Hacia principios del año 2018 y con la misión de enfrentar un flagelo que afecta al 13,7% de la población británica, la Primer Ministro, Theresa May, decidió crear el Ministerio de la Soledad. Si hubiese sucedido en Venezuela habría programas enteros, publicaciones y memes varias burlándose de las ocurrencias del socialismo del siglo XXI, pero sucedió en el primer mundo.

Y si de primer mundo hablamos qué mejor que hacer referencia a los países nórdicos, aquellos que siempre aparecen como sinónimos de progreso y modernidad. Los nórdicos, o al menos eso nos cuentan las moralinas decadentistas que espasmódicamente nos quieren recordar que siempre se vive mejor lejos de nuestra tierra, tienen el Estado de Bienestar perfecto, igualdad de género, la mejor educación guiada por principios liberales, un sistema de protección de la salud admirable, y, por si esto fuera poco, para colmo, son de los más felices de la tierra.

Y no tienen la felicidad sudamericana, que es siempre presentada como una felicidad “natural” e “irracional” propia de quien gusta más de la playa que del trabajo. Los nórdicos no. Los nórdicos tienen la felicidad seria, la felicidad comprometida con los valores occidentales de la modernidad. Es que los nórdicos no son populistas. Los nórdicos son progresistas.

Sin embargo, según la OCDE, Islandia lidera el ranking de consumo de antidepresivos por habitante, doblando el porcentaje de, por ejemplo, España que, por cierto, se encuentra entre los primeros diez países con mayor consumo. El único país latinoamericano que aparece en el top 30 es Chile.

En cuanto a Finlandia, aparece entre los primeros países en lo que a igualdad de género respecta pero, al mismo tiempo, la tasa de violencia de género es de las más altas del mundo. Asimismo el consumo de alcohol es sorprendentemente alto y hay estadísticas que afirman que el 14% de las muertes de los finlandeses se debe a problemáticas derivadas del consumo de alcohol.

Noruega, por su parte, considerado el país más desarrollado del planeta, ocupa el tercer lugar de Europa en lo que a muertes por sobredosis respecta y, en Dinamarca, cada vez son más frecuentes las agresiones a inmigrantes condenados a vivir en guetos, tal como sucede en Suecia, donde según el documental “La teoría sueca del amor”, de Erik Gandini, los inmigrantes tardan un promedio de siete años en ser integrados y conseguir un trabajo estable y formal.

La teoría sueca del amor

Si bien, naturalmente, existen múltiples variables para comprender estos fenómenos y hay quienes dicen que las particularidades del clima juegan un papel relevante, “La teoría sueca del amor” avanza sobre una hipótesis interesante que podría ampliarse al universo de los países nórdicos. Y es que contrariamente a lo que se suele suponer, lo que sobresale en este tipo de sociedades es su extremo individualismo, su renuncia a la interdependencia y su apuesta por una autosuficiencia entendida siempre de manera egoísta y nunca como parte de una comunidad.

Desde el punto de vista del documental que viera la luz en el año 2015, el punto de inflexión hacia este tipo de cultura se dio a partir de 1972, año en que, impulsado desde el mismísimo Estado, se avanzó en la línea del manifiesto socialista titulado “La familia del futuro”. Allí, en nombre del valor de la independencia, se llamaba a una liberación en favor del individuo, una emancipación de las relaciones interpersonales.

El nuevo modelo de familia presuntamente socialista llamaba a liberarnos de los vínculos entre los humanos para vincularnos directamente con el Estado

Que las mujeres se liberen de los varones, que los ancianos se liberen de los hijos y que los adolescentes de liberen de sus padres. Toda vinculación pareció entenderse como dependencia y el nuevo modelo de familia presuntamente socialista llamaba a desvincularnos entre los humanos para vincularnos directamente con el Estado.

En este sentido, no casualmente el documental comienza reflejando el éxito de un banco de esperma que permite la inseminación artificial a domicilio. Cualquier mujer, a través de internet, puede comprar su dosis de esperma, pagar el costo del envío hasta la puerta de la casa, abrir la caja, llenar la jeringa, recostarse e inseminarse. Así una mujer autónoma puede tener un hijo sin tener contacto alguno con un varón: simplemente elige entre los varones que se van a masturbar al banco de esperma y dejan su biografía en Internet para ser más “seleccionables”. Un paso más hacia el “Hágalo usted mismo”.

El imparable avance de la soledad

Mientras desarrolla el caso del banco de esperma, el documental deja ver un dato escalofriante: casi la mitad de los suecos viven solos y el 25% de los ancianos mueren viviendo solos. La problemática es tal que existe una dependencia del Estado encargada exclusivamente de estos casos ya que constantemente se reportan muertes de ancianos que son encontrados tras varios días en sus propios departamentos gracias al llamado que hacen los vecinos, incómodos por el olor nauseabundo que se siente en los pasillos de los edificios.

Casi la mitad de los suecos viven solos y el 25% de los ancianos mueren viviendo solos

Un ejemplo bastante particular fue el de un hombre de buena posición económica cuyo cadáver fue encontrado en su apartamento dos años después. Nadie reclamó ni siquiera la herencia y nadie notó que había muerto porque pagaba sus servicios a través del débito automático. Es que más que su carácter humano, lo que importaba era que fuese un cliente cumplidor, incluso después de muerto. Pero lo cierto es que ante estos casos, la dependencia del Estado trata de hallar algún familiar y cuando esto no es posible, las pertenencias del difunto quedan, naturalmente, en manos del Estado.

Tampoco quisiera pasar por alto otro elemento que puede resultar curioso pero se da en el mismo marco: todas las semanas grupos de voluntarios se reúnen para buscar gente que se haya perdido en los barrios o en los bosques sin que nadie las reclame. Sí, pasa en Suecia: el ejemplo de Estado de Bienestar y modernidad progresista donde para cualquier vínculo pareciera que hace falta la intervención del Estado.

Pese a las penurias, los etíopes nunca se sienten solos como sí se siente la mayoría de los suecos

Con todo, hacia el final, el documental viaja a Etiopía, el lugar del mapa donde se predican los valores exactamente contrarios a los de Suecia y donde un médico sueco decide instalarse para atender en una precaria construcción que pretende hacer las veces de hospital y en el que todo escasea. El médico utiliza hierros de bicicletas, o aquel plástico que permite organizar los cables, para sujetar un hueso fracturado; atiende pacientes que llegan con flechas que les atraviesan el cuerpo, y salva a una niña con el paladar deformado por un cáncer de lengua. Desde allí señala que pese a todas estas penurias, los hombres y mujeres de Etiopía nunca se sienten solos como sí se siente la mayoría de los suecos.

Zigmunt Bauman: Es falso que la felicidad signifique una vida sin problemas; la vida feliz significa superar los problemas, resolver las dificultades

Si bien podemos obviar este gesto romántico y demagogo del documental, resulta interesante el final, aquel en el que se recurre a una breve reflexión del sociólogo polaco recientemente fallecido Zigmunt Bauman. Allí indica: “Es falso que la felicidad signifique una vida sin problemas. La vida feliz significa superar los problemas, luchar contra los problemas, resolver las dificultades (…) Una cosa que no tienes…una cosa que no se puede proporcionar por el Estado o por la políticas dirigidas es estar entre otras personas. Estar con otras personas. Ser uno en compañía (…) Las personas entrenadas para ser independientes están perdiendo su capacidad para negociar la convivencia con otras personas. (…) La vida online está en gran medida libre de riesgos, de los riesgos de la vida… ¡Es tan fácil hacer amigos de Internet! Nunca estás sintiendo realmente tu soledad (…) Cuando no estás conectado lo que ves es realmente la diversidad de la raza humana (…) Tendrás que enfrentarte a la necesidad de dialogar (…) y cuando se inicia un diálogo nunca se sabe cómo va a terminar (…) Cuanto más independiente seas, menos eres capaz de detener tu independencia para reemplazarla por una agradable interdependencia. Así que al final de la independencia no está la felicidad. Al final de la independencia hay vacío de vida, una pérdida de sentido de la vida y un aburrimiento inimaginable”.

Bauman: al final de la independencia no está la felicidad sino vacío, una pérdida de sentido de la vida y un aburrimiento inimaginable

La sociedad sueca actual, aquella constituida sobre la base de una combinación entre individualismo extremo y Estado de Bienestar, evidentemente ha resuelto una gran cantidad de dificultades que sociedades con otros paradigmas no han podido resolver aún. Pero cada vez que quieran exponernos su ejemplo como modelo a seguir, bien cabe, al menos, alguna advertencia.

Foto Mari Lezhava


Si este artículo le ha parecido un contenido de calidad, puede ayudarnos a seguir trabajando para ofrecerle más y mejores piezas convirtiéndose en suscriptor voluntario de Disidentia haciendo clic en este banner:

 

 

 

 

 

27 COMENTARIOS

  1. Los países nórdicos serían un orgullo para Mussolini que dijo aquello de: “El pueblo es el cuerpo del Estado, y el Estado es el espíritu del pueblo. En la doctrina fascista, el pueblo es el Estado y el Estado es el pueblo. Todo en el Estado, nada contra el Estado, nada fuera del Estado.”

    Prácticamente lo que han hecho todos los Estados del Bienestar es sustituir a Dios y la Familia por el Estado, para así crear una sociedad totalmente dependiente de la burocracia y la política, lo cual tarde o temprano acabaremos pagando con un salvaje totalitarismo, ya sea de corte socialista como el venezolano o nacionalista como el que estamos viendo en Cataluña, ambos producto de la maravillosa socialdemocracia y su aberrante e inmoral redistribución de lo ajeno que le otorga al poder político mucho control social a base de comprar lealtades.

    Ya verán como en Suecia con esto del fracasado multiculturalismo acabará gobernando un extremismo identitario y nacionalista que aprovechará muy bien la estructura del Estado del Bienestar para montar su totalitarismo, así que las desgracias que les pase a las sociedades del bienestar se lo tendrán muy merecidas por creer ingenuamente en el Estado.

    • Excelente reflexión, a la que solamente puntualizaría que el Estado Totalitario está ya vigente en toda Europa, transfigurado como Estado benefactor y emancipador, que al actuar mediante la burocracia y la legislación, como en los países nórdicos. parece ser diferente de los experimentos nacionalsocialista o bolchevique. Pero su ideal es el mismo, bajo la forma de un totalitarismo liberal, que impone la “virtud” mediante la política, proclamando lo que hay que pensar, lo correcto, cómo hay que vivir, comer, etc,

  2. Ningún individuo es completamente libre. Una sociedad Libertaria debe buscar la plena libertad individual. Yo no dudo que usted en Suecia puede elegir entre varias opciones, nadie le pone una pistola. Pero lo que yo le quiero dar a entender, es que esos maravillosos servicios públicos que usted disfruta, pueden ser maravillosos, pero a cambio usted le regala su vida a ese Gran Hermano, que es el Estado. Yo, como Libertario, lucho contra eso. Quiero servicios de calidad, pero prestados por la sociedad civil, y con un Estado Mínimo que sea un mero árbitro. Por eso, querido amigo, los Países Nórdicos, no son ningún ejemplo a imitar. Su social-liberalismo és tan castrador como el que sufrimos en la Europa mediterránea. Pero evidentemente la derecha e izquierda caviar, nos lo ha vendido como el sumun de la modernidad.

    • “Quiero servicios de calidad, pero prestados por la sociedad civil, y con un Estado Mínimo que sea un mero árbitro”
      Y yo, imagínese, sólo quiero una bicicleta y lo que tengo que currar, marre mía.
      De utopías, está el mundo lleno. La gracia del social liberalismo es que existe, es bastante bueno y si se esfuerza uno, incluso se podría mejorar. Suecia no tiene un estado especialmente grande ni excesivamente burocratizado. Si lo comparamos con estados más liberales, aguanta muy bien el pulso. No es ninguna panacea, pero ha creado alternativas viables e interesantes que deben ser confrontadas con alternativas prácticas, no teóricas. Para vivir como usted desea basta la desobediencia civil y mucho carácter. Ánimo

  3. Respecto al artículo en si les dejo este lin a una reflexión de Chesterton, conocido activista de “izquierdas”

    http://pcs-pcs.blogspot.com/2012/06/tres-enemigos-de-la-familia.html

    Y si se echan vistazos por otros de ese mismo blog verán que la actitud de ese capitalismo de principios del XX se parece mucho con el globalismo del NOM que nos dicta esa nueva moralidad en la que Suecia es una avanzadilla.

    un cordial saludo

  4. Estoy totalmente de acuerdo, es curioso como nos ponen como ejemplo siempre sociedades sumisas al Estado, sociedades que han dejado su Libertad individual (de pensamiento, palabra y obra) en manos de DIOS Estado al que hay que acogerse en toda situación y solucionará todas nuestras penas. Sociedades enfermas, por mucho que guste al SOCIALISMO, que al fin es la doctrina del CONTROL estatal del individuo.

    Entiendo que para algunos es cómodo, para muchos, y más cómodo aún para los que gobiernan y manipulan para sus intereses. La civilización, en sentido real de desarrollo del pensamiento individual no solo “políticamente correcto”, nunca se desarrollará en sociedades sumisas. Olvidaos de Alemania y países nórdicos como ejemplo de nada, al fin, a la orden de su dios, igual desfilan al paso de la oca como lo contrario, y como lemmings no osarán en lanzarse por un precipicio si lo dice su dios.

  5. Buenos días, señor Palma.
    Lo dice usted, “Si bien podemos obviar este gesto romántico y demagogo del documental”, pues, entonces podremos hacerlo también con su artículo.
    La gran diferencia que veo, y que usted obvia, es que en esos horribles países nórdicos, si la persona quiere, puede crear una familia tradicional, puede crear una red de amigos y grupos de apoyo. En Etiopía, no pueden vivir, literalmente, sin el apoyo mutuo. No es una opción.
    Es una aberración característica del liberalismo conservador. Libertad, sí, pero sólo como yo la quiero.
    El aserto, el hambre agudiza el ingenio, no creo que sea muy liberal aplicarlo sin garantizar previamente que sea una opción. Obligar a pasar hambre para que la gente lo aprenda sólo se le ocurre a alguien con la panza llena o con cierto viso sádico.
    En general, podría asegurarse que en la mayor parte del mundo subdesarrollado existen muchas menos personas deprimidas. Comparativamente, sin tener datos para asegurarlo, imagino que el número de suicidios en los campos de exterminio es menor que en cualquier país desarrollado. ¿Conclusión?
    El individualismo, le recuerdo, es fundacional en el liberalismo, no en el socialismo.
    Tenga su familia y sus amigos, que usted puede. Trabaje, coma, cuide de los suyos y de si mismo, que usted puede. Mire hacia Etiopía con romántica mirada, que usted puede. Y quéjese de lo que le de la gana, que usted puede.

    • Es cierto lo que dice cucurruqui, en Suecia y en Occidente podemos formar familias tradicionales, es verdad, nadie lo impide coactivamente, pero el sistema por llamarlo de alguna manera no lo pone fácil y lo penaliza incluso fiscalmente. Las medidas en contra de la familia tradicional son numerosas y el proyecto de sociedad basado en individuos aislados y desarraigados que solo se relacionan a través de la producción y el consumo es radicalmente contrario a esas familias. El aumento de la soledad en las naciones occidentales es un hecho demostrable, miles de seres humanos viven solos rodeados de millones de personas, y eso es un problema. El hombre no puede vivir solo, está hecho para relacionarse con los demás, unirse a otros, y no meramente mediante contratos privados o redes sociales. El hombre es comunitario por naturaleza, la soledad es antinatural, el hombre necesita a los demás, no para anular su personalidad en una masa anónima colectiva, sino para realizarse plenamente.

      • Que el sistema “no lo pone fácil”????
        Yo vivo en suecia y soy afortunado de tener una “familia tradicional”. Me puedes puntualizar en que sentido el sistema “no me lo pone fácil”? Porque hasta donde yo sé mis hijos tienen guardería de gran calidad subvencionada, no tienen que pagar transporte público, tengo bajas de paternindad subvencionadas hasta que mis hijos tengan 8 años y son las más generosas del mundo…. Si hasta los niños no tienen que hacer cola a la hora de ir al médico…..
        Este comentario y el artículo de nuevo vuelve a demostrar el profundo desconocimiento de Suecia y los paises nórdicos en general. Paises que topan normalemente (ahora ha bajado que desgraciadamente han vuelto los socialdemocratas) los índices de libertad económica (ya me dirás cuanto “socialismo”) o donde las empresas pagan unos impuestos que llegan a ser hasta la mitad de otros paises europeos….

        • No me refería exclusivamente a Suecia, estoy hablando de la generalidad de occidente. Medidas como el aborto como herramienta de control de la natalidad y método anticonceptivo, promoción de la ideología de género, facilidades para el divorcio (no se en Suecia pero en España el matrimonio concebido como contrato es más fácil de romper que cualquier relación mercantil), pérdida de la autoridad de los padres sobre los hijos, impuestos sobre sucesiones (desconozco como es en Suecia pero en España es confiscatorio y anima a no formar patrimonios familiares), minusvaloración sistemática del papel de la mujer como madre denigrando a la que elige esta opción, fomento del hedonismo como único referente en la vida etc etc…a eso me refiero, y no se sienta ofendido en su amor patrio, el problema afecta a todo occidente no solo a Suecia. Por cierto ¿los espeluznantes datos sobre la soledad y sus consecuencias en Suecia que se recogen en el artículo, son reales?

          • 1) O sea, ¿que lo ideal para tí sería que el individuo no gozase de libertades individuales? El aborto, el método anticonceptivo, el divorcio etc…. Son, básicamente, opciones que el individuo es capaz (y debería ser libre) de tomar. Obligar a lo contrario sí que es totalitario.
            2) Luego, tus argumentos sobre la “imposición de la ideología de género”, “minusvaloración del papel de la mujer”, “fomento del hedonismo” o “pérdida de autoridad de los padres sobre los hijos” son un poco cogidos por los pelos. Ya le digo que yo no estoy de acuerdo con la mayoría de esas cosas (tengo una familia más o menos “tradicional”) y desde luego que tengo autoridad sobre mis hijos y no me siento discriminado en ningún momento por nadie ni el estado otorga ayudas basándose en preceptos ideológicos. Al que me parece que le gustaría imponer su visión sobre como cada uno debería llevar sus asuntos privados, individuales y libres es a tí.
            3) Impuesto de sucesiones, en Suecia es 0% como en muchas comunidades autónomas en España (en Islas Baleares es 1% a partir de 12.000€)
            4) Sí, son ciertos, pero como bien apunta @cucurruqui en el primer comentario son fruto de un país rico donde las libertades individuales están mucho más reforzadas que en otros paises donde la “familia tradicional” es la única opción para asegurar la supervivencia.

          • El PIB per cápita casi dobla el de España. Menos de más es más,…
            Hay una imagen interesante sobre Europa: “Purchasing power Europe 2017”.

          • Dos cosas;
            – el sistema aquí está formado bajo el precepto ampliamente aceptado (por todos los partidos políticos menos los comunistas) en que la libertad de empresa es la base del crecimiento económico.
            – por lo tanto, para que exista riqueza las empresas deben generarla (por lo que se les otorga libertad).
            Cualquiera puede ver que el estado gana más dinero aplicando un 10% sobre 100.000 que 50% sobre 10.000.

          • Parece que en Suecia hay uno contento porque lo tiene todo subsidiado. Ahí está el quid de la cuestión, tan bien analizada por el columnista: vincularnos directamente con el Estado y anular toda la dependencia y sentido de ayuda entre los humanos. La felicidad total, el mejor de los mundos para algunos.

          • Las empresas suecas son especistas en “pifiarla” fuera y “repartir” dentro.

            Tanto las suecas cómo las nórdicas en general, incluya las canadienses..

            Recuerde el caso BOLIDEN/Aznalcollar. Si eso les hubiese ocurrido ahí tiembla el misterio. Eso si, gran parte de los beneficios que lograron con la mima de Aznalcollar acabaron en Suecia, en manos de los suecos, ergo el gobierno sueco les defiende.

            Por eso el gobierno sueco les defiende. Lo mismo pasa con las mineras canadienses, etc bien conocidas porque allí por donde pasan (fuera de Canadá) dejan un imborrable recuerdo.

            un cordial saludo

          • Hay que viajar con los ojos abiertos y no creerse todo lo que uno lee.
            El contra panegírico que ha escrito el autor peca de lugares comunes a cascoporro.
            En España, es cierto, vivimos muy bien, pero a pesar de los Reyes Católicos y nuestro imperio, no es demasiado razonable venirnos acríticamente arriba. En otros países también se vive muy bien y, en muchos aspectos mejor. Un ciudadano sueco a bastado para derribar la sarta de tópicos autocomplacientes del artículo, no hace falta más, igual que no haría falta más que la intervención de cualquier ciudadano español para tumbar el argumento de que en España somos toreros, bandoleros y apasionados, aunque fuese Paquirrín el susodicho

        • Overmik.
          Unas simples aclaraciones.
          El aborto consiste básicamente en eliminar a un ser humano ( si el feto no es humano agradecería que me explicasen que es y en qué momento se transforma lo que sea en humano). Por lo tanto configurar el aborto como una opción individual, un derecho, es una aberración.
          Método anticonceptivos. Me he referido al aborto como método anticonceptivo, no estoy hablando de prohibir los condones.
          Divorcio. A lo que me refiero es que el Estado hace todo lo posible por facilitar los divorcios. Desconozco como es en Suecia pero en España es más fácil romper una familia que cambiarse de compañía de teléfono. Yo no digo que lo prohíban pero tampoco alentarlo de la manera en que lo hacen los estados modernos.
          La imposición de la ideología de genero es una obviedad. No se en Suecia pero en España hay ya leyes que imponen multas a quien no comulga con dicha ideología y se atreve a expresarlo y se obliga a los centros públicos y concertados a impartir la ideología a los alumnos.
          En cualquier caso no estamos debatiendo sobre tu situación personal y familiar sino sobre modelos de sociedad y sus consecuencias
          Por último, no supongas tanto sobre las malvadas intenciones liberticidas de los demás, especialmente de los que no están de acuerdo contigo, porque se puede volver en contra tuya. Hay un refrán español que seguro que conoces que dice “cree el ladrón que todos son de su condición”, lo digo por la facilidad con que acusas a los demás de totalitarios. No se en Suecia pero en España estamos acostumbrados a estos descalificativos dirigidos hacia el discrepante
          Un saludo majo

          • El aborto consiste en la interrupción del embarazo. Entendido como aberración, debería usted confrontarlo con otras del mismo nivel: la manutención de la criatura y garantizar una vida digna, la salud de la madre, evitar padecer una enfermedad sin tratamiento o curación, etc. No se aborta por capricho y no es un método anticonceptivo, como tampoco es un deporte o una diversión.
            El divorcio debe ser fácil. Un matrimonio no es una familia, no lo confunda. También podría poner el acento en que casarse es muy fácil, no?
            Usa el término comulgar en su estricto sentido, por lo que veo. Adoctrinar, bajo mi punto de vista, es imponer una única visión de la realidad, incluso por encima de ésta. En los colegios intentan explicar que las personas no eligen su condición sexual y, por tanto, no debemos hacer escarnio de ello. Eso no es adoctrinar. Adoctrinar es decirle a las criaturas que su creador se pone triste cuando se comportan como sienten sin hacer daño a nadie. Lamentablemente, eso no se multa, a pesar de su afirmación al respecto.
            Es paradójico el uso tan extendido entre ladrones del famoso refrán evildoers always think the worst of others

          • Cucurruqui. Sí interrupción del embarazo, conozco la neolengua…pero ¿se interrumpe el qué? Es una cuestión importante creo yo. Porque claro a lo mejor yo puedo interrumpir la continuidad espacio temporal de mi vecino molesto o interrumpir la posesión de su dinero al vecino del cuarto. Todo son interrupciones. Es curioso resulta que si alguien se opone al aborto es porque no tiene en cuenta cuestiones como la manutención del niño no interrumpido !qué malvado y cruel debo ser! ¿Es usted siempre el mismo o son varios? Porque unos días da gusto debatir con usted aunque no comparta sus opiniones y otros días adopta el rol de charlatán de feria. Y ahora le toca la feria. Pero entiendo que defiende que hay cosas que.no son dignas de ser vividas….Bueno.comp he sido acusado de fascista por usted, creo recordar que en la clases que recibí en la fascioescuela sección aria me contaron algo similar. Era la clase de eugenesia creo recordar. El aborto como anticonceptivo es una intención declarada de la ONU no es un invento mío. Efectivamente no se aborta por gusto ni por capricho por lo tanto me parece terrible catalogarlo como derecho y como una conquista de la mujer. Por último y en relación con la ideología de género hay que reconocer que han conseguido vender su producto muy bien, venden algo que no es..En cualquier caso si no le importa a usted a las bien subvencionadas asociaciones LGTBXZ y demás y al estado ya enseño yo a mis hijos a respetar a los demás, no se molesten de verdad, con que les enseñen matemáticas es suficiente. Gracias

          • Quería decir vidas, no cosas, vidas que no son dignas de ser vividas. Pero esta aclaración me da la oportunidad de extenderme un poquito sobre el poderoso argumento proaborto de la falta de manutención infantil. Por un lado es un reconocimiento de que lo que se interrumpe es un ser humano que un momento dado necesitará ser alimentado y cuya carencia futura de alimento justificaría la terrible decisión de interrumpirlo. Claro si esto fuese así es de suponer que según se vaya garantizando la manutención infantil, el aborto debería disminuir y dejar de ser considerado como un remedio excepcional para paliar un mal mayor ¡para qué nacer si no te voy a poder dar de comer! evitemos ese sufrimiento innecesario….o no vas a poder llevar una vida digna…oiga que mi vida es digna sea cuales seas sus condiciones…no, no, amigp hay vidas dignas y otras indignas ¿no lo sabías? ¿y quién decide eso? ¿quien decide eso? Quie tontería una comisión formada por expertos de reconocido prestigio adscritas al Ministerio correspondiente. Volviendo a la manduca de los infates, es lógico pensar que en los países del llamado primer mundo el aborto, perdón la interrupción del emberazo debería disminuir…pero no es así, aumenta y además ampliamos las opciones, la manduca es para los pobres, para que hasta un determinado momento mágico sea libre….porque alguien nos tendrá que explicar porque a los 4,5 meses sí se puede interrumpir y algunas semanas después no….En fin tema interesante que nos han traido las suecas y los suecos…En cualquier caso he echado de menos lo de las niñas ricas de derechas y de misa diaría yendo a abortar a Londres …eso hubiese sido genial

          • Buenos días, Brigante.
            Expréselo como guste pero entienda que efectivamente regulamos el espacio tiempo de su vecino molesto y de su dinero. Regulamos vida y muerte. Hasta donde conozco la Iglesia Católica no se opone frontalmente a que existan personas que se entrenen para matar y morir en defensa de su patria, tampoco lo hace el gobierno y supongo que usted tampoco. Así que entiendo que es usted capaz de utilizar una balanza ética.
            Le vuelvo a repetir, la defensa del aborto como opción ante situaciones límite, no necesita evitar la existencia de un alma en el feto, le basta con confrontar y decidir entre dos opciones de semejante hondura moral. La falta de regulación en este tipo de situaciones suele producir alternativas aberrantes que no son dignas de ser defendidas. Si no atendemos a nuestros problemas y miramos para otro lado no van a dejar de existir.
            Dice usted que los abortos aumentan. Lo desconozco, no tengo datos. También le digo que cuando no hay regulación, no hay datos y suele ser difícil realizar una comparación digna de tal nombre.
            Dice usted,¿por qué a los tantos meses se puede y luego ya no? . Pues, hombre, porque se necesita establecer un margen de compromiso entre la seguridad de la vida de la madre, su impacto psicológico, el desarrollo del feto y la viabilidad médica. Ninguna mujer que haya sufrido un aborto espontáneo creo que consideré lo mismo que sea una pérdida en las primeras tres semanas que lo sea en la novena.
            Y no se enfade conmigo, comparto con usted una alta estima por la vida, incluso la humana.

  6. A estas horas ya no estoy para muchos razonamientos, pero he leído el artículo y la gente está zumbada.
    No lo digo por el articulista, ni mucho menos sino por esos especímenes.

    Habrá que ver lo bueno de todo esto y es que estoy segura que como las relaciones sexuales entre hombres y mujeres a este paso serán escasas, la ventaja es que sólo se tendrán entre los mejores de la especie. El resto son tan profilácticos, tan insípidos y como entre el mismo sexo hijos propios no pueden tener los pocos niños que nazcan serán de pura raza, el resto irá desapareciendo

    No hay mal que por bien no venga. Pura selección natural.

    A más calidad tocamos.

    • “la ventaja es que sólo se tendrán entre los mejores de la especie”
      La “evolución” humana hace tiempo que es cultural, decenas de miles de años. Por lo cual, una cultura reemplaza otra, no necesariamente mejor en el sentido moral o tecnológico (base de lo militar).
      El Ser Humano vive y existe en la cultura de sus antepasados (justamente de ahí viene cultura, del ritual hacia los muertos).