En la tercera parte del Discurso del Método de Descartes se contiene la famosa moral provisional del pensador francés. En los Principios de la filosofía Descartes había establecido una famosa analogía entre el saber y un árbol. La metafísica equivaldría a las raíces, la física al tronco y las ramas a la mecánica, la medicina y la ética. Teniendo la ética un carácter tan primordial en el sistema de pensamiento cartesiano llama poderosamente la atención que Descartes dedicara tan poco espacio a la misma en su sistema. Tan solo  algunas reflexiones en su correspondencia con la princesa Isabel de Bohemia y la célebre moral provisional que mencionaba antes.

Publicidad

Muchos intérpretes de la obra cartesiana atribuyen este hecho a uno de estos dos motivos.  El primero tendría que ver con naturaleza epistemológica de la ética. Para Descartes la razón no sería capaz de indicarnos principios o reglas de comportamiento susceptibles de soportar el rigor exigido por la famosa duda metódica. Otra interpretación apuntaría más al carácter conformista y acomodaticio del pensador francés en cuestiones pragmáticas, respecto de las cuales una toma de posición decidida implica inconvenientes de índole personal. Descartes preferiría seguir las opiniones dominantes en la sociedad, aunque éstas se basaran en prejuicios y creencias irracionales, antes que arriesgarse a sufrir algún tipo de inconveniencia personal por atreverse a cuestionarlas. Esta segunda interpretación encuentra acomodo en el propio tenor de las máximas que Descartes nos propone como criterios para conducir nuestra vida. Así la primera regla conocida habitualmente como regla de la conformidad nos invita a seguir las opiniones y las costumbres dominantes, opiniones que Descartes identifica como moderadas, y que al estar alejadas de los extremos suelen conducir normalmente a estar en lo cierto.

No tiene mucho sentido intentar reconstruir un espacio ideológico común para liberales, conservadores y democristianos que esté ayuno de estas ideas y que, sin embargo, esté plagado de ideas del feminismo radical, de alarmismo medioambiental o de globalismo socialdemócrata

A tenor de las últimas acciones, declaraciones y estrategias políticas seguidas por el PP de Pablo Casado uno no puede dejar de ver ciertos paralelismos entre la actitud cartesiana en materia moral y la actitud del nuevo PP en materia política. Parece como si desde la dirección popular se estuviera proponiendo al centro-derecha español una suerte de política provisional. Descartes utiliza metáforas arquitectónicas al analizar el papel que la duda epistémica tiene en la constitución del verdadero saber. El filósofo francés considera que la construcción de un nuevo saber cierto y riguroso se asemeja a la tarea de erigir un nuevo edificio. Una nueva construcción que no puede realizarse a partir de los viejos cimientos de saberes que se han mostrado como caducos y superados. Es menester erigirlos ex novo, sin hacer uso de los elementos arquitectónicos antiguos. Descartes es consciente de que en nuestras vidas nos vemos compelidos a tener que tomar decisiones respecto de ciertas cuestiones que no admiten dilación, de ahí que compare esa moral provisional que propone con una suerte de refugio temporal en el que cobijarse hasta que el nuevo edificio del saber esté plenamente erigido.

En la misma línea cartesiana Pablo Casado y su nuevo PP proponen una política provisional, de circunstancias, que acoja temporalmente al centro-derecha mientras éste se embarca en la tarea de la reconstrucción de dicho espacio político. Como en el caso cartesiano esta nueva reconstrucción del espacio ideológico del centro-derecha no puede descansar en las ruinas del anterior ya sea en su versión rajoyista, muy vinculada a la corrupción, ni tampoco en la versión aznarista, demasiado extremista parece para la versión moderada que demanda la sociedad española actual según su criterio.

Esta metáfora arquitectónica de la reconstrucción del espacio liberal-conservador que plantea casado tiene incluso una traducción corporeizada. Lakoff y otros lingüísticas cognitivos plantean la hipótesis de que las metáforas no sean más que expresiones corporeizadas de conceptos abstractos. Esta noción abstracta de la reconstrucción de la casa común del centro derecha en heideggeriana expresión tiene su traducción corporeizada en el famoso cambio de sede. El nuevo PP cartesiano de Casado no quiere reconstruir la casa del centro derecha sobre la base de los viejos cimientos de la antigua, simbolizados por el edificio de Génova 13.

Esta presentación filosófico-cartesiana del proyecto de Casado que he realizado anteriormente no deja de ser una plasmación conceptual de un proyecto, el del PP de Pablo casado, que se formuló en su momento como un ejercicio de renovación de los fundamentos teóricos del espacio liberal conservador. Casado prometió recuperar el debate de las ideas para el PP, preterido por el diletantismo pragmático de Rajoy y sus acólitos.

A tenor de lo expuesto por la dupla Casado-Egea el 21 de julio del 2018 debía hacer las veces del 10 de Noviembre de 1619 respecto a la refundación del espacio ideológico del centro-derecha. El 10 de Noviembre de 1619  un joven Descartes, entonces un militar a las órdenes de Maximiliano de Baviera, que se encontraba en un campamiento militar en las cercanías de la localidad alemana de Ulm tuvo la famosa revelación acerca del poder de su nuevo método descubierto para otorgar certeza a nuestros conocimientos. Pablo Casado tuvo la suya el 21 de julio de 2018. Una revelación que consistía en afirmar que el centro-derecha sólo podría gobernar y mantenerse en el poder si se afanaba en presentar una batalla de las ideas para lograr que éstas tuvieran una plasmación en políticas concretas.

Aquel día Casado asumió la obligación ante sus futuros votantes de impedir que el líder del PP se convirtiera en un ministro de la oposición del gobierno de Sánchez en el 90 por ciento de las ocasiones y en el otro 10 por ciento de las restantes en un mero albacea en el gobierno de los proyectos ideológicos de la izquierda. Casado pidió tiempo para refundar un espacio político debilitado por las querellas ideológicas internas nacidas en su seno y que supusieron la división de dicho espacio político en tres siglas que compiten entre sí con la penalización electoral que dicha división acarrea por el sistema electoral D’Hont.

Una parte de sus electores aceptaron que mientras ese proceso de reconstrucción tuviera lugar sería menester que el partido hiciese una cierta política provisional. Esta provisionalidad se entendió como un espacio privado de certezas, donde el proyecto político estaría condicionado en buena medida por circunstancias coyunturales que obligarían a ciertas cesiones y compromisos. No obstante Casado no ganó su congreso apelando a una política provisional entendida en el segundo sentido al que aludíamos anteriormente. Una provisionalidad entendida como puro conformismo y seguidismo de la agenda política más escorada hacia la izquierda. La razón es obvia: no tiene mucho sentido intentar reconstruir un espacio ideológico común para liberales, conservadores y democristianos que esté ayuno de estas ideas y que, sin embargo, esté plagado de ideas del feminismo radical, de alarmismo medioambiental o de globalismo socialdemócrata. Es absurdo y contrario al sentido común intentar recomponer un espacio ideológico con ideas que son ajenas e incluso frontalmente contradictorias con el mismo.

Si se interpreta ese cartesianismo político de Pablo Casado en el sentido de entenderlo como la búsqueda de un espacio para el conformismo político, ayuno de ideas propias y en el que se contemple la disidencia como un mal que hay que evitar a toda costa a fin de no sufrir menoscabo personal alguno, entonces el cartesianismo político de Casado es una pésima interpretación del original.

Foto: European People’s Party.


Por favor, lee esto

Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticamente correctas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo tú, mediante el pequeño mecenazgo, puedes salvaguardar esa libertad para que en el panorama informativo existan medios nuevos, distintos, disidentes, como Disidentia, que abran el debate y promuevan una agenda de verdadero interés público.

Become a Patron!

23 COMENTARIOS

  1. «Descartes preferiría seguir las opiniones dominantes en la sociedad, aunque éstas se basaran en prejuicios y creencias irracionales, antes que arriesgarse a sufrir algún tipo de inconveniencia personal por atreverse a cuestionarlas».

    Lo que Descartes tenía, Carlos, es un instinto de supervivencia muy acusado, que por cierto, no sé si puede compararse con el de Casado.
    Recuerde que en víspera de la publicación de Le Monde (1663), le llegaron noticias de la condena que la inquisición romana había impuesto a Galileo (persecución, arresto domiciliario) por la defensa de las hipótesis de Copérnico.
    Y como no quería incluir un discurso que la Iglesia (la nueva religión dogmática de la izquierda) desaprobara, prefirió eliminarlo en lugar de publicarlo a medias (Cayetana, VOX). Decidió que, para que sus puntos de vista científicos consiguieran la aceptación que no había tenido Galileo (VOX), necesitaba de una justificación filosófica, cuidada y convincente.

    Por supuesto que la política provisional del PP de Casado está orientada a evitar la quema de la inquisición dominante, viendo las represalias que la inquisición dogmática y moralista del consenso progresista había ejecutado sobre Galileo.
    En el esquema de Descartes, precursor del estudio de la conciencia (PP) en psicología, el yo pensante de Casado está atrapado en el teatro cartesiano, contemplando solo una proyección del mundo que no existe realmente (política «centrista» del PP) y no al mundo en sí mismo ( la losa que condena al PP a no levantarse)

  2. «Esta provisionalidad se entendió como un espacio privado de certezas, donde el proyecto político estaría condicionado en buena medida por circunstancias coyunturales que obligarían a ciertas cesiones y compromisos.»

    Pensar que pueda haber un partido no «provisional» me parece un tanto ingenuo. Si bien esto es cierto, será una cuestión de medida, en el caso del PP se ha traspasado esa provisionalidad hasta el extremo de abrazar lo contrario.
    También hay que tener en cuenta la «provisionalidad» de tu posible electorado y en el caso de la derecha es mucho menor que en la izquierda y sólo eran necesarias ciertas circunstancias para surgieran alternativas como Cs. Y ahora VOX.
    En al izquierda, esa «provisionalidad» va de suyo, es puro oportunismo, Psicópata 1 puede mañana arroparse con la bandera (ya lo hizo…), desterrar a Psicópata 2 y adoptar políticas propias de la derecha.

  3. Casado es un vulgar funcionario de un partido cuya única aspiración es esperar a que el PSOE arruine el país, para ser llamado por los electores para arreglar el desaguisado, manteniendo por supuesto toda la transformación de ingeniería social de la progresía. Mientras el PP ha sido la única alternativa a la PSOE todo iba bien, pero en cuanto ha surgido una alternativa real al sistema implantado por la izquierda, Cs no es nada, están absolutamente desconcertado porque no tienen nada que ofrecer. Desde luego ahora mismo fuera del progresismo la única opción que ilusiona a cientos de miles de españoles de todas las clases sociales es Vox. Porque Casado y sus funcionarios, como han renegado de la herencia política de la derecha española en el sentido más amplio que se pueda entender, se aferran a eso de que lo único importante es la economía, olvidando que a los pueblos solo les mueven los poetas.

    • Especialmente en momentos de crisis donde está en juego la supervivencia de la Nación, y en esas estamos. Lo que está en juego es nada más y nada menos que la supervivencia del pueblo español como comunidad política soberana. Si alguien piensa que con Cuca, Pablo y Teodoro, España va a sobrevivir….Comparen ustedes por favor a Cuca con Macarena Olona….

      • ¿Quién gritará de forma más creíble «Españoles la patria está en peligro, acudir salvarla? ¿A cuál de las dos seguiría el pueblo español que aun conserve un mínimo de patriotismo?

        • Ya no se trata de a ver quién grita más fuerte. Al paso que vamos, la patria acabará siendo el refugio de los canallas de la política. Venezuela, Cataluña…tiene donde elegir.

          • Bueno en España hemos de nuevo innovado, y nuestros canallas no necesitan refugiarse en el patriotismo, lo hacen en el antiespañolismo

  4. Para situarnos correctamente y desde ahí hacer un análisis correcto solo debemos observar que el histórico periódico «Pravda» «La Verdad por supuesto Oficial» ahora tiene delegaciones en el New York Times, El País, Washington Post, Público, SectaTv, Mundo Obrero, Twitter, Google, YouTube, Facebook, Amazon y Banco de Santander, entre otros muchos.

    ¡Viva el virus, las mujeres y Quique San Francisco!
    Ha muerto el último hombre que amaba a las mujeres, la cerveza y la libertad.

  5. Yo también coincido en su análisis sobre el resultado electoral del 28A, si Soraya llega a ser la candidata hace un Arrimadas insuperable.

    El análisis que quieren vendernos de esas elecciones es un análisis interesado y falso. Tuvo mucho que ver un votante pepero con orejeras que se entera de la realidad política a toro pasado que pensó, como ingenuos políticos que Ciudadanos era el remedio, sin darse cuenta que se metían de lleno en el Globalismo Comunista Bestialberal de las compañías tecnológicas.

    La verdad es que el PP lo tiene muy difícil, VOX también, aunque dispone de más tiempo hasta hacer un Rajoy.

    El voto a VOX solo lo podría recuperar Trump, y Aznar ha dicho que prefiere a Biden ya Hilary. Así estamos, Al PP solo le falta amañar las elecciones con el PSOE, ilegalizar a VOX y reformar la Constitución a pachas con PSOE, terroristas, podemitas y nacionalistas por responsabilidad institucional, vamos, lo mismo que ha hecho en justicia, televisión, leyes de género, leyes calenturientas, memoria histérica, y disparates sanitarios.

    ¡Viva el virus y las mujeres!

      • Muchas gracias Henry.

        El votante PePero iba a votar porque los poderes fácticos en los que confiaba, el Rey, los curas, los empresarios de bien, los militares de bien… suponía que le sugerían que votara a «eso» para que tuviera la conciencia tranquila.

        Ahora ha visto que el Rey, los curas, los empresarios de bien y los militres de bien están mas con el Coletas y Sánchez que con lo que se supone que debían de estar. Y llevan así tiempo.

        Una vez desengañado votará lo que lo pida el cuerpo, no lo que «deba de hacer». Y por eso no votará al PP.

        También coincido que el gran enemigo de VOX, de cara a promover su ilegalización, es el PP. Piensan los muy… que si se ilegaliza a VOX ellos heredaran su voto.

        Lo mas peligroso de los PePeros de ahora es su tontería suicida.

  6. Estoy de acuerdo con los comentarios.

    Por añadir algo, creo que en lugar de la perspectiva cartesiana vale mejor una freudiana. Podemos pensar en la hipótesis del trauma que degenera en pulsión de autodestrucción. En la matanza de Madrid de marzo de 2004 las bombas y la manipulación mediática acabaron con las esperanzas electorales del PP. Y acabaron con su dignidad pues el PP decidió mimetizarse con el paisaje, es decir pasar a ser inerte como un pedrusco, que es lo que Freud llamaba pulsión de muerte. Decidieron, en connivencia con el PSOE, que no se supiera la verdad de la matanza. Rajoy, en el congreso de Valencia de 2008, dijo que liberales y conservadores se largaran de su club. A él le dan igual los liberales y los conservadores, lo que no quería es gente que le estuviera impidiendo mantenerse inerte. El PSOE aceleró el proyecto golpista que es el núcelo de su pulsión destructiva hacia el exterior mientras el PP aceptaba ser el aparato de control de la derecha sociológica para no estorbar mucho al PSOE. Por eso cuando Rajoy ganó las elecciones no removió ni un decreto de los de Zapatero. La pulsión autotestructiva del PP había comenzado ser muy evidente precisamente por la paradoja de haber tenido mayoría absoluta y haberla despreciado. El episodio de la moción de censura con Rajoy embriagándose en un taberna detrás de las Cortes, fue un síntoma muy claro de que en esa audotestrucción había un goce siniestro. Resumo: frente a la pulsión destructiva hacia el exterior por parte del PSOE sólo hay una pulsión destrtuctiva hacia el interior por parte del PP. A partir de ahí, era cuestión de tiempo que la derecha sociológica no autodestructiva empezara a votar a Vox.

    Cuando Casado, un fraude con poco talento, tras la derrota de las catalanas a manos de Vox, anunció que abandonarían el edificio de Génova estaba exhibiendo otro síntoma de la pulsión autodestrutiva que consiste en no reconocer su miedo, en no saber cómo digerir el trauma después de saber lo malos y crueles que pueden ser los del PSOE -que, además, se han «echao» unos amigotes expertos en las prácticas del terrorismo-. Lo de dejar Génova no era más que una manifestación del desplazamiento de tema por no querer hablar de la verdad. Ese día el PP perdió casi más votantes de los que ya habia perdido hasta entonces.

    • Buena observación la de las pulsiones.

      Sólo que la del PP lo es siempre cómo reacción a la del PSOE, para ir al final al mismo sitio.

      Para mi la diferencia fundamental entre PSOE y PP estriva en la relación con sus votantes.

      El PSOE los ama/mima y el PP los odia y desprecia.

      El PP se muere de ganas de que le voten los que votan PSOE. En el fondo lo que vende es que la única manera de destruir al PSOE es lograr que el 80% de los que votan PSOE les voten ellos, para poderse ciscar aún con mas gusto en los que hasta entonces les han votado y de los que se sienten profundamente avergonzados.

      En vez de matar al padre quiere matar al hijo.

      Para el PP las elecciones son una incómoda prueba por la que tiene que pasar para justificar su existencia. Incómoda porque tiene que fingir que aprecia a quienes le votan.

      Por eso no quiso dimitir Rajoy y convocar unas anticipadas (aunque fuera con Soraya a los mandos de la nave) con la moción de censura.

      Son lo peor del señoritismo rancio. Piensan que quienes les votan están a su servicio, para siempre jamás. Cómo los esclavos esos cuyas momias se encuentran junto a los sarcófagos de los faraones.

      De ahí todo el cabreo y resentemiento que muestra contra VOX. Porque VOX si aprecia a sus votantes. Esa es la gran diferencia entre PP y VOX.

      Ciudadanos se empezó a marchitar el día que se mimetizó con el PP en eso. Y despreció a sus votantes:

      1- Yéndose Rivera a Madrid. Podría haber intentado aspirar a la Presidencia de Gobierno desde la lista de Barcelona. Pero le pudo el señoritismo vago de la derecha. Se tenía que ir a Madrid, por vago y por acomplejado.

      2- Colocando a Valls, de candidato a la alcaldía de Barcelona, mientras se marginaba a Carina Mejías y a Jordi Cañas

      3- Poniendo a Arrimadas en la lista de Barcelona, para que después se largara a Madrid. Porque a «la seño» Arrimadas le dió ese arrebato. Su husband, nazionalista de pro, había perdido el trabajo en Barna y le había salido otro en Madrid.

      Amen de todas esas componendas en las listas fuera de Cataluña… que parecían copiadas de lo peor y mas cutre del PP.

      Eso si. SIN ROBAR.

      Yo creo que la parte mas autodestructiva de la política es cómo la de los vicios estilo alcholosimo, drogas, tabaco, … donde el adicto busca desesperadamente otros adictos (afines también a la autodestrucción) en su camino suicida hacia el infierno. Y si por el camino tienen que enviciar y arrastrar a terceros… sin duda lo hacen.

      Y ahí el PSOE tiene todas las de ganar.

      Un cordial saludo

      • «Para mi la diferencia fundamental entre PSOE y PP estriba en la relación con sus votantes.
        El PSOE los ama/mima y el PP los odia y desprecia»

        ¿El PSOE los «mima» o los humilla y maltrata sin piedad? puede que toda su legión clientelar de enchufados acepten gustosamente subordinación y dependencia socialista hacia el partido, pero no puede decirse lo mismo de esos militantes entusiastas que forman parte de su electorado fiel y devoto, que aceptan que su jefe de moncloa les ningunee y les mienta como un bellaco.
        Si me da a elegir qué partido de los dos (Psoe y PP) tiene menos respeto a sus votantes o muestra más desprecio por ellos, no se lleva ninguno un pelo de conejo, pero gobernando Sánchez, el Psoe se lleva la palma. Se diría que cuanto más se ríe y peor maltrata a sus votantes, mayor es el vínculo de apego que muestran estos hacia el villano. Una situación que no se observa en los votantes de PP o Ciudadanos, que por mucho menos le retiran la confianza y el voto a estos partidos.

        El PP como partido tiene todos los defectos que apunta y algunos más, pero creo injusto que reciba Casado todos los palos, porque desde que empezó a liderar esa herencia envenenada del PP no ha tenido un momento de respiro. Los primeros enemigos los ha tenido en casa. El mismo cobarde de Feijó que prefirió quedarse en su zona de confort, en lugar de timar el relevo de Rajoy, solo le ha puesto palos en las ruedas. El Mordor de Aznar, un capullo narciso, ególatra y soberbio, no ha parado de torpedear cualquier movimiento del nuevo líder del PP de forma destructiva e impresentable.
        Y VOX, el hermano pequeño, que desde el principio le ha humillado con lo de «derechita cobarde» llegó para competir, reforzar a Sánchez indirectamente con la moción de censura y para fragmentar el electorado de la derecha. Legítimamente, claro. A fuerza de proclamarse el primo de Zumosol para poner a raya a la izquierda progre…
        No he votado ni tengo intención de votar a los populares, pero entre VOX, los capullos internos del PP, especialmente Aznar y los medios en su tónica habitual de airear la corrupción pepera mientras minimizan la que afecta al Psoe, es muy difícil que Casado se centre y haga algo a derechas.

        • Apreciada Silvia

          Cualquiera que vota a PSOE sabe lo que vota. El «lider» podrá no ser excelso pero no engañan. Y el que les vota puede decirlo (que les ha votado) con la conciencia de que nadie pensará «vaya panoli, como el han tangado, y además es posible que hasta repita».

          En el PP cualquier parecido entre lo que dicejeron que iban a hacer y han hecho es pura coincidencia.

          No se entendería si no la existencia de Ciudadnos y VOX. Cuyo grueso lo constituyen votantes que se «arriesgaron» a desafiar el voto útil y dijeron basta.

          Votantes que no van a volver al PP en su mayoría, porque la razón de que el PP sea cómo es, está en su ADN, es genética; y ellos (los exvotantes) lo saben.

          En el PP piensan que sus votantes deben de ser esclavos del partido. En base a su único argumento «el voto útil».

          Y sólo por eso, para que debido al miedo no les abandonaran, se dedicaron a promocionar Podemos cómo lo hicieron.

          De esos polvos…

          Un cordial saludo

          • Desde ese punto de vista, amigo Rabo, la fidelidad del electorado socialista se explica por la fe. Y algunos hasta llegan a ver la luz y ven recompensada su entrega.
            El PP como partido, no me apena. Ha cosechado lo que sembró y su precaria situación es similar a la que padeció el Psoe cuando el PP se sirvió Podemos para los mismos fines. No se me olvida la entrega sin resistencia que hizo Rajoy al Psoe para frenar el paso a un Rivera fuerte y crecido en escaños que hubiera podido cambiar el curso de la política. El sacrificio de Rajoy fue en favor de mantener el sistema feudal del bipartidismo.
            Un muy cordial saludo,

    • Buena interpretación freudiana, Catlo.
      Bien mirado, la pulsión más destructiva del partido es la de Aznar y no Casado.

  7. Yo no sé si escudarse en las teorías de Descartes es una buena idea para convertir en elegante lo vulgar.

    La política del PP es demasiado vulgar, si la llamada derecha española se caracteriza por algo es por su vulgaridad.

    Dice el autor,

    «Descartes preferiría seguir las opiniones dominantes en la sociedad, aunque éstas se basaran en prejuicios y creencias irracionales, antes que arriesgarse a sufrir algún tipo de inconveniencia personal por atreverse a cuestionarlas.»

    Ahora que el PP ha encargado su lavado de imagen a Evole y Ana Pastor para que con la ayuda de Aznar, el estadista retroactivo, Celia Villalobos emparejada en vulgaridad con Cristina Almeida, y ecce homo llamado Margallo que va con una constitución de su cosecha debajo del brazo a todas partes, Pablo Casado y el PP pueden considerarse a salvo.
    ¡Oh Dios, ayúdanos!

    Escuchar a la izquierda intelectual casi es peor, escarban en la mierda acumulada de cuarenta años para introducir la nariz y así evitar los efluvios del entorno.

    Si hay algo que falta en esta época son ideas, porque yo solo escucho disparates en todos los sitios, me da igual el periódico, la televisión o la radio que sea, da igual, si algo predomina en estos tiempos es la idiotez, quien juega con fuego se quema y quién con infantes pernocta excrementado alborea.

    Están los medios y periodistas de derechas aplaudiendo con las orejas el pasaporte Covid, no digo más, excepto que Feijoó quería meter un bastoncillo por el culo a todos los gallegos y Moreno Bonilla abraza como Aznar al Biden podemita, las leyes de género, la invasión indiscriminada, la glaciación, el agujero de ozono, el calentamiento global o cualquier otra catástrofe pasada de moda.

    El PP no tiene escapatoria, como tampoco la tiene la derecha, me temo que ni VOX será capaz de dar la batalla cultural.
    Para dar la batalla cultural lo primero que hay que ser es libre, y tengo la impresión que libre, libre, lo que se dice libre solo soy yo y Cervantes como mucho.

    Hay que ver, no he votado en cuarenta años y desde que me hice rico con la moción de censura tengo unas ganas de votar a VOX, pero solo por joder al PSOE y al PP, aunque espero poco de Espinosa de los Monteros, un tío que presume de Harvard en estos tiempos es como presumir de haber pactado con el diablo. Qué miedo.

    La verdad es que estaba esperando este artículo en Disidentia, era inevitable, la circunstancias lo demandaban.

    En realidad la cosa es mucho más fácil, Europa les dio el toque a ambos tras el escándalo de los jueces. Europa no quiere que se note que vamos a un liberalismo salvaje y global pastoreado por comunistas.

    Yo creo que para comprender lo que está pasando solo hay que observar que Aznar se cree un estadista que votaría a Hillary Clinton o Biden. Yo creo que ya está todo dicho de la derecha española. A lo peor también han amañado las elecciones como los jueces y TVE.

    La ventaja que tiene España es que es mucha España, y por eso nos vamos a divertir, solo falta que aparezca Franco y nos partimos todos de la risa. En Cataluña ahora están en la experiencia Orwell cuando salió por patas.

    Digo yo que los catalanes podían hacer un castellet con los CDR rociarlo con gasolina y prenderle fuego, inmolarse por la independencia sería todo un detalle ahora que llegan las fallas y no se pueden celebrar.

  8. Buenos días Don Carlos

    El problema es que las cosas son muy diferentes de cómo usted nos las presenta. Aunque no dudo de que su intención sea buena. No con otras personas.

    No es algo que sólo le pase a usted, también (cuando tengo la paciencia de acercarme por VP.. ) le pasa al Sr. Vilches (hoy), al Sr. Valladolid (otros días…), ni le cuento con Cacho. En otros medios ya es infumable.

    Y eso que comenzó usted bien, con ese título de Política Provisional. Que es lo que es el PP. PP no significa Partido Popular si no Política Provisional.

    Siendo generosos, muy generosos, aceptando que Casado intentó de verdad darle un contenido ético a ese PP en ese Congreso en el que fue elegido Presidente,.. que es de donde usted hace esa analogía con Descartes; hay un lugar común entre la gentuza de siempre del PP (los Sorayos, Rajoyos, Feijóeenses,.. los que odian a Cayetana) de que eso no sirvió de nada porque después el PP sacó el peor resultado de su historia (66 escaños). Quedando Cs a pocos escaños (57) y votos con VOX (24) empezando a sacar cabeza.

    El problema es que esa interpretación es falsa.

    Yo creo que fue precisamente la actitud de Casado en ese Congreso la que consiguió que sacara 66 escaños, porque de haber ganado Soraya no habría pasado de 25. Por eso le votaron los compromisarios, a los que la ética se la suda, porque sabían (tan tontos no eran) que con Soraya o la Cospe se iban para el despeñadero ya mismo.

    El Problema es que Casado, sólo hay que verlo /oírlo es un flojo. Que cuando tuvo la oportunidad de haber acabado con las disensiones internas no acabó con ellas, y que para hacer de la necesidad virtud de unos resultados que parecían mediocres, aunque eran extraordinarios, sacrificó su ética «provisional» y volvió al PP de siempre.

    Ese PP que ha sido en realidad el gran problema de nuestra democracia. Eso que usted y los Vilches, Valladolid, Cacho… no quieren reconocer.

    Cuando Aznar hace dos días decía que el había conseguido unificar todo lo que había a la derecha del PSOE no mentía. Pero no decía la verdad.

    Aznar no buscó una alternativa ética a lo que hubiera a la derecha del PSOE, Aznar buscó unificar a lo que estuviera a la derecha del PSOE prescindiendo de la ética en todo lo posible e incorporando la corrupción de partido (a imagen y semejanza del PSOE) para mantener el aparato unido.

    Sólo hay que ver el bodorrio del Escorial para hacerse una idea de lo que fue ese PP, o sea el PP. Supongo que el sueño húmedo de el moñas y su churri es hacer algo parecido, no lo lograrán.

    Lógico que así eligiera dedocráticamente a Rajoy y lo que devino después con Rajoy en la oposición, en el poder y en la moción de censura.

    Eso es el PP. Si no hay ética es imposible que haya ideología. El PP sólo ha existido para que el PSOE tuviera un contrapeso en el imaginario popular. Y en torno a eso robar todo lo posible, revistiéndolo de gestión.

    Ahora anda Abascal, con mucha mala leche, vendiendo que cómo el PP y Cs tienen la misma ideología deberían de unirse y configurar entre VOX y el PSOE una alternativa. La idea teórica dice que si. Pero hay una pequeña pega; las personas que votan Cs o han votado Cs no van a votar PP jamás. O lo harán en un % my pequeño.

    Las personas que votan/han votado Cs no tragan al PP. Y no es por ideología. En ambos partidos la parte ideológica es mas o menos «confusa»; para que nos vamos a engañar. Pero cualquiera que haya votado Cs sabe que la del PP no es que sea «confusa», es que NO existe. Es un partido acomodaticio diseñado para tocar pelo, cómo alternativa al PSOE, y robar.

    Y en Cs podrán tener muchas confusiones, pero robar, robar.. cómo el PP; pues NO.

    Los votantes de Cs se irán (ya se han ido muchos) a VOX, o a la abstención, y sólo en un pequeño (muy pequeño) % a PP o PSOE..

    Ustedes los liberales temen a un VOX «facha» que pesque en las izquierdas populistas (como el Frente Nacional)… y esperan que sea un PP+Cs los que lleven la bandera liberal en un futuro gobierno de coalición (si sumaran).

    Olviden toda esperanza.

    No se en Cs, pero en el PP odian al liberalismo. Y por mucho que le duela, VOX es mucho mas liberal que el PP. Porque el PP y su pasado lastran cualquier palabrería liberal que digan tener, hasta convertirla en lo que ya hemos visto con Rajoy. Y su mayoría absoluta.

    Por cierto, y hablando de Ética. Tuvo que venir Kant a ponerle las pilas a Descartes con su imperativo categórico. Y tuvo que venir después Hegel, clásico filósofo arrimado al poder a esconder a Kant no fuera a corredse la voz. Hegel habría hecho unas buenas migas con Descartes. No así Kant.

    Hegel y su filosofía son, por cierto, las herramientas teóricas sobre las cuales Marx construirá su monstruo.

    Hágase un favor Don Carlos, olvídese del PP y de Casado como «algos» vinculados a nada teórico, filosófico, político… y reafírmese en la idea de su «provisionalidad»

    Un cordial saludo

    • Este comentario es para enmarcar. Estoy de acuerdo de principio a fin.

      Saludos estimado rado de pasa.

      • Oh oh, eso de rado de pasa no es así Rabo de pasa, quería decir

        Un abrazo, estoy de acuerdo al 100%

      • De nada Emme

        Me alegra que coincidamos.

        No acabo de entender cómo hay personas que necesitan seguir concediendo al PP un margen de maniobra, de necesidad de que exista; en base a presuponer que una cosa llamada «liberalismo» anida ahí, versus un VOX que es poco mas o menos que una Falange 2.0.

        En el caso de Carlos Barrio (Benegas…) entiendo que van de buena fe. Y que además basa parte de su discurso en hacer de una especie de «abogado del diablo» para que tereceros, usted, yo y otros … expongamos nuestras objeciones.

        Pero en el caso de toda esa gente de VP, mas otros cómo el Sr Rallo, etc… lo que presupongo es que están vendidos al PP aunque vergonzosamente no lo quieran reconcecer, y que además hacen de esa necesidad virtud atacando a VOX o Cs con mentiras, para que parezca que si al final acaban tragando al PP es porque de los otros no se puedan fiar.

        Cuando lo lógico sería lo opuesto.

        Un caso de libro es el del Sr Vara, otro el de Viches y sumenle el de Valladolid.. sobrevolando a todos ellos Cacho.

        Realmente patético.

        Un cordial saludo

Comments are closed.