Guerra Mundial. Y la libertad nunca se recuperó desde entonces.

La sociedad perdida

“Antes queríamos hacer muchas cosas. Hoy queremos ser demasiadas cosas”. La frase, atribuida a Margaret Thatcher, sintetiza el enorme cambio que ha tenido lugar en Occidente. Hoy todo es relativo. Los sentimientos, los deseos se imponen a los hechos, alumbrando aspiraciones que rápidamente los políticos convierten en derechos. Las leyes se han vuelto subjetivas, la gravedad del delito se dirime en función de a qué grupo social pertenece quien lo comete. O, como en el caso de la falsificación de acreditaciones, que copa los titulares de los diarios, el hecho punible es perdonado al compararlo con otros delitos más graves. O peor, se diluye la responsabilidad individual porque los infractores son demasiados. Y la falta deja de ser la excepción para convertirse en la norma.

En resumen, somos los hijos del relativismo y el colectivismo, las dos fuerzas que en el siglo pasado a punto estuvieron de destruir Occidente. Fuerzas que lejos de desaparecer se han hecho omnipresentes. Que amenazan la libertad travistiéndose en democracias donde la igualdad es el único valor respetado.

Hemos asumido que es mejor ser iguales que libres, que el valor de la igualdad es superior al valor de la libertad

Hemos asumido que es mejor ser iguales que libres, que el valor de la igualdad es superior al valor de la libertad, pasando así de la ética de la responsabilidad a la de la falsa compasión. Entendemos, además, que esa igualdad debe ser planificada por expertos y burócratas, porque estos, por su superioridad intelectual y medios disponibles, no solo son capaces de obtener una información perfecta, sino que se comportarán como ángeles.

La libertad no nos hace más iguales. Al contrario, permite que las diferencias, muchas veces innatas, se hagan evidentes. Resulta irritante porque nos hace desiguales y, desde luego, no evita que individuos con potencialidades similares partan en muchos casos desde situaciones distintas. Pero, pese a todos sus inconvenientes, la libertad es el único valor capaz de frenar al totalitarismo de rostro amable. Ese donde caben todos los deseos, todas las promesas, todas las repúblicas… todas las mentiras. Y donde, de un modo u otro, todas las personas terminan dependiendo del Poder.


APOYA A DISIDENTIA

No tenemos muros de pago, porque este es un medio abierto. Tu aportación es voluntaria y no una transacción a cambio de un producto: es un compromiso con la libertad.

Muchas gracias.

20 COMENTARIOS

  1. Javier,
    Disculpa mi intromisión en este tu artículo, con otro asunto. A finales de marzo publicasteis algunos artículos sobre Facebook y la privacidad/seguridad, y en ellos comenté extensamente lo que a mi juicio es un gran problema sobre la privacidad y la seguridad en Internet y las grandes plataformas que dar servicios.

    La semana pasada me sorprendió una ventana de Google en la que me obligaba a aceptar los nuevos Terminos y Condiciones.
    Hoy me ha llegado una ventana de Yahoo en la que me obliga a aceptar los nuevos Terminos y Condiciones.

    Es evidente que las preguntas de los senadores USA a Zuckerberg (Facebook/Instagram/Whatsapp) han puesto en prevengan a las grandes plataformas.

    Vamos teniendo mejor información de lo que hacen esas grandes plataformas y su modelo de negocio, así como de la nula privacidad sobre la custodia y tratamiento de los datos de los usuarios.

    Me preocupa la falta de privacidad en internet. Parece que en el siglo XXI, todo el mundo puede ‘analizar’ nuestra correspondencia. No hay reductos privados para hablar y comunicarse con otras personas sin que seamos clasificados en grupos ‘objeto’. Esto es extremadamente grave ya que el control sobre la persona, lo que piensa, lo que dice, hasta lo que siente se hace desde unos pocos centros.

    Mi invasión en el artículo de Benegas se produce porque he recibido de unos nuevos Términos y Condiciones que son esclarecedores de la indefensión total y de la rendición de nuestra privacidad que exige Yahoo para usar sus aplicaciones.

    En primer lugar incluyo el texto en inglés que he recibido hoy, después una traducción al español, luego unos comentarios y finalmente una propuesta.

    Texto en Inglés:

    Oath:

    New Privacy and Terms

    Yahoo is now part of Oath, the media and tech company behind today’s top news, sports and entertaiment sites and apps.

    By choosing “I accept” below, you agree to Oath’s new Terms of Service and Privacy Policy. Below is a summary of somme of the key updates. To learn more about our approach to privacy, click here.

    How we collect and use data.

    • We’ve updated some of the ways we collect and analyze user data in order to deliver services, content, relevant advertising and abuse protection.
    • This includes: analyzing content and information when you use our services (including emails, instant messages, posts, photos, attachments, and other communications), linking your activity on other sites and apps with information we have about you, and providing anonymized and/or aggregated reports to other parties regarding user trends.

    Sharing Data with Verizon.

    • Oath and its affiliates may share the information we receive with Verizon, learn more about Verizon’s privacy practices,

    Combining Data.

    • We also combine data among our services and across your devices. This will provide you with better personalized services and features across your devices and Oath accounts. We’ve provided information about your choices with respect to your use of our services, and given you control in our Privacy Controls section.

    Traducción al español:

    Oath

    Nueva Privacidad y Términos y condiciones

    Yahoo es ahora parte de Oath, la empresa de tecnología y medios que proporciona las principales noticias de actualidad, apps y webs de entretenimiento y deporte.

    Seleccionando abajo “I accept”, Usted acepta los nuevos Términos y Cóndiciones, así como la Política de Privacidad. Abajo encontrara un resumen de algunas de las actualizaciones más importantes. Para saber más acerca de nuestro de gestionar la privacidad, haga clic aquí.

    Como obtenemos y utilizamos los datos

    • Hemos actualizado (léase cambiado) algunas de las formas con las que recopilamos y analizamos datos de los usuarios con el objetivo de proporcionar servicios, contenidos, publicidad relevante y protección sobre abusos.
    • Esto incluye: analizar el contenido y la información cuando Usted utilice nuestros servicios (incluyendo emails, mensajes instantáneos, post, fotos, anexos, y otras comunicaciones), asociando su actividad en otros sitios-web y apps con información que tenemos de Usted, y proporcionando informes agregados y/o hechos anónimo a terceros sobre las preferencias y cambios (trenes) del usuario.

    Datos compartidos con Verizón

    * Oath y sus afiliadas pueden compartir la información que recibimos con Verizón, para saber más acerca de las Prácticas de Privacidad de Verizón

    Combinción de datos

    • También combinamos datos entre nuestros servicios y sus dispositivos. Esto le proporcionará mejores servicios y opciones personalizadas en sus dispositivos y cuentas Aoth. Con respecto al uso que usted hace de nuestros servicios, hemos puesto información sobre las opciones que usted ha elegido, y le damos control en nuestra sección Privacy Controls.

    Mis comentarios:

    1. Uno de los puntos más graves y que directamente atentan a la privacidad es:

    • “ Esto incluye: analizar el contenido y la información cuando Usted utilice nuestros servicios (incluyendo emails, mensajes instantáneos, post, fotos, anexos, y otras comunicaciones), asociando su actividad en otros sitios-web y apps con información que tenemos de Usted, y proporcionando informes agregados y/o hechos anónimoa terceros sobre las preferencias y cambios (trenes) del usuario.”

    Yahoo me esta diciendo que puede utilizar todos mis emails, para recabar información sobre mí, incluirme en grupos ‘objetivo’, y disponer de esa información libremente. Que los ciudadanos no dispongamos de la posibilidad enviar comunicaciones por internet sin que sean ‘violadas’ es una anormalidad que debería indignar a todos y cada uno.

    La coartada de Yahoo, como lo es la de Google o Facebook, es incuestionable e impecable. Yo le proporciono el servicio de email (correo electrónico) gratis, pero obtengo los ingresos acumulando información sobre ustedes, los usuarios, que vendo en el mercado. Todo lo cual lo justifico diciendo que es para darles mejor servicio.

    Los usuarios necesitamos que existan canales en internet que nos permitan enviar comunicaciones sin que nadie nos espíe, nos controle, ni nos incluya en grupos ‘objetivo’.

    Porqué esos canales no existen? Las razones pueden ser múltiples. Tecnología nueva, difícil de entender. Los gobiernos están muy a gusto con ese caos, porque eso les permite tener conocimiento de todo lo que los ciudadanos dicen, hacen y donde se encuentran en cada momento, sin tener que dar explicaciones. De hecho son datos que tienen “todos”. Las grandes plataformas están forrándose con la venta de nuestros datos.

    2. Otro punto llamativo es que precisamente hoy se han dado cuenta que no nos habian informado bien. Han hecho modificaciones sobre la privacidad y la información sobre la privacidad que me piden que acepte antes de usar sus aplicaciones.

    Mi propuesta:

    Es claro que Yahoo, Google, Facebook son empresas que actúan en el mercado. Su modelo de negocio se basa en proporcionarme correo electrónico (email) y otras aplicaciones gratis, a cambio de toda mi privacidad. Esto no es admisible.

    Necesitamos que igual que Correos transporta las cartas, y su contenido es inviolable, existan canales en internet que transporten nuestros emails y demas información sin que tengamos que pagar renunciando a nuestra privacidad.

    Es necesario crear una organización como Correos pero en el ámbito electrónico que gestione emails y otras informaciones garantizando la absoluta privacidad de las mismas. Pienso que esa misión podía darse a Correos. Teniendo sentido un servicio postal electrónico con la privacidad asegurada a nivel europeo, un e-Post. Este debería ser objeto de un proyecto de alcance europeo. Básicamente consistiria en unos servidores de correo (protocolo SMTP) gestionados por ese e-Post paneuropeo, unos clientes a descargar por los ciudadanos, incluyendo encriptación (como hace whatsapp) en las transmisiones.

    Disculpen mi osadía con este comentario fuera del contexto del artículo.

    • Ud. puede contratar una cuenta de pago. Yo tengo una con un proveedor local, al que conozco personalmente. Me cobra 30€/año. Las cuentas de correos “gratis” no existen. Las dos que tenía en Yahoo las he abandonado. No por lo que Ud. comenta ahora, sino porque la selección de noticias en su página de inicio ofrecida por Firefox parecían escritas por la izquierda rádical, incluida las tesis ideológicas de los “calentólogos” más fanáticos.
      Antes existían más. Su proveedor de cable, le ofrece cuentas de correo, por las cuales ya paga. En lugar de usar las cuentas “gratis”.

  2. El marxismo+ el psicoanálisis+ la teoría relatividad = marxismo cultural = liberal socialdemocracia= partidocracia, la argolla yanqui en la colonia Uropa.
    Sí es relativo que Hiroshima y Nagasaki se reconstruyera y viva gente hoy. Cosas de la teoría relativa o quizá sea de la cuéntica o cuántica.
    Para no hacerse la picha un lío, 200 años después, con la democracia y los contrapesos, recomiendo Teoría Pura de la República del gran maestro García-Trevijano. Después de ver lo que hay detrás del decorado no hay marcha atrás. Cuando conoces la filosofía y ciencia política de García Trevijano, todo encaja y está claro y cristalino, ves el fraude y la mentira en la cuestión política, te quitas prejuicios ideológicos, ya no soportas ni una sola palabra del discurso falso de los medios de comunicación y el papanatismo de la clase política y todos sus lameculos, ves transparente el adoctrinamiento de las masas.

  3. “Esto no sirvió para avanzar hacia nuevas ideas sino solo para cuestionar las existentes, sumiendo a la sociedad en el desconcierto, pues cada concepto, cada definición hasta entonces inequívoca pasó a poder ser ambivalente, a significar una cosa y la contraria.”

    Este es el núcleo del problema, pero no empezó con Einstein, empezó bastante antes, con el fracaso de la Ilustración, empezó cuando los intelectuales se dieron cuenta de que la luz nunca podría iluminar las profundidades malignas del alma humana. Ya a finales del XVIII hay síntomas del desconcierto, el cual se generaliza gracias los medios de comunicación en el XIX. Recomiendo leer a Lichtenberg:
    https://www.psicoactiva.com/blog/las-mejores-frases-de-georg-christoph-lichtenberg/

  4. Un gran artículo.
    Creo que el gran don de la democracia es defender la libertad de los individuos y la igualdad de los colectivos. Porque de la desigualdad de los colectivos aparecen las aspiraciones totalitarias que roban la libertad a los individuos. E igualar a los individuos los robotiza, los sistematiza para ser mejor controlados por ese totalitarismo como pasa en los paises comunistas que aún se dan en el mundo.

  5. Hasta el octavo comentario, lo dicho por mi parte y al margen del interés que el esbozo, boceto, rough, de Benegas pueda tener: da para un ensayo de media docena de volúmenes de 500 páginas cada uno de ellos. Y no nos aclararíamos mucho más salvo que, además de Marx, en la ciencia social (ciencias sociales) en el origen compiten Keynes, Freud, Smith, Gramsci, Weber, Durkheim y resto de tropa que, efectivamente, la ¿civilización? ha asumido así, de modo muy evanescente en función del asunto concreto que se trate. La civilización depende de lo que la historia quiera interpretar de los hechos mucho tiempo después de transcurridos: “Las Cruzadas. Aquellas guerras civilizadoras favorecieron muy notablemente las relaciones políticas y comerciales entre los pueblos y reunieron al mundo occidental bajo el signo de un ideal.”
    THOMAS MANN

  6. Franco dejó la ley en manos de la iglesia, ley natural y procuró que la positiva fuese lo menos intrusiva posible priorizando el orden. Estos de la transición nos aturullan a leyes y reglamentos para convertir su aplicación en algo tan complejo que el resultado depende del judicial controlado por el ejecutivo. Es habitual ante una reclamación administrativa el silencio administrativo y obligar al caro contencioso de resultado incierto y posibilidad de venganza posterior.

  7. Buenos días Sr Benegas

    El problema de la teoría de la Relatividad de Einstein y de los que vinieron después, Schorodinger con su gato (que causaba tanta desazón a Einstein) y demás gentes, es que para saber mínimamente de que van hay que tener unos conocimientos sólidos de Física y Matemáticas.

    Y eso no está al alcance de todos.

    Antes no existía una división formal entre Ciencias y Letras. Excelentes científicos fueron además músicos, literatos, filósofos.. y viceversa.

    El problema vino cuando se formalizó, por incapacidad y pereza de los que se atrincheraban en las letras para tener un argumentario social que justificara su marxismo, posmarxismo, o simplemente una excusa para fumar porros y tirarse a sus alumnas/os y se tomó el rábano por las hojas inventándose lo del relativismo. Toda esa patulea de Levy Straus (el antropólogo) y similares.

    La bomba atómica no tuvo resultados relativos, y si no se lo creen que se lo pregunten a los japoneses.

    Porque seamos claros. La gente, el personal, el lanar.. en general no quiere ser libre, no quiere la Libertad. Ser libre tiene el peligroso reverso de que uno es responsable. La igualdad nos libera de esa “responsabilidad”.

    La igualdad, que todos seamos igual de esclavos, nos libera del dilema moral de la libertad.

    Y por cierto ese totalitarismo tendrá un rostro amable que le durará el tiempo suficiente durante el cual se sienta con el poder suficiente sobre una masa crítica (de tamaño suficiente, no que sea criticona) para imponerse después de manera menos simpática.

    Un cordial saludo

    • “Ser libre tiene el peligroso reverso de que uno es responsable. La igualdad nos libera de esa “responsabilidad”.La igualdad, que todos seamos igual de esclavos, nos libera del dilema moral de la libertad”
      No le falta razón, Pasmao. Ya la doctrina existencialista, que en su esencia era una pesada carga para el hombre y bien podría ser asumida por el político liberal, preconizaba que el hombre estaba condenado a ser libre e incidía en la necesaria ética de la responsabilidad individual en sus elecciones (el hombre es responsable de lo que hace y de lo que es) No se entiende la libertad sin esa responsabilidad individual. Si Sartre y Camus vivieran en el actual contexto político se darían a los demonios y no reconocerían la perversión que sus seguidores habían hecho del existencialismo inicial, tan garante de la libertad e individual personal.

      El tema es que, en el contexto histórico que nos ha tocado vivir, el carácter individual y social de la persona no se pueden disociar, porque todas las doctrinas democráticas del color que sean se asientan en teoría sobre una base de igualdad de derechos y obligaciones que garantizan las libertades individuales y colectivas; lo cual debería mantener en armonía y equilibrio la libertad y la igualdad, sin que ambos valores, en la práctica real, fueran contradictorios y contrapuestos. Lo que habría que preguntarse es quién está vulnerando esa base de igualdad de derechos y de qué lado está.

      • El problema apreciada Silvia es que Sartre era profundamente ateo, Camus algo menos, por lo que la carga del existencialismo se les hacía pesadísima.

        En el cristianismo uno con la fe, a través de los demás, no haciendose pajas mentales, uno puede econtrar una orientación que le de un sentido a esa existencia.

        el problema es que desde la religión del “Estao” inventándose preceptos que tengan ese mismo sentido, se ha intentado copiar al cristianismo pero mezclando al Cesar y a Dios en la ecuación, y claro la cosa no funciona. Aunque a algunos les funcione muy bien.

        ” porque todas las doctrinas democráticas del color que sean se asientan en teoría sobre una base de igualdad de derechos y obligaciones que garantizan las libertades individuales y colectivas; lo cual debería mantener en armonía y equilibrio la libertad y la igualdad, sin que ambos valores, en la práctica real, fueran contradictorios y contrapuestos. Lo que habría que preguntarse es quién está vulnerando esa base de igualdad de derechos y de qué lado está.”

        Eso falla porque los humanos somos falibles y no queremos reconocer nuestra falibilidad.

        La base de la igualdad se vulnera porque los hombres somos incapaces de ponderar situaciones que se han hecho para afrontarlas con el espairitu, o el alma, no con el mundo del Cesar.

        Ahora algunos quieren rehacerlo incorporando sofisticadas IA, pero no se dan cuenta de que estaremos en las mismas.

        un muy cordial saludo

        • Sartre era un completo ateo y también un completo idiota. Hace años vi un documental, el único y rodado sobre la pareja, que permitieron rodar a un amigo. Nunca vi primero a un par de individuo-individuo sin nada que decirse entre si. Parecían vivir juntos, pero cada uno estaba en “lo suyo”. El “filósofo” realmente desbarraba y ella no decía más que tonterías. Por cierto lo ví cuando existía “Documanía” en la plataforma de C+, antes de la digitalización.

  8. Mi enhorabuena, Javier. Maravilloso y riguroso artículo de pensamiento en favor de la libertad y de denuncia de la sacralización de “la igualdad”, tan socialista ella y en su nombre tan legitimadora de los grandes genocidios del siglo XX….y de los crímenes del “socialismo del siglo XXI” que no han hecho más que empezar.

  9. Desde el inicio de la civilización el mundo científico ha transferido conceptos teóricos al pensamiento político y social, lo sepa o ignore Paul Johnson. Y desde la antigua Grecia y su PHYSIS médica, el estado natural o correcto o saludable al estado justo y el equilibrio pasando por la Francia de la ilustración hasta el absoluto exceso contemporáneo denunciado por Sokal, es tema viejo.

    En cualquier caso, la física cuántica y la teoría del caos parece algo más efectiva que la relatividad en esa tradicional ósmosis…si el Universo no es incontingente, no hay destino, las Moiras no pintan nada, y el materialismo histórico y su pretensión holística menos. La idea del progreso, de avance, se desdibuja y la peña, sin mapas, se dedica al hedonismo, al aquí y ahora.

    En realidad la trasformación de la psique occidental es con seguridad la mayor revolución que estamos viviendo desde los griegos. Todo un cambio de paradigma. De civilización.

    • Tal vez POPPER fue de los más atentos al dilema que se planteaba y de ahí su esfuerzo por disociar PROGRESO de HISTORICISMO. Un anti marxista que trató de evitar que la idea fuerza de progreso no se fuera por la taza del water arrastrada por una de las grandes teorías historicistas, el marxismo.

      • Estimado Derondat, el gran mérito de Marx no fue idear una gran teoría historicista, fue lograr que la civilización asumiera que había emergido una nueva ciencia, la Ciencia Social. después vino todo lo demás. Y lo que aún queda por venir. Ese, que pocos apuntan, fue el “gran hallazgo” de Marx que cambiaría el mundo civilizado.

        Un cordial saludo.

        • Sí, estimado Benegas. Esa era su pretensión, un cuerpo teórico que pudiera entender el cambio histórico y anticiparse al mismo descubriendo sus reglas y arcanos desde el punto de vista economicista que él consideraba la fuerza fundamental del progreso, como Darwin estableció en su selección natural la competencia entre las especies de motor de la vida.

          Y como todos los visionarios fracasa cuando trata de vaticinar el final del capitalismo.

          Pero ahí queda su vulgata…de herencia envenenada (sin menoscabo de algunos hallazgos brillantes)

          Por cierto, siempre que aparece Marx no puedo evitar el recuerdo a Huerta de Soto que tan brillantemente deja en evidencia con los escolasticos de la Escuela de Salamanca de espadones y puntilla (o Escuela española de Economía a decir en su tesis Angel Fernandez) la teoria de la plusvalía y su toxicidad originada en los errores de Adam Smith.

          saludos

        • Javier, no creo que se deba responsabilizar a la Ciencia Social en abstracto de transformar y dejar en el “mundo civilizado” su herencia envenenada. Por norma, los principios demasiado teóricos, abstractos o generales que tratan de explicar los fenómenos históricos, políticos y sociales, fracasan estrepitosamente para definir las acciones concretas que conducen a esa supuesta involución o falta de libertad en el mundo civilizado. La mayoría de disciplinas académicas que acumulan e integran un conjunto de saberes; al igual que el conjunto de doctrinas económicas sociales o políticas que se conocen en la actualidad, no son buenas ni malas por sí mismas, hasta que alguien concreto hace uso o abuso de ellas y las pone en práctica. Me sorprende que un defensor de la libertad y de la responsabilidad individual trate de colectivizar la “culpa” en un ente abstracto como la “Ciencia Social” o en ese marxismo trasnochado que tan poca aplicación práctica tiene en nuestro contexto histórico político y social.

  10. Me parece que Benegas nos trae hoy un borrador, una aproximación a conceptos sobre hechos innegables que caracterizan nuestra sociedad hoy. Da para un ensayo de media docena de volúmenes de 500 páginas cada uno de ellos.
    Yo no ento en lo de la Universidad por tres razones: no es el asunto aquí traído, “mi/mis” universidades (facultades) eran las de los años finales de los ’60 y primeros ’70 y además he llegado a la conclusión, seguro que como Petra, de que hoy hay Universidades y universidades y la UJCP se escribe con minúscula sin ningún género de dudas.
    De Benegas: “la libertad es el único valor capaz de frenar al totalitarismo de rostro amable”. Y, añado yo, de crear riqueza y progreso humano.

  11. sr. Blanco (no he visto su artículo):

    ¿Qué piensa usted de todo el affaire Universidad, como lo ha denominado Rivera?

    Usted que conoce la Universidad de primera mano, podría darnos sus impresiones, puesto que ya es Titular y no está supeditado a los controles de un jefe.