El síndrome de la rana hervida recoge su analogía del libro “La rana que no sabía que estaba hervida… y otras lecciones de vida” del escritor Olivier Clerc. Piensen en una cazuela llena de agua, en cuyo interior nada plácidamente una rana. La cazuela se calienta a fuego lento, al rato el agua está tibia y a la rana le parece agradable mientras sigue nadando. El agua empieza a subir de temperatura y aunque a la rana ya no le agrada, aguanta, no se inquieta, el calorcillo le provoca cansancio y somnolencia. Sube la temperatura y ya está muy caliente, y es desagradable, pero la rana se encuentra sin fuerzas y se conforma. Si en lugar de esto, la hubiésemos sumergido en un recipiente de golpe con cincuenta grados, habría reaccionado con rapidez saltando del agua.

Son muchas las lecturas que admite esta historia, el deterioro  en sus múltiples aspectos es con frecuencia muy lento y siempre progresivo, y con mucha frecuencia no provoca reacción. Somos capaces de aguantar más y más, y son cientos las excusas. La comodidad, el confort mental, el miedo y el desconocimiento hacen su función. Si este deterioro forma parte del ambiente que respiramos, como ocurre en el ecosistema informativo, la desinformación y la mentira se naturalizan, se convierte en una situación permanente y normalizada.

N. Postman atribuye a la invención del telégrafo el motivo principal del acelerado cambio en la historia de la información

N. Postman atribuye a la invención del telégrafo el motivo principal del acelerado cambio en la historia de la información. Antes de que apareciera este artefacto la información se desplazaba a la velocidad del tren, aproximadamente 56 kilómetros por hora. “El telégrafo  eliminó el espacio como inevitable molestia.. suscitó por primera vez la idea de la información liberada de contexto… convirtió la información en una mercancía”.

Estas ideas fueron escritas a mediados de los noventa, pero anuncian el panorama mediático e informacional que llegará con el asentamiento de la Red. El espacio dejó de ser un límite, la información transita en la ubicuidad en un interminable directo, que es un festivo presente. Una información que vale porque llega antes, no porque tenga valor, rigor o esté contrastada.

En estas dos últimas décadas observamos como la industria audiovisual se retroalimenta sin parar con un macrogénero, el infoentretenimiento, que utiliza los hechos como modo de entretenimiento, el formato y el estilo prevalece sobre el contenido. Debates políticos, turismo, deportes, cultura son transmitidos a la audiencia provocando sensaciones, evitando el foco del análisis y priorizando el espectáculo. Las emociones se convierten en valor-noticia, la información se vende a los públicos en dosis planificadas de sentimentalismo.

En la comunicación política el contenido pasa por la batidora del show, con un presidente que viaja en avión con gafas de sol

Los semáforos de medición de audiencia en tiempo real tienen que estar en verde, es el color del impacto emocional. Espectáculo travestido de información. En la comunicación política el contenido pasa por la batidora del show, con un presidente que viaja en avión con gafas de sol, o unos representantes políticos que desfilan por los platós vendiendo sus pequeñas dosis de intimidad. Los talent-show, los talk-shows, magazines, entrevistas entretenidas, muestran la vida privada a cambio de intención de voto. Una vez más la información convertida en mercancía, la información como anfiteatro del entretenimiento.

El estudio “The Visual Impact of Gossip” de Eric Anderson, publicado en la revista Science, ya ha demostrado que el cerebro tiene sus preferencias, que concede más atención a lo que es negativo, que a lo positivo o neutro. El suceso violento, la catástrofe, la desgracia y el dolor son bienvenidos por la corteza neuronal, y son tratados, embalados y presentados con la suficiente dosis de espectáculo, no solo para que penetre rápido por los “atajos neuronales,” también para que  agarren  vorazmente la atención y emocionen.

Es muy célebre la expresión de Evan Wiliams, confundador de Twitter, “si vas por una carretera y ves un accidente, reduces la velocidad y miras. Todos miramos”. Estas plataformas, ayudadas por la inteligencia artificial, capturan ese comportamiento y suscitan la opinión de que todos estamos deseando ver accidentes. En Incertidumbres en torno a la inteligencia artificial reclamamos la necesidad de un debate sobre el uso y control de este entorno tecnológico. ¿Queremos que sean los gobiernos o las grandes corporaciones, las que regulen y controlen la tecnología? Las plataformas necesitan nuestra atención, a cualquier precio, en eso se basa su economía del negocio. El duopolio publicitario de Google y Facebook mueve un volumen ingente de millones de dólares, que son la pesadilla de los medios tradicionales, y  también lo es en la búsqueda de un rigor y calidad informativa.

Internet no se ha convertido en el ágora libre y diversa que predicaban los gurús, sino en una enorme concentración de poder

Internet no se ha convertido en el ágora libre y diversa que predicaban los gurús, sino en una enorme concentración de poder alrededor de Facebook (con Instagram y WhatsApp) y Google, por el que pasa el 95% del tráfico en Occidente y propietario de YouTube. Es obvio que existe una campaña de desprestigio por parte de los medios tradicionales respecto a las grandes plataformas, que construyen su falacia desde las presiones y las redes clientelares, como lo es el camelo de la libertad de acceso y al conocimiento en la Red.

En la era de la mentira y su expansión como estamos, el Oxford Internet Institute de la Universidad de Oxford publica un documento llamado Troops, Trolls and Troublemakers: A Global Inventory of Organized Social Media Manipulation, que identifica a 28 países con organizaciones creadas para la manipulación de la opinión pública en las redes sociales. Este estudio, que no es el único, expone que la eficacia no es servirse del Big Data para alcanzar al individuo, sino para establecer patrones y nichos en los que se diseñan grupos diferenciados bien por el idioma, religión, orientación sexual o ideología, de manera que su existencia y prevalencia será directamente proporcional a la eliminación del grupo contrario.

Estos patrones-nicho cuentan con el apoyo de las oligarquías selectivas, y ejércitos de influencers que marcan la tendencia y la ruta por donde hay que ir, y pensar. De este modo, el estado del bienestar de lo políticamente correcto y el confort mental, adultera la realidad, simplifica la complejidad y convierte el mundo en un blanco sobre negro. Este terreno de cultivo se riega con las puntuales campañas de desinformación, las cortinas de humo (versión máster, pensiones o fútbol), las grabaciones y filtraciones, junto a los deberes encargados (dosieres),  que aderezan las mentiras para que nunca dejen de ser verosímiles.

Serán necesarias muchas horas de investigación en tecnología forense para distinguir el original de la copia manipulada

Varias actrices y cantantes famosas como Emma Watson o Escarlett Johansson han aparecido en cuerpos de estrellas del porno. Estas fotos modificadas no son algo reciente, la antigua historia del collage y el fotomontaje ya lo hacía con carácter satírico, y el Adobe Photoshop hace tiempo dispone de programas de edición muy avanzados. Este robo de identidad con clasificación X, ya denominado deepfakes, suscita la inquietud de que la tecnología permite añadir un rostro de cualquiera en otros cuerpos, como también registros de voz, gestos… Solo es necesario una computadora potente, una unidad de procesamiento gráfico y un buen surtido de imágenes o grabaciones de tu objetivo, algo nada difícil dada la ingente minería que hay en las redes sociales, solo en YouTube se publican 300 minutos de vídeo cada minuto.

El anfiteatro del espectáculo que pronosticara Postman es un diseño bastante perfecto para la simulación. Serán necesarias muchas horas de investigación en tecnología forense para distinguir el original de la copia manipulada. Ya lo anotó San Agustín de Hipona (430 dp. JC): “A fuerza de verlo todo, se termina por soportarlo todo… A fuerza de soportarlo todo, se termina por tolerarlo todo… A fuerza de tolerarlo todo, terminas aceptándolo todo… A fuerza de aceptarlo todo, finalmente lo aprobamos todo”.

Foto: Wendy Scofield


Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo con tu pequeña aportación puedes salvaguardar esa libertad necesaria para que en el panorama informativo existan medios disidentes, que abran el debate y marquen una agenda de verdadero interés general. No tenemos muros de pago, porque este es un medio abierto. Tu aportación es voluntaria y no una transacción a cambio de un producto: es un pequeño compromiso con la libertad.

Ayúda a Disidentia, haz clic aquí

Muchas gracias.

15 COMENTARIOS

  1. Hace cuatro décadas luchábamos contra el relativismo que nos imponía la socialdemocracia, hace dos décadas ya comenzaba la guerra de la post-verdad, hoy todo ya es un mar de información que dirigido a tu perfil de pensamiento se construye para confundirte y acabes no sabiendo diferenciar la verdad de la mentira….y cuando, después de mucho esfuerzo y tiempo, consigues diferenciarla, ya es post-verdad.

    En este objetivo de permanente de-construcción del discurso los Estados socialistas son maestros….de la mano de las grandes corporaciones que en si mismas funcionan como si de Estados se tratara.

  2. El ataque a la libertad de expresión y al uso del lenguaje políticamente incorrecto en Internet por los poderes facticos que, detrás del telón, tutelan nuestras vidas y comportamientos, se desarrolla en tres distintos frentes:

    1. Recolección y análisis de datos.
    Los robots de nueva generación son auténticos sistemas cibernéticos y lo que circula por la web queda registrado por el Gran Hermano que todo lo vigila. «Big data», o sea, conjuntos de datos extremadamente grandes, ya pueden analizarse para revelar patrones, tendencias y asociaciones, especialmente relacionados con el comportamiento y las relaciones humanas.

    2. La censura previa.
    Los de Bruselas se esfuerzan por aprobar una ley de filtrado por algoritmos de todo lo que se sube a la red. Ya han aprobado los Artículos 11 y 13 de la Ley de Copyright europea que prohíben compartir una noticia en las redes sociales y obligan a las plataformas de distribución a bloquear de forma automática determinados contenidos. La intención es implantar una Internet «moderada», facilitando así la represión y el adoctrinamiento.

    3. Ataque personal y directo a los disidentes.
    Las agresivas patrullas tan certeramente denominadas por Elias Canetti «masa de acoso», trabajan para asfixiar el discurso disidente, sometiendo cualquier opinión contraria a sus ideas a un supuesto control de datos (fact checking) juzgándola como pescado podrido (fake news) mientras, por el contrario, sus propios puntos de vista son siempre fácticamente ciertos (factually true) sin necesidad de comprobación, lo que finalmente conduce a un apagón, que destierra o elimina por completo de la blogosfera al divergente.

    Nos enfrentamos a un ataque coordinado contra la libre circulación de la información y la libertad de crítica que se está llevando a cabo sobre muchas plataformas digitales y que pretende implantar en Internet un monopolio de ideas en el que solo se permitirá una opinión «oficial» para cada tema de debate. Los disidentes seríamos ignorados, condenados a la transparencia, ergo, eliminados. Y terminaríamos con una Internet restringida a unos pocos sitios vehiculando la mayoría del tráfico web y controlando las ideas y lenguaje de uso normalizado permitido.

    Nada que Aldous Huxley y George Orwell no hayan presagiado. El «big data» contribuye a la dictadura digital. En un futuro próximo la tecnología permitirá hackear a todo bicho viviente y la IA manipularlo con una eficiencia sin precedentes.

    • jejeje…acabo de leer estas semanas bastante de eso…Elias Canetti MASA Y PODER, y Maths of Mass destruction de Cathy O’Neil

    • Por cierto, ese capítulo en concreto me recordó un tanto a René Girard y su CHIVO EXPIATORIO…estupenda obra.

    • Por ahi van los tiros.
      Conocí a Nuria Oliver, nuestra especialista mundial del BigData, ahora de vuelta en España tras pasar por el MIT y Microsoft USA. Ella es una pionera de la tecnología de análisis de datos ultracomplejos.
      Se esta haciendo ya y hay mucho dinero en marcha.
      Conocer las tendencias a traves del analisis de bases de datos de tamaños inabarcables es el reto.
      Marketing y política estan detras. La información es ya el arma del poder sin paliativos.
      El objetivo no es controlar en si, sino analizar tendencias e influir. Una sutileza que no contemplaban ni Orwell ni Huxley. Adelantándose a lo que la gente desea se la puede condicionar.
      Las fake news el hijo bastardo de las redes y de la manipulacion.
      De momento están ahi, recolectando y enlazando informaciones aparentemente inconexas, de bases de datos separadas. Nuevos tipos de algoritmos eficientes y una matemática relacional de nuevo cuño.
      Ahora no nos sorprendemos cuando en google pulsamos y salen las soluciones instantáneamente, nada que ver con los crawlers de antaño y el simpático Altavista de los pioneros.
      Esa rapidez ha dado poder y dinero a Larry Page ( 45 años 56.000 mill $ ) y sus socios de Palo Alto.
      Lo que puede traer el bigdata es inimaginable.
      Un paso mas en un mundo totalmente nuevo que se construye a diario mientras comemos o paseamos y no nos damos cuenta.
      Bienvenidos a la economía disruptiva.

      https://youtu.be/pPzS6gza9KQ

    • Buen comentario Enrixav pero seamos positivos, creo que las personas que amen la libertad siempre serán capaces de encontrar algún rincón donde expresarse y realizarse. Al fin y al cabo a quienes les gusta ser libres aborrecen las masas.
      El control y la manipulación ha existido siempre, y muchos han logrado escapar a él. Ya sabe eso, creada la ley creada la trampa. Habrá que ser más listos que ellos.

      No perdamos la esperanza. Habrá quien consiga hasta ser libre haciendo estraperlo con platillos volantes.

      • Gracias, estimada Emme, pero somos muy pocos y la «Fuerza Oscura» muy poderosa. Disponen de los medios económicos, de la tecnología, y controlan un sistema social jerarquizado, explotador y creador de códigos sancionadores. No me animo a sentirme optimista.

        • jajjaajaja enrixav, no, no están las cosas para muchos optimismos pero lo mío es defecto de adn, es de fábrica. A pesar de ver la oscuridad siempre veo en ella la luz.

          Hasta en el infierno intentaría encontrar algún rincón de frescor.

          Cuando se inició está dichosa crisis el agobio era inmenso y en algún momento leí aquello de en todas las crisis muchos lloran y algunos deciden vender pañuelos, pues ahí fui de cabeza, a vender pañuelos. Reinventarse hasta la extenuación. En el infierno hasta intentaría montar un carrito de helados.
          Qué el optimismo no nos falte, por supuesto siendo conscientes de donde estamos o nos quieren llevar pero si las personas sensatas fallamos entonces si que lo tienen bien fácil.

          Somos un granito de arena en la Historia de la Humanidad y estoy segura que no desapareceremos tan fácil por mucho control que venga.

          • Tiene usted más moral que el alcoyano. Que los dioses se la conserven. Personas como usted forman la última trinchera y la postrera esperanza de ganar estas galácticas «Star Wars» que estamos librando los utópicos contra las posverdades de la posmodernidad que nos quieren vender.

  3. Puede ser José Antonio

    El problema es que lo de la rana es mentira. Contado por un chaval travieso y dotado de un profunda atracción por lo empiríco , de cuando había ranas, al cabo de un rato la rana saltaba de la cazuela.

    Y lo del telegrafo.. antes del telgrafose transmitía información por señales ópticas entre torreones, donde había vigias con telecospios. No se si iría muy rápido, pero lento lento..

    De hecho cuentan que la fortuna Rothschild se originó cuando uno de ellos pagó a uno de de los de los torreones para que trasmitiera que los que habína perdido en Waterloo eran los ingleses, así que la cosa viene de viejo.

    En España tenemos el litoral mediterráneo plagado de torreones que avisaban de la llegada de piratas berberiscos.

    un cordial saludo

    • Efectivamente.

      “Torre de telégrafo instalada en el parque de El Retiro que tuvo como objetivo la formación de telegrafistas de la Red de Telegrafía Óptica que se desarrolló en España en el sigo XIX.

      https://madridciudadaniaypatrimonio.org/content/torre-telegrafica-de-el-retiro

      Acabo de llegar de El Reti de darme mi caminata matinal y ahí está sin remodelar, en cambio la vivienda del Observatorio Meteorológico del funcionario que vive allí, el que nos toma la temperatura sí se la han arreglado, como el edificio del Ayuntamiento de los Jardines de Cecilio Rodríguez, cercado por pavos, enfrente. Siempre cerrado. Ya podrían hacer una biblioteca.

    • Un Rothchild es el que está apoyando a Manuel Valls en la carrera a la alcaldía de Barcelona.

      El Chase National Bank de los Rockefeller de antaño es el J.P. Morgan de hogaño. Andan al arramplaje ambas fortunas en España al grito de ¡Marica el último! Lo veremos en el Madrid Norte de Carmena.

      • Las palomas les llevaron la noticia de la derrota de Napoleón, y tuvieron tiempo de comprar a mansalva acciones en la Bolsa de Londres.
        Saludos disidentes.

      • Vaya novedad. El club selecto de plutócratas, cuya cara más visisble o conocida es Soros, trabajando con sus socios locales está en destruir todo lo que puedan. Luego compran a precio de liquidación. Ya hicieron lo mismo, cuando Soros, después de especular cotra la PTA, con la quiebra de España después del 92, provocó tres devaluciones encadenadas en tiempos de Felipe González. Por eso son “progresistas” de ultra-izquierda, un lujo que se pueden permitir, cuando se tiene las fortunas a salvos.¿Verdad Roures? Por eso se está “negociando” Gibraltar en condiciones favorables a Gibraltar con el “brexit”. Hasta el punto que alguien tan idiota como Margallo haya levantado la liebre. Pero no ha tenido mucho eco. Es necesario “conservar” como “refugio” y blanqueamientos de todo tipo. No me sorprendería, que acordaran ampliar los límites de la colonia. Se habla de “una integración e interacción social y económica con la comarca circundante” en las negociaciones discretas, que lleva Borrell con los “british”. Total, en una nación ya completamente desnacionalizada con total éxito, a quién le importa. Estamos listos para saltar por los aires y sin darnos cuenta.

Comments are closed.