El espectáculo de la transformación de un líder de proveniencia socialdemócrata en un autócrata es desolador y apabullante, ilustra de modo dramático las peores expectativas respecto a que la política pueda ser, como debiera, una escuela de civilidad, y confirma, lo ven hasta los ciegos, que la pasión por el poder puede arrasar cualquier atisbo de racionalidad y de moderación, de respeto a las leyes y a las libertades públicas.

La llegada de Sánchez al poder ha sido una gymkana, todo menos el resultado de una mayoría abrumadora. En ese proceso, Sánchez dio pruebas de audacia, resistencia y astucia y se acabó adueñando de uno de los dos grandes partidos del sistema electoral que, como es obvio, no estaba en su mejor momento. Luego maniobró en la oscuridad hasta conseguir el abandono de Rajoy, pues no fue otra cosa, ya que la persona de la que ahora les hablo se fue por su bien, según declaración propia, de forma que una moción de censura, que hubiera sido muy improbable en cualquier otro caso, le abrió las puertas de la Moncloa. Un historial como éste debiera haber favorecido un estilo cauto de gobierno, pero a Sánchez optó por lo contrario, una política de gestos fatuos y palabras esdrújulas, ejecutada con falsa prudencia pero con determinación, puño de seda en guante de hierro, y le dio tiempo para pasear a Franco en helicóptero, gastar el dinero de todos como un poseso y esperar que los españoles le premiaran su torería con el resultado que hiciese olvidar un ascenso político tan accidentado.

Lo que sí es seguro es que si los españoles no somos capaces de poner en píe una alternativa que ponga a Sánchez en su sitio, nos mereceremos largos años de lo mismo, y esa es su esperanza en la que trabaja con dedicación y, de momento, con acierto. Sin esa alternativa no hay virus que valga, no habrá desastre económico ni hundimiento de expectativas que pueda hacer el trabajo político imprescindible

No fue así, las elecciones no le reconocieron su gran labor y hubo de agarrarse a lo que poco antes había calificado como una pesadilla, a un gobierno Frankenstein con la parte monstruosa bastante crecidita. Una nueva pirueta que descalificaría a cualquiera, pero que no es más que otra muesca en el revolver de un pistolero que ha dado muestras de estar dispuesto a todo. Cuando acariciaba la idea de planes milagrosos la COVID-19 se le puso de frente. Una nueva oportunidad para ejercer cierta grandeza, pero Sánchez decidió que era mal enemigo y que podría ser mejor asociarse con él para ganar la larga guerra de propaganda que le separa de su ansiada mayoría. El virus ha sido para Sánchez una oportunidad de lucimiento sin precedentes, porque el presidente está convencido de que no importan los muertos ni las víctimas colaterales, por incontables que sean, y a fe que siguen sin contarse bien, ni la salud pública, sino su imagen victoriosa. Su relato ha sido una ducha escocesa: del no hay temor a ninguna pandemia, al “todos al suelo”, para proclamar, sin el menor pudor, su entusiasta victoria, “hemos vencido al virus” a finales de junio, y tras contar muy bien los que no habían muerto gracias a su determinación, porque, según sus palabras, nada menos que 450.000 españoles le deben la vida. Ha manejado la información científica pertinente con una destreza admirable, y hasta es probable que algunos descerebrados propongan a Simón para el Nobel, aunque sea el de la Paz.

Más ducha escocesa tras esa proclamación: todos a la playa, a gozar que el virus no podrá con vosotros. Por si acaso les pasó el muerto, con perdón, a las Comunidades Autónomas, no sin inventar un nuevo marco político llamado cogobernanza. Ya sin virus de que preocuparse, ha podido dedicarse con tranquilidad a su juego favorito, a hacer política, y de tanta entrega han salido algunas escenas memorables como el paseíllo de Moncloa tras arrancar unos miles de millones en Bruselas, o la visita a una Ayuso indómita ahogada en un mar de banderas. Pero ha habido tiempo para mucho más, nombrar Fiscal del Estado a la novia de Garzón, sujetar los ímpetus viajeros de Don Felipe, y amenazar a los jueces con que iba a nombrar para el Consejo a quienes le pareciesen más adecuados sin prestar demasiada atención a la aritmética de la Constitución, porque eso de los tres quintos ya no tiene mucho sentido ahora que ya no hay mili.

Parece evidente que Sánchez está convencido de que ya nos hemos dado cuenta de que aquí nadie manda un pimiento si no es él. A Pablo Iglesias lo tiene en remojo, por listo y por faltoso, le aplica una medicina milenaria, caricias a plena luz y puñaladas en la oscuridad, verán cómo lo amansa y lo usa para ladrar, sin duda es un buen candidato para tal oficio. Una muestra de su poder omnímodo lo ha dado con Madrid, pues sospecha que en la villa y corte no le acaban de mirar con buen ojo y ha decidido dar una lección de poderío. Hace falta mucho arrojo para declarar un estado de alarma en Madrid con los datos disponibles y una sentencia contraria y bien razonada del TSJ. Si lo ha hecho es una prueba evidente de que puede hacerlo, por las mismas razones que emborronó una tesis doctoral, porque conserva legiones de lacayos que se lo consienten.

Todo lo que nos pasa con Sánchez pende de una realidad constitucional poco previsible para los diseñadores del sistema: que no es destituible y tiene poderes tan abundantes como si tuviese una mayoría absoluta y muy sobrada. Atado a ese poste, Sánchez cree que podrá doblegar la voluntad ciudadana empleando mucho más el palo que la zanahoria, mejor dicho, empleando un palo de verdad y una zanahoria de relato. Tiene tres años para intentarlo y, salvo que un rayo lo fulmine, no hay poder capaz de obligarle a abandonar el colchón que, con gran sentido de la previsión, mandó comprar nada más llegar a Moncloa. Los que podrían derribarle no lo harán jamás, porque siempre sacarán más con Sánchez que sin él, además es pensar en lo excusado imaginar que los que no acaban de creerse las mamandurrias que disfrutan, veintitrés ministerios y cuatro vicepresidencias, vayan a poner en riesgo tal bicoca.

Su proyecto exige mucha firmeza y bastante chulería, porque el pueblo español es muy sensible a la bizarría y la majeza. Va a mandar sin la menor vacilación, va a cambiar el Diccionario entero si hace falta, pero la gran duda es si los españoles le van a comprar el remedio. No tiene mucha lógica que lo hagan, pero el corazón tiene razones que la razón ignora, y son muchos los españolitos obligados a reírle las gracias y a mirar torvamente a quienes se resistan a los encantos del presidente. ¿Se le rendirá Madrid como lo hizo en parte con José I? Por desgracia, José I pudo llegar a ser preferible para muchos porque enfrente estaba el Rey Felón. Ya veremos.

Lo que sí es seguro es que si los españoles no somos capaces de poner en píe una alternativa que ponga a Sánchez en su sitio, nos mereceremos largos años de lo mismo, y esa es su esperanza en la que trabaja con dedicación y, de momento, con acierto. Sin esa alternativa no hay virus que valga, no habrá desastre económico ni hundimiento de expectativas que pueda hacer el trabajo político imprescindible.  No basta mostrar sus enormes errores e irresponsabilidades en la pandemia, ni sus disparates de todo tipo, porque mientras los españoles no den su confianza a una propuesta de esperanza y esfuerzo, de libertad y grandeza, que, de momento, nadie ha sabido pergeñar, Sánchez hará lo que se le ponga en gana, y no habrá manera de destituirle de forma pacífica en las próximas elecciones que es lo único que cabe hacer en democracia.


Por favor, lee esto

Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticamente correctas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo tú, mediante el pequeño mecenazgo, puedes salvaguardar esa libertad para que en el panorama informativo existan medios nuevos, distintos, disidentes, como Disidentia, que abran el debate y promuevan una agenda de verdadero interés público.

Apoya a Disidentia, haz clic aquí

Artículo anteriorLa negación del individuo
Artículo siguienteLa gran estafa del Neomarxismo… y su secreto
J.L. González Quirós
A lo largo de mi vida he hecho cosas bastante distintas, pero nunca he dejado de sentirme, con toda la modestia de que he sido capaz, un filósofo, un actividad que no ha dejado de asombrarme y un oficio que siempre me ha parecido inverosímil. Para darle un aire de normalidad, he sido profesor de la UCM, catedrático de Instituto, investigador del Instituto de Filosofía del CSIC, y acabo de jubilarme en la URJC. He publicado unos cuantos libros y centenares de artículos sobre cuestiones que me resultaban intrigantes y en las que pensaba que podría aportar algo a mis selectos lectores, es decir que siempre he sido una especie de híbrido entre optimista e iluso. Creo que he emborronado más páginas de lo debido, entre otras cosas porque jamás me he negado a escribir un texto que se me solicitase. Fui finalista del Premio Nacional de ensayo en 2003, y obtuve en 2007 el Premio de ensayo de la Fundación Everis junto con mi discípulo Karim Gherab Martín por nuestro libro sobre el porvenir y la organización de la ciencia en el mundo digital, que fue traducido al inglés. He sido el primer director de la revista Cuadernos de pensamiento político, y he mantenido una presencia habitual en algunos medios de comunicación y en el entorno digital sobre cuestiones de actualidad en el ámbito de la cultura, la tecnología y la política. Esta es mi página web

37 COMENTARIOS

  1. Resulta un poco estrambótico tildar a España (cosa jurídica, el derecho está en las armas) como Estado fallido. La definición básica comprende:
    – Aparato histórico que cierra frontera, recauda impuestos e impone leyes como mayor potencia violenta.

    Resulta claro y obvio, el Estado está en el mayor apogeo de la historia; aunque no solo en España.
    Si bien no lo está en relación a la fe, como en los fascismos, sí lo está en su eficacia.
    El Estado tiene la mayor influencia sobre las personas de la historia. Lo cual, se manifiesta en la mayor recaudación efectiva, real y sencilla de impuestos (es decir pura imposición) conocida hasta ahora.
    Por lo cual, las aseveraciones de la muerte del perro (el Estado) son puro delirio. Solo se deben tener ojos y ver, …, con una tecla inmovilizan fondos, 3 millones de empleados del Estado,…, etc.

    Otra cosa distinta, en la cabeza de algunos el Estado sea “el aparato maravilla”, la “mística de la máquina”, “la tecno-euforia salvadora*”, y por lo tanto, si este se desvía de su ideología (religiones del Estado) pasa a ser “Estado fallido”.

    Lo más probable, confundan “Gobierno fallido” con “Estado fallido”. Si bien todos los gobiernos liberales son fallidos por diseño.

    *: Cabría señalar, junto al progresismo (liberal) se desliza también la guerra como fuerza del progreso (tecnológico). Y por ende, se impone la idea (darwinista) de que los muertos no merecen la salvación en la tierra pero tampoco en el otro mundo. Lo cual en parte recuerda a la salvación “intra-mundos” protestante.

    • Lo que dice Colapso 2015 es la realidad pura y dura. Los estados no están en decadencia, todo lo contrario. Hace poco más de 150 años se podía viajar por toda Europa sin pasaporte ni control gubernamental. Hoy eso es imposible. Todo lo que hacemos esta sometido a reglamentación estatal y cualquier movimiento está registrado. Los estados pueden formar parte de estructuras mayores (lease Unión Europea) pero son el engranaje básico de control y, sin duda, por el momento el más eficaz. Además tienen el monopolio de la fuerza legalizada. La policía europea ni está ni se la espera. No sé si por suerte o por desgracia. Posiblemente, sería otra policía más superpuesta a las que ya existen. Más burocracia, más cargos de confianza y más gasto, lo que no necesariamente tiene que redundar en mayor eficacia.

  2. Excelente columna Sr Quirós

    Como los comentaristas habituales, también exelentes.. yo estoy con lo de ¿y ahora que hacemos?

    Por favor, propongan líneas, estrategias de acción contra ésto que tenemos, que es una dictadura cada vez menos encubierta.

    Yo dejo este link por si es de utilidad

    https://www.otraspoliticas.com/politica/sabotaje-simple/

    Por lo demás, estoy de acuerdo de que el peligro real es el PSOE, y dentro de él Sánchez; que no dudaría en firmar condenas de muerte diarias a centenares si fuera necesario sin despeinarse. En cierta manera ya lo ha hecho.

    Respecto Podemos/Iglesias.. y su relación con Sánchez, de la misma manera que podríamos hablar de Venezuela, Cuba, .. y el comunismo cutre rancio del Foro Sao Paulo y su relación los Soros, Gates, Rockefeller, … es obvio que exite una ligazón. Pero es la mima que la que unía a los nazis de aparato con las SA, los camisas pardas, tan necesarios al principio para tomar el poder y tan prescindibles después.

    Tendrán su noche de cristales rotos, cuando sea necesario, y se prescindirá de ellos de la misma manera que se prescindió de las SA.

    El peligro nunca fue la SA.. fueron los nazis de aparato; es decir los globalistas con los que están de hoz y coz Sánchez y los suyos.

    Ora cosa es que los camisas pardas actuales no sean tan brutos cómo los de entonces y quieran sobrevivir en el rebufo de la cosa globalistas por los siglos de los siglos. Por otro lado los globalistas siempre necesitarán una cantera de chicos de la porra, y de la utilidad de esa relación simbiotica dependera que que estas SA duren mas o menos.

    No conviene olvidar que en España:

    1/ El verdadero peligro comenzó con Zapatero, cuando Sánchez no había ni comenzado su «doctorado» Zapatero ya estaba de hoz y coz con el gobalismo por un lado, y con la basura venezolana por otro.

    2/ El partido que promocionó a Podemos fue el PP. Podemos fue criado a los pechos del PP por Rajoy. Otra cosa que deberemos «agradececer» al Partido de Cobardes.

    3/ Una de las pocas esperanzas que tenemos desde fuera es que si gana Trump, porque si no ni de coña, llame el Departemento de stado USA a Zapatero para que aclare esos negocios extraños de lavado de activos.. ; obviamente Zapatero se hará el loco y contará hasta con el apoyo de Cs y de el PP, eso lo veremos. Pero el PSOE quedará muy tocado. Mucho mas de lo que se pueden imaginar.

    Sus fuentes de financiación quedarán muy tocadas. Me refiero a su finaciación interna, la que por otro lado promueve a gentes aquí y allá…

    Toquemos madera para que eso ocurra.

    Un Zapatero tocado y hundido compromete a PSOE, PP, Podemos y nazionalistas varios.

    Un cordial saludo

    • Hazte OFF, Objetor Fiscal Fundamentalista, y siéntate al borde de la piscina climatizada a ver pasar el cadáver de la Montero junto a todos los parados y arruinados del barrio que no abrazaron la religión a tiempo.

      Da cobijo al al «Okupado»
      Reconforta al arruinado.
      Alimenta a los parados.

      Hazte OFF, ten fe.

    • La aplicación práctica de ese manual de sabotaje que deja en el enlace es el camino más seguro para minar la moral, agotar las fuerzas y abandonar toda esperanza de eficiencia en la gestión.
      La encrucijada que tenemos en nuestro país nos deja impotentes ante el abuso ejercido por el ejecutivo y pone en jaque nuestro sistema democrático como nunca antes lo había hecho. Un sistema que, a pesar de sus defectos de origen, en estas décadas se ha ido moldeando a imagen y semejanza de nuestros gobernantes de forma progresiva hasta dejarlo entregado a los delirios de su arbitrio.

      Si algo útil se le puede atribuir al sanchismo es que haya dejado al descubierto todas las grietas y fallas que los partidos aprovechan para socavar la separación de poderes, blindarse en el poder o burlar y sortear las reglas del juego en medio del partido y en su beneficio. Si algo útil se le puede atribuir al sanchismo es protagonizar y exhibir con luz y taquígrafos la mayor degradación institucional, moral y política en la que pueda caer un gobernante, al amparo de nuestra Constitución. Como bien decía hoy Rosell en el Mundo, no hay democracia que resista un gobierno como este.

      Mi comentario va en la línea del temido globalismo supranacional que nos acecha y sobre el que, ciertamente tenemos poco control. Me pregunto si al rebelarnos contra él no estamos fomentando el poder de los caciques nacionales y regionales, cuyo papel en la función de obra es únicamente servir a esos poderes y ser correa de transmisión de sus valores, sin otra utilidad y prerrogativa que la de enriquecerse personalmente, complicar, burocratizar y dificultar nuestra integración en todos los estamentos de la sociedad y que podamos ganarnos la vida dentro de unos límites razonables y no asfixiantes como los que nos constriñen ahora.
      Una legislación local, comarcal, autonómica y nacional, copiosa, tediosa y paralizante que producen nuestro caciques de turno para no aburrirse y justificar su sueldo, imagino. La digitalización, simplificación y automatización de los trámites burocráticos va a contribuir a una administración más eficiente del siglo XXI que también debería tener unas consecuencias prácticas en las organizaciones estatales y en el ciudadano.

      Quiero decir que, siendo realista, y dado que, en esta época, no podemos vivir de espaldas al progreso ni escapar a la digitalización creciente que va a conformar nuestro mundo, ¿Para qué necesitamos a los inútiles de nuestro políticos en su papel de intermediarios? ¿para arruinarnos, para someternos, para esclavizarnos? Si es harto imposible librarnos de nuestros «carceleros globales», para qué queremos mantener la ficción surrealista de un gobierno nacional que no sirve a nuestro intereses?

  3. Magnífico comentario de Tamuda, que ojalá sea profético. Que la pareja gubernativa tiene que levantar ampollas en Europa, empezando por Alemania, es evidente, por poco que les interese España, puesto que no tienen más remedio que prestar atención. Por supuesto estos pajarracos no saben manejar el Estado, son incompetentes y soberbios, y eso les acabará pasando factura, aunque más a nosotros, porque están deteriorando más un aparato ya muy desvencijado y eso siempre produce daños, como la gestión de la pandemia en la que el Estado (CCAA incluidas) ha dado muestras enormes de insolvencia e incapacidad… que se han acrecentado por las órdenes y la inepcia del Gobierno. Y, finalmente, la utopía que fingen en el relato es, efectivamente, una utopía de ricos, completamente inviable en una España atrasada y empobrecida como va a estar en muy poco tiempo. Ellos no van a tratar de salvar los muebles, como Macron, sino de salvar su trasero. No les saldrá, pero se podrá decir de este Gobierno y sus secuaces lo que Madariaga de Franco, «la de patadas que le van a dar en nuestro culo».

  4. Si uno cree a pies juntillas eso de que la soberanía reside en el demos y que el poder que la detenta, por lo tanto, depende de la democracia, la conclusión pesimista sobre la situación actual es que a Sánchez y su pandilla no hay quien los saque de la Moncloa porque “los españoles no somos capaces de poner en píe una alternativa que ponga a Sánchez en su sitio”.
    A estos argumentos sobre la responsabilidad histórica y política del pueblo, se puede objetar que lo de la soberanía del demos solo tiene relación con el problema político-religioso de la legitimidad para el consentimiento y la obediencia política, pero tiene poca relación con la conservación y mantenimiento del poder, que a fin de cuentas, consiste en el buen gobernar, por mínimo que se entienda por eso, que al menos supone mantener un Orden, en el sentido antiguo del término.
    Si encima se mitifica al poder existente – resultado de azares y carambolas electorales-, creyendo que son muy “listos aunque muy malignos”, más difícil se pone la cosa. Resulta según esa mitificación que Sanchez y su Redondo son unos “genios demoníacos de la política”, y que Iglesias es un “revolucionario” con un programa leninista gramsciano en el bolsillo. Pero Sánchez no es más que un pobre diablo, e Iglesias y su comparsa, no son sino unos “pequeño burgueses” que diría Lenin, cuyo objetivo revolucionario es convertirse en funcionarios por la puerta de atrás, es decir en vivir del cuento.
    La escenificación cutre del día 7 de octubre, parece más el canto del cisne que otra cosa. Un gobierno aislado que pretende gobernar con una administración paralela de mesa camilla y lealtad incondicional, pero que es incapaz de utilizar el aparato de dominación de la política moderna que es el Estado. La idea de la política que tiene este gobierno es como la del mulá Omar, que intentó gobernar Afganistán sentado entre dos baúles en los que estaba “el tesoro”, que él repartía en interminables recepciones de pedigüeños y compra de lealtades.
    El que no son capaces de utilizar el Estado para gobernar, quedó más que claro durante la primera fase de la peste. Puede ser debido a dos causas igualmente posibles;
    a) que el Estado sea ya solo una máquina degradada e inservible tras 30 años de destrucción sistemática
    b) que Sánchez y sus secuaces tengan una visión tan simple de los asuntos políticos como la del mulá Omar.
    Independientemente de la causa, el resultado es el mismo.
    Lo que está claro es que están aislados y creen que la política es solo una cuestión de imagen, de “relato”, confundiendo el acceso al poder con el Gobierno. Para acceder al poder sí que valen “las imágenes y los relatos” que manufacturan opinión. Más para conservar el poder, hay que gobernar, y hoy día, eso pasa por dirigir la máquina del Estado, el instrumento moderno de dominación política, guste o no. Pero a los del conventículo de Moncloa, conspiradores de salón, les parece que gobernar es simplemente un negocio de aparentar que se gobierna.
    Ya hay signos más que evidentes de que los proyectos milagrosos que presentan en videos infantiles, como el del pasado día 7, generan una gran desconfianza entre los prestamistas, y posiblemente también, entre ese demos aturdido que nada puede hacer. Para ejemplo, un artículo publicado el día 9 en el Neue Züricher Zeitung, escrito por Friedrich L. Sell, de la Universidad de las Fuerzas Armadas Federales, Munich.
    https://www.nzz.ch/meinung/eine-eu-finanzhilfe-fuer-spanien-ist-derzeit-nicht-verantwortbar-ld.1579042
    El proyecto “revolucionario” de ambos “genios”, consiste en poner en pié mediante la política, ese simulacro de trascendencia que han venido inventando las burocracias estales e internacionales durante las últimas 3 décadas, basado en el ecologismo, el colorido tecnológico y la emancipación de toda “víctima” imaginaria o real del mundo. Un invento burocrático que funge como plan de salvación universal, con su escatología y redención, mediante el cual los líderes de un Occidente en declive, pretendían recuperar la iniciativa histórica y el liderazgo del mundo, dotando de sentido a la política de la pura administración de cosas. Esas burocracias son el auténtico “sujeto revolucionario” de la historia actual. Máquinas burocráticas, convertidas en pensantes, que ociosas y a gran escala, se dedican a imaginar mundos futuros y programas de salvación a gogó. Un proyecto “revolucionario” caro, que no consiste en echar unos mendrugos de pan a la pobreza de Venezuela. La panacea de la “digitalización”, de la “descarbonización” de la economía, del igualitarismo radical y del “todo gratis”, requiere grandes excedentes.
    En un mundo en contracción como el actual, afectado por la peste, hasta estas burocracias “revolucionarias”, pero en definitiva racionalistas, empiezan a dar marcha atrás de sus delirógenos proyectos de salvación universal y a concentrarse en la salvación aquí y ahora de sus pueblos, es decir en lo político. Observen al que se postulaba como el gran líder del proyecto burocrático de salvación universal, el presidente Macron.
    Solo Sanchez, Iglesias y su covachuela siguen pensando desde un mundo que ya no existe. ¿El canto del cisne?

    • Lo mismo digo, magnífico comentario.

      Me han entrado ganas de rebatir con un largo comentario su aseveración final que solo comparto a medias, estamos en una encrucijada, donde si es cierto que el mundo en el que vive el gobierno no existe, pero están empeñados en crearlo.

      • Ese mundo que quieren crear está diseñado en la agenda 2030 y participan, por intereses varios, las grandes empresas del tecnocapitalismo y el narconegocio. Todos piensan ganar algo porque esa agenda es esencialmente totalitaria y supone, en su calenturienta imaginación, un control absoluto de las masas. Tener a mucha gente empobrecida y enchufada por un lado a las pantallas y por otro a las dosis diarias de drogas es un proyecto en que se ven todos ganadores.
        ¿Saben ustedes que muchas de las series que consiguen enganchar durante muchas horas a mucha gente generan depresión? El negocio audiovisual está aumentando deliberadamente los niveles de depresión del personal con unos guiones sórdidos donde los psicópatas tienen la sartén por el mango, donde el héroe es un imposible, donde ya no hay distinción entre el bien y el mal, donde no se muestra un horizonte de sentido para nadie, donde las drogas son la cotidiana y normalizada compañía de varias generaciones, donde se droga igual el tío de setenta que la niña de 13 años.
        Por cierto, que los psicópatas son presentados como sujetos que tienen algún atractivo, se les dibuja como inteligentes, ganadores, calculadores y libres de sentimentalismo. En la realidad, los cálculos de los psicópatas fallan como una escopeta de feria porque, en la práctica, son escenas en las que todo les sale bien, que las sueñan despiertos, que se las creen y se autonegañan. Se enamoran tanto de sus ensoñaciones que cuando viene lo real sólo les queda su soberbia para tratar de imponerse y meter la pata. El problema es que los psicópatas son muy útiles en la organizaciones mafiosas para hacer trabajos rápidos y sucios y luego prescindir de ellos. Son peones más manipulables de lo que ellos creen.

        La agenda 2030 es para salvar el planeta -dicen-. Esa es la gran patraña que mucha gente ya se ha creído. Y están de acuerdo el foro de Sao Paulo y el Banco de Santander o Acciona, Sánchez y Telefónica.

      • Por supuesto que están empeñados en crearlo. El asunto es que al haberse modificado la realidad por la peste, el proyecto «progresista» de las burocracias, que es el que define el «programa» del gobierno Sánchez y las idioteces de Iglesias, ya está pasando a un segundo plano en Europa ante necesidades nuevas.

        • Excelentes comentarios Tamuda y sí, pienso lo mismo las agendas progresistas de las burocracias junto a todas las idioteces que llevan unidas, tengo la sensación que están pasando a un segundo plano , de hecho, aunque parezca una tontería el Premio Nobel de la Paz no se lo ha llevado Greta, su mera nominación ya era un chiste

          Pero sin estar el mundo, en la situación actual, tal vez se lo hubiera llevado y aunque se lo dieran al programa mundial de alimentos , donde no todo es oro lo que reluce, bastante más cuerdo es dicho galardón para ellos que para el gretismo

  5. Lo de Madrid le está escociendo especialmente al Fraudez. Ha conseguido cerrar por tercera vez el canal de YouTube «Estado de alarma» por mostrar ayer unas manifestaciones en Ferraz y en Núñez de Balboa contra el tirano.

    https://www.youtube.com/watch?v=BmoJ5HKEu2s&feature=youtu.be

    Su obsesión por Madrid y por Ayuso constituye ya un síntoma elocuente. Así demuestra que está al servicio de poderosas fuerzas globalistas.

  6. Si admitimos como plausible la hipótesis de que Sánchez es un psicópta, el verdadero peligro está en el PSOE y en sus intensas relaciones con UGT y todas esas organizaciones vinculadas por historia y por sindicación de apoyos mutuos -mafia-, incluyento a la ETA, golpistas catalanes y a Podemos. En el PSOE están encandilados con Sánchez, lo consideran un tipo muy capaz…de todo. Y eso lo ven muy bien.

    Si Sánchez es un psicópata al frente de una mafia, su perfil ha quedado ya muy claro. Es de los que triunfan de forma fulgurante ocasionando grandes desastres en poco tiempo. Este perfil de psicópata suele caer por exceso de soberbia y si quedan espacios libres de corrupción en la polícia y entre los jueces. De ahí su obsesión por controlarlo todo. Ese es su flanco débil.

    Este tipo de psicopáta es, a su vez esclavo de sujetos a los que respeta por su poder y capacidad para el mal, como Soros y los narcodictadores. De ellos espera siempre obtener la ayuda que necesite pues se ha esforzado en demostrar que es rápido y eficaz y que el PSOE está con él con un porcentaje de voto en las encuestas bastante alto.

    Le debieron decir que echara el freno con la monarquía (figura paterna a la que quiere suplantar) pero a cambio ha acelerado con Madrid de forma poco racional. Eso nos advierte de que en relación con Madrid y con alguna figura femenina tiene algún trauma que está en el origen de su trastrono psicopático. Siempre en estos casos hay una madre. Por cierto, que Madrid comparte las primeras cuatro letras con la palabra madre. Por ahora, ya vale de psicoanálisis.

    • Introducir a Pablo Iglesias en el CNI no es un compromiso que Sánchez tenga que cumplir, sino una imposición con la que el PSOE está de acuerdo, precisamente para lo que usted señala., Se trata de la infiltración en el ejército, la policía, la justicia, etc. de especialistas en comprar, chantajear o amenazar voluntades a través de técnicas que los cubanos han ido refinando con el paso de los años, y han puesto en práctica con la ayuda de la fundación PablemosMoney en Venezuela con el resultado que todos sabemos. Antes lo habían intentado en más lugares, por ejemplo en Brasil lo intentaron con médicos.
      Este gobierno está gobernando mucho, mucho más de lo que la gente se imagina, pero los españoles prefieren vivir en Babia que mirar tras las bambalinas.

      En Venezuela pasó exactamente lo mismo, cuando los políticos demócratas con larga experiencia quisieron echar a Chávez ya no pudieron por tener infiltrados, comprados, chantejados o amenazado todos los estamentos del estado.

      Arrimadas tiene toda la pinta de Capriles, cómplice criminal hasta el último dólar, yo no sé si Casado se está enterando de algo o ya le han infiltrado como en Venezuela, VOX se ofusca con la certeza pero no sabe pisar la cabeza a la serpiente.

      Aquí estamos necesitados del Partido Mangosta. Capaz de arrear una dentellada a la serpiente al menor movimiento.

      Ya ha comenzado Tezanos y los telediarios a lavar la imagen de Sánchez, el político más valorado, la cosa debe estar fatal, eso es una.estrategia para apaciguar a la mayoría haciéndoles creer que minoría.

      Los más valorados, Sánchez y Arrimadas, a día de hoy.

      Sin embargo es interesante observar la gran cultura histórica de los españoles, a pesar de la desmemoria histérica cuando hoy preguntas a cualquier español sobre el personaje histórico más felón y miserable a lo largo de la historia de España casi todos coinciden en el personaje.

  7. “y no habrá manera de destituirle de forma pacífica en las próximas elecciones que es lo único que cabe hacer en democracia.”

    “En democracia” supongo queda al lado, a mano izquierda de Valladolid, derecha de Marruecos, un poco más arriba de Argelia, un tanto más abajo de Ecuador, pasando por la Guyana Francesa y al lado justo, justo de la tumba de Tocqueville o Descartes. No sin antes pisar a Platón, Sócrates y lo que quede por el camino.

    El sistema liberal, presupone la representación* como eje central de la vida política. En esa magia, Pedro Sánchez o el intocable y sacralizado Jefe del Estado son la representación de todos los españoles.
    Según la visión liberal Sánchez además de representante es el chivo expiatorio de la muchedumbre quejosa. Obviando esa muchedumbre que el Sistema de Dominación funciona, dado ellos en su autocracia hedonista no están dispuestos a modificar un ápice su conducta diaria.

    Es decir, según su cosmos gubernativo, Sánchez es el único representante legítimo del cuerpo político ejecutivo español. Esa reunión, de todos los españoles, imposible, queda reflejada de forma doctrinal en la Constitución de 1812 con el término “Nación”, el cual hace referencia al parlamento oligárquico/estamental como representación única del cuerpo político de la autodenominada “yo soy España”.
    Mágicamente los españoles pasan a ser la Nación, como espíritu indio.

    A tener en cuenta, las personalidades escondidas cual avestruz en la “Isla del León”, ya es ironía de la historia, imponen su visión de España, la cual nadie esperaba ni compartía. Como resultado de ello, casi un siglo y medio de conflictos bélicos continuos en territorio de los españoles (sin incluir Portugal).

    Ahora bien, en la doctrina del mercader, ahora virando a vulgar zoco, poco importa la congruencia de un sistema de pensamiento y comportamiento. (personalidad, ética).

    Lo hemos observado estos días con los vociferantes televisivos a favor del confinamiento perimétrico de Madrid. Los cuales a la mínima se han escapado de vacaciones, la era de los mercaderes, los mercenarios, nos deja estas perlas como indicador de la moral reinante. La chusma dominante, el lumpen de élite.

    La hacienda que solo aprende a palos, creyente cual sacrificado en la pirámide maya, de un sistema fantasioso. Basado igualmente en principios fantasiosos; el cual habita “en democracia”; quizá al lado de Chichen Itza.

    Y al final creerán que el sacrifico vale para algo. Entre esputos e improperios contra “los políticos”.
    Una forma de “nuevos demonios” que explican el efecto de toda causalidad pública. Causalidad no casual dado el castrado, emasculado, de la acción pública del poblador está incrustada en el Sistema de Dominación de tipo mercantil/administrativo. Queda pues cacarear como gallina de corral; al fin y al cabo el individuo intercambiable liberal no es cosa muy distinta de ganado. No solo en el de cabezas de ganado sino de provincias (por victoria).

    Sánchez es presidente del Gobierno de España según la legislación vigente.
    El Gobierno de España es la forma gubernativa de “todos los españoles” en el sistema liberal.
    Cambiar el collar al perro, o el perro, no transmuta el gallinero en una comunidad de personas libres.
    Las cuales puedan exigir la aplicación de la Justicia, encarnada en Derecho. Tal cual ahora donde el Derecho es básicamente el deseo del ejecutivo (ejemplo confinamientos).

    Personalmente me parece más creíble el modelo del druida, interpretando que dice el bosque, el gran roble. Al menos da bellotas, sombra, leña,…

    *: no imperativa y aristocrática/oligárquica.

  8. No ha podido encontrar una titular más ajustado y preciso al personaje, Quirós. «Yo, el Supremo», sintetiza en tres palabras la naturaleza y los atajos que le han permitido hacerse con ese poder supremo y omnímodo. Como bien señala en el artículo una apuesta arriesgada y decidida del sujeto que le ha hecho crecerse ante los obstáculos alcanzando cuotas inimaginables. Una apuesta temeraria, arriesgada y decidida en la que ese fin supremo de poder, además de significarlo todo, ha justificado sus medios.

    El varapalo judicial que evidenciaba su cacicada en Madrid e intentaba ponerle freno no ha estado en el candelero ni veinticuatro horas. Lo cual, le ha permitido superar el revés con rapidez y diligencia inusitada, sin llegar a romper el hechizo de la propaganda gubernamental, desmontada por el TSJM.
    «Yo, el Supremo» no podía mostrar signos de debilidad ni permitirse ser humillado por el poder judicial, así que, ha apartado a un lado el «escollo» en su camino y ha suprimido la «anomalía» judicial que escenificaba su fracaso e impostura ante la comunidad de Madrid y ante el resto de españoles.

    Al pisotear la decisión judicial sin remilgos, se impone la hoja de ruta del gobierno. Sus lacayos y medios de difusión pueden seguir atacando, confundiendo y poniendo el foco en lo «cacique» que es la presidenta de la comunidad Madrid tratando de impedir que el «benevolente» gobierno central «salve vidas» y se «defienda» de la «opresión» de los «caciques de la derecha, incluidos el rey y los jueces».
    Esta es la razón por la que no vieron necesidad de intervenir y confinar en verano comunidades como la de Aragón o por qué no ven necesidad de intervenir ahora en Navarra con una tasa de contagios que triplica la de Madrid. Porque allí los ciudadanos estaban en buenas manos. Igual que en Cataluña cuando se les permite ocultar las cifras reales, sin oponerse a que sus aliados de gobierno «para combatir los botellones» anunciaran «reabrir el ocio nocturno», quizás presionados por algún lobie del sector, de los que apoquinaban el 3 per cent.
    El juego sucio del sanchismo está siguiendo la misma estrategia que los caciques que gobiernan en Cataluña. La diferencia es que allí el periodo de incubación se fue consolidando lentamente, mientras que el sanchismo absolutista pretende consolidar ese poder supremo y omnímodo en apenas unos años, aunque para ello tenga que mutilar, retorcer y violar las leyes que hagan falta, para que encajen en su gobierno sanchezstein de Procusto. Aprovechar la oportunidad que le da su legislatura legítima, aunque para ello tenga que promover y reavivar la imagen del lienzo de Goya: «Duelo a garratazos», que ilustra fielmente la tradición de las dos Españas que se baten a garrotazo limpio.

    Cuenta Albert Rivera en «Un ciudadano libre» que a lo largo de su historia, a España le ha faltado una revolución liberal burguesa como la que tuvieron Estados Unidos o Francia. Elogia la Constitución de Cadiz en 1812, redactada por un grupo de liberales, como embrión de los derechos civiles que hoy disfrutamos. Sin embargo, pese al intento de romper con el absolutismo de Fernando VII, se lamenta de que en medio de un siglo XX convulso e inestable, en España nunca llegó a asentarse un liberalismo institucional y social.
    Como bien apunta: «Ser liberal entre las dos Españas, aunque estemos en 2020, continúa siendo un deporte de riesgo en un país que sigue batiéndose a garrotazos».

    • Yo creo que el gran problema de España ha sido considerar a Ciudadanos un partido liberal y que el voto a Ciudadanos solo señala el desconocimiento de la política del votante español.

      Si algo no tiene Ciudadanos es algo de liberal, es una copia absurda y pueblerina de las teorías globalistas contrarias a la libertad, Ciudadanos es el partido ensoñación, el ensueño del centro, el ensueño de la libertad, el ensueño del buenismo en estado puro, todo lo ajeno a la política de verdad.

      El votante de Ciudadanos es tan ingenuo como Ruiz Mateos,. Mario Conde o Albert Rivera cuando pensaron que podrían prosperar sin el respaldo de la oligarquía patria o internacional. Ingenuos y soberbios.

      A Inés se lo ha explicado la Botín, si me haces caso te invito a un té y Tezanos te pone como la segunda más valorada, a Pablo Iglesias no hizo falta que se lo explicaran venía con la agenda 2030 debajo del brazo para hacer los deberes.

      Es interesante observar que los políticos de Ciudadanos defienden los mismos intereses que Podemos, los mismos. Están todos con un unas ganas locas de gritar «somos globalistas miserables ovejas de centro liberales que nos votáis». Somos rojos y maricones, pro-aborto, pro-eutanasia, pro-desnazionalización, pro-multinacionales, etc.etc, y si no se lo cree solo tiene que escuchar a Arrimadas o preguntárselo a Aguado.
      También puede echar un vistazo a los asistentes del Foro de la Toja y leer entre líneas, hasta Moreno Bonilla se apunta al carro.
      Y no se lo tome a mal, pero Rivera no tiene ni idea de la política real ni de la historia, solo fantasea, lo que le ha sucedido era algo tan obvio, y menos mal que ha sucedido eso, de haber gobernado con Sánchez los españoles ni se hubieran enterado que estaban en Venezuela.

      • Buen intento, Henry. Pero no se moleste en «molestarme» con tanta injuria e improperio, como las que tuve soportar en los foros, en los años de despegue de esta formación política que usted repudia como lo hiciera entonces, aunque todavía estuviera por definirse el curso de los acontecimientos.
        Ciudadanos no es «el gran problema de España» como usted dice, ha sido el gran problema a sortear por los nacionalistas catalanes, auténticos caciques y opresores de los que no encajaban en el régimen de «un sol poble». Ha sido el gran problema de Podemos que lleva difamando y desacreditando a la formación desde el sectarismo atroz de sus aparatos mediáticos (Público y la secta). Y ha sido el gran problema del bipartidismo hegemónico, dispuesto a no dejar que un centro político en España tuviese cabida, más allá de su función de bisagra para seguir manteniendo a toda costa la oxidada y decrépita maquinaria del estado y para seguir con la tradición de las dos Españas batiéndose a garratozos. Pues ahí la tienen de nuevo, más amplificada si cabe por el poder de los feudalismos regionales y por un mediocre con moño y sin escrúpulos, disfrutando de los privilegios del establishment.

        • El problema de Ciudadanos es que mucha gente ha sucumbido a la ensoñación de que en España puede haber una tercera vía. Y creo que el primero que sufrió esa ensoñación fue Rivera. Lo que pasa que muchos desde primera hora vimos quienes eran la guardia pretoriana de Rivera, todos conocidos globalistas. Rivera fue un títere, pero se dio cuenta y se largó (quizás gustado porque no le dieron lo que le prometieron y rompió la baraja). Lo de Arrimadas ya es de traca: me contendré en los calificativos para no parecer maleducado. Silvia, al empezar Ciudadanos, muchos nos acercamos a ese proyecto con ilusión, pero pronto salimos corriendo al ver a viejos conocidos rebotados de otras organizaciones políticas ocupar cargos de estructura a nivel local y provincial (es lo que tiene vivir en una ciudad pequeña del sur, donde casi todos nos conocemos), al tiempo que aparecía gente sin oficio ni beneficio (venida de lejos para hacerse cargo del partido, quien pagaba todo eso?).

          Podemos es tan globalista como Ciudadanos, pero su estilo es más bronco. Por eso, en el fondo son parte del mismo plan. Hay que ser muy cautos, porque en España muchas cosas se deciden detrás del escenario y en cenas privadas. Hay una oligarquía muy poderosa (o varias) que controla a los políticos. Véase al Ibex 35 de palmeros de Sánchez. Y todavía querían que Rivera pactase con ese psicópata. Por lo menos, Rivera ha tenido dignidad. Eso le honra, aunque muchos no entendieran que pasó la noche que se fue, pero ahora, a toro pasado, se entiende todo.

          • Coincido con Argantonio, creo que lo ha descrito sin la rabia que a mí supone la ingenuidad de Rivera y la ingenuidad de sus votantes.

          • Sobre Arrimadas, ya comento un poco más abajo. Lo que haga o deje de hacer me es indiferente.
            Sobre «los rebotados de otros partidos», no voy a poner en duda la experiencia que usted haya conocido en su entorno próximo, Argantonio, pero sí me gustaría desmontar ese idea de «pureza» ideológica que conecta precisamente con la idea de perpetuar las dos Españas de rojos y azules. De manera que, ese reproche castra la posibilidad de salirse del guion ideológico que no encaje en esos parámetros. Fíjese que es un tópico en el que cayó la misma Rosa Díez para desacreditar la formación de Rivera, como si los integrantes de UPyD no fueran también «rebotados» de otros partidos como Psoe y PP, porque no hay mucho donde elegir. En cualquier caso, un partido nuevo que se instaura a nivel nacional como fue CS, falto de estructura territorial, en su implantación y crecimiento, no está exento de que se cuelen en sus filas aprovechados o trepas de toda clase y condición, aunque esa posibilidad no compromete la función, el servicio o la acción del partido en la dirección ni a nivel nacional.
            Dice que Podemos es tan globalista como CS. Permíatame que discrepe. A lo mejor deberíamos definir a qué nos referimos con «globalismo», porque es un concepto tan amplio y tan elástico que en el caben toda suerte de conjeturas. ¿Promueven y apoyan Podemos y CS en Bruselas las mismas medidas y los mismos valores? Creo que no ¿Votan o se alían con los mismos grupos parlamentarios europeos? Creo que tampoco. ¿Defienden el mismo modelo de gestión económica? ¿Defiende el mismo feminismo, el mismo «solo sí es sí»? es evidente que no, por ello los expulsan de las manifestaciones, aunque apoyen el feminismo en la agenda global europea, en el mismo grado que sus socios liberales.

          • A mí a quien puedan arrimarse ahora Arrimadas y Aguado me importa bien poco. Nada tienen que ver con la etapa que lideró Rivera, al que seguí y voté con convencimiento por hacer lo mejor y más realista que podía hacer en medio de la dos Españas, sin dejarme llevar por la malicia y la mala baba de sus detractores de izquierda y derecha, que los hubo y no pocos.
            Y no descansan ni siquiera después de su derrota y dimisión, responsabilizándole de lo que tenemos ahora, como unos auténticos cobardes que, después de todo lo que hemos visto, prefieren seguir dando crédito a la palabra y al relato de Sánchez. Mi desprecio absoluto por ellos. Como le digo, yo he seguido y votado por convencimiento a esta opción política, no porque fuera «un mal menor». Quizás lo es ahora si hubiera que elegir del más malo al menos malo, pero esa posibilidad a mí ya no me sirve, más cuando Arrimadas ha tratado de engañar a sus votantes tomándonos por holigans de la izquierda que tragan con todo. Además, visto el daño inmenso que puede causar a la democracia un psicópata como Sánchez, lo más necesario y urgente ni son unas nuevas elecciones ni confiar en la bondad de otros políticos al ocupar sus lugar, lo más necesario y urgente como decía Javier Torrox en el podcast con Benegas es impedir que el mismo sistema sirva a los intereses de estos canallas, es cambiar las reglas del juego que permiten este atropello a nuestros derechos y que el correcto y efectivo funcionamiento de las instituciones democráticas que nos representan, defienden nuestros derechos y son merecedoras de tal nombre no dependan solo de la bondad o la maldad de los gobernantes.

  9. Magnifico artículo y magníficos comentarios. Está claro que tenemos Sánchez para rato. Sánchez es un psicópata. Es un tirano, que si hubiera vivido hace ochenta años estaría a la altura de Hitler, Stalin, Franco, Mao o Pol Por. A Sánchez no le temblaría el pulso a la hora de firmar miles de sentencias de muerte. No le han visto Vdes. la cara? Pero profundamente, a los ojos. Yo desde que salió a escena y vi sus tejemanejes le hice un seguimiento mediático. Es un tío que solo quiere mandar, ebrio de poder un chulo de barrio. Un matón de patio de colegio.

    Pero una cosa que tiene Sánchez es lo que le falta a la mayoría de los políticos y al acomplejado pueblo español. Sánchez tiene cojones y el problema actual de España es que no hay cojones. Hoy el que tiene cojones tiene que proclamarse de izquierdas y apoyarse en los separatas o bien estar dispuesto a echarse al monte y a lo que sea. No se trata de ser un héroe estúpido, sino de ver claro lo que viene y ponerse a salvo, porque estamos solos, completamente solos. El centro-derecha no sabe ni por dónde le da el aire. Abascal e Iglesias tenían que estar ya en Europa denunciando que España ya es Venezuela y dando la tralla sin parar. Arrimadas y hasta Ayuso le hacen ojitos al tirano, al menos hasta hace dos días, porque los cojones tienen mucho «sex-appeal». Por esta falta de cojones España no va a salir de ésta sin ayuda exterior. Nos queda mucho, pero mucho por tragar. Y esto no ha hecho más que empezar. El virus es una excusa que ha venido a acelerar los planes de esta gentuza.

    Sencillamente tenemos lo que nos merecemos. Ayer fui a renovarme el pasaporte a una comisaría. Lo que vi me pareció lamentablemente. Una impresionante cola (con cita previa) en la calle a pleno sol (y si llueve te jodes), ni sillas para sentarse y sin posibilidad de usar el aseo, todo por el Covid, decían los mercenarios del sistema. Cuando me quejé y pedí la hija de reclamaciones al guardia que había en la puerta, me contestó en plan chulo que no tenían. Subí el tono de voz y llegaron inmediatamente otros sicarios del gobierno en plan «a quién hay que detener». Pedí hablar con el jefe quien me dio largas y no me entregó la hoja de reclamaciones. Todo el público callado y yo solo. Al final reculé, porque la actitud era de hostilidad manifiesta y la cosa podía salirse de madre. Lo peor el silencio y la indiferencia de la gente. No merece la pena, pensé, Me imaginé a estos tipos en un régimen dictatorial, lo que tuvimos cuarenta años: lobos y borregos.

    En fin. Solo con ganas de que me tocara la lotería y largarme de este estercolero con mi familia. Pero me temo que nos va a tocar exilio interior. Eso sí, he decidido que contacto con las estructuras estatales y oficiales, el mínimo posible.

    • No creo que Pedro sea el peligroso, es un señor que es aficionado al poder, al sillón, a los placeres burgueses, a la vida fácil, con su señora colocada en un chollete. Lo malo es que no desautoriza a unos ministros abiertamente comunistas que no dejan de decir que van a derrocar a la monarquía y al sistema constitucional para implantar una dictadura marxista-leninista; no es una elucubración mia, lo dicen a las claras. Yo creo que Pedro se está pensando lo del derrocamiento de la monarquía y del sistema constitucional democrático mas bien para chantajear a la casa real y a las derechas, no ha parado de decir a los partidos de la derecha constitucional que sino hacen lo que el dice está en peligro la misma monarquía y lo que es mucho peor el propio sistema democrático constitucional. Lo peor de su amenaza no es la supresión de la monarquía, que para algunos sinceros ingenuos demócratas supondría tan solo la sustitución del Rey por un presidente de la república, que se dedicaría a hacer mismo: entregar trofeos, premios, hacer hermosos discursos de inaguración de lo que sea,… NO Y NO, LOS COMUNISTAS NO SE CONFORMARIAN CON UNA REPUBLICA LIBERAL, como el sistema que tenemos ahora; ellos quieren una dictadura chavista-castrista con un barniz democrático, con elecciones trucadas impunemente, o simplemente con elecciones corporativas con candidatos únicos.
      El psicópata de la pandilla es Pablo Iglesias, fijense que no ha manifestado la más mínima empatía por la enorme pérdida de votos de su cada vez más dividido y hundido partido. A él le importa muy poco que su partido quede reducido a la nada, lo que le importa es su revolución, reducir a España a la extrema-miseria, cosa perfectamente deducible de antemano a la vista de su desastroso «programa» económico. No me cabe duda de lo que pretende este siniestro personaje. Pablo Iglesias sabe perfectamente, ha hecho la carrera de politicas, que la ruina de un país es muy fácil de conseguir; cree que las protestas, cuando la gente se de cuenta de la miseria, podrán ser acalladas con propaganda, echando la culpa a la derecha, los fascistas, la UE, los norteamericanos,.. y con paguitas repartidas a gente que no tendrán otra cosa para malcomer. Él también sabe que el ejército y la guardia civil no se moverán. En lo que respecta a los separatistas se les dará lo que quieren para que no le creen problemas. Pablo es lo suficientemente inteligente para ver que con Cataluña y el país Vasco no tiene nada que hacer y le resultará más factible que se separen y no pongan reparos en implantar su dictadura al resto de España.
      Como he dicho en un anterior comentario el panorama de España lo veo muy lóbrego. La deuda es enorme, va a aumentar, y hay unos auténticos revolucionarios profesionales en el mismo gobierno que no dudarán en ejecutar su programa. No se trata que tengan valor, no se trata que sean valientes, sino que ven que NO HAY NADIE enfrente, que además los medios de comunicación les bailan el agua, una gran parte les apoya creyendo que no se saldrán del marco constitucional, pero no ven que esta pandilla ES INCAPAZ, de sobrevivir dentro del marco constitucional cuando venga la gran ruina. No son más que un puñado de revolucionarios incapaces de ninguna obra política dentro de un sistema democrático.

      • Creo que es usted un ingenuo, demasiado ingenuo.
        Usted piensa que Podemos ha salido como una seta y que llegó solito a Venezuela y allí Chávez le dio dinero.

        Podemos no es más que una sucursal del PSOE para captar el voto perdido de la izquierda, el verdadero peligro es el PSOE, no Podemos, el PSOE fue el que organizó el golpe catalán con los socios de Zapatero, el PSOE es el cómplice, colaborador y beneficiario del régimen criminal venezolano, el PSOE es el que pone sus tentáculos al servicio de la agenda globalista, y esa agenda verdes con mujeres, maricas y negros dibujados en sus tapas tiene como objetivo un régimen comunista que permita desposeer a los desposeídos de todo recurso para que estos pasen a manos de multinacionales. Ese es el plan desde antes del minuto uno, no hay cosa que diga Pablo Iglesias que no esté planificada en la agenda del PSOE. No sea ingenuo, Pablo Iglesias como Arrimadas son los mayores defensores de Patricia Botín y de la fusión de CaixaMadrid,
        Los tentáculos del expolio de la nación española se extienden por Sudamérica, África, Europa y Estados Unidos,
        Aquí si hay un plan, y es el plan del PSOE, quebrar la nación para dársela a sus amos a precio de saldo.
        ¿Que otra explicación pueden tener las decisiones adoptadas por el gobierno desde la moción de censura?
        Desde la moción de censura este gobierno solo se ha dedicado a acaparar poder y riqueza, seguir a rajatabla las directrices de la agenda globalista, infiltrar el estado de afines, nacionales y extranjeros, muchos de ellos salvajes sin escrúpulos, podría seguir, pero son interminables las barrasabadas que ha hecho el PSOE en dos años, sobre todo las que no se ven. Imaginé por un momento solo por un momento la seguridad con la Delcy se plantó en Barajas, e imagine como se repartieron las maletas y cual era su destino.
        ¿Asusta, no? ¿Más que Podemos? Seguro.

          • Estando de acuerdo con que Iglesias es un revolucionario profesional y otro tipo totalmente sádico, coincido más con Henry Killer: el verdadero peligro es el PSOE. Sin el PSOE todo esto que estamos viviendo sería imposible y no serían más que un puñado de agitadores callejeros fácilmente controlables. Pero ha sido el PSOE quien los ha puesto en las instituciones y les ha dado poder, dinero y acceder a todos nuestros datos.

        • Mire, las cosas no son como Ud. cree. La sociedad no está controlada por unos señores que se dedican a hacer reuniones en lugares oscuros, en secreto, con mesas de cristal negro, y fumando puros cohiba y bebiendo whisky gran reserva, para destruir la humanidad y apoderarse de todo. Todo ésto solo ocurre en las peliculas,..
          Yo me atengo a los hechos comprobados, a lo que dice y hace la gente del PSOE y Podemos y por lo que veo tiene poco que ver con Soros, el globalismo y demás asuntos. Para el PSOE el globalismo tiene un cierto interés propagandistico, pero no va mas allá. El PSOE mas bien es un partido de enchufados bien colocados en la administración que lo que quieren es mantener su chollo para toda la vida, hay otros militantes un poco más ambiciosos que intentan montar follón para medrar, pero si es cierto que en la cúpula existe una auténtica preocupación por su supervivencia, cosa lógica viendo el destino que hay sufrido sus homólogos italianos, franceses, alemanes, que aparentaban una mayor sensatez. Mi impresión es que el nerviosismo del PSOE se basa mas bien en las cifras «auténticas» que le da Tezanos.
          Sobre lo que dice Ud. de la globalización, no veo que los globalistas hayan ayudados a los partidos socialistas europeos, y si lo han hecho el resultado ha sido catastrófico,..
          La globalización con su supuesto apoyo a la ideología LGTBI, el pseudofeminismo, la pseudoecología, los BLM, y demás grupitos que arman follón, pero después tienen muy poca resonancia en el pueblo llano, es un movimiento puramente capitalista y es rechazado por los marxista-leninistas, sino vea Ud. la página oficial del castrismo http://www.cubadebate.cu y lo verá. Lps marxistas culturales y marxista-leninist que ahora malgobiernan Venezuela, Cuba y Argentina, no tienen ningón interés, aparece la mera propaganda, en todas estas tonterias surgidas en las universidades USA. En lo que respecta al interés que puedan tener los globalizadores para arruinar España con el fin de comprar el país a precio de saldo, si se cumplen los propósitos de la pandilla Pedro y Pablo de llevarnos a una situación venezolana, no creo que en este desgraciado país las casas y los terrenos valgan nada, todo esté en ruinas y además el gobierno chavista les podría quitar lo comprado en cuanto les diera la gana, sin ninguna garantia juridica. Lo que veo que Ud. cree es que cuando lleguemos a la ruina, el país seguirá siendo un estado de derecho, en donde se podrán comprar y vender casas sin problemas, que seguirá habiendo elecciones normales y corrientes, FALSO, de toda falsedad. En el caso de que esta pandilla basura consiga derrocar la constitución, ni siquiera Soros vendrá a comprar ni un apartamento en la costa, los globalistas quieren ganar dinero, no tirarlo.
          El globalismo no es un sistema conspirativo, es una manera de ganar dinero de una determinada élite financiera, alejada de la economía productiva. En cuanto a la ideologias LGTBI,BLM, fem, inmigración, eco, y demás tonterias, creo que son utilizadas por ciertos globalistas con alguna financiación de alguna fundación, poca cosa, en comparación con la proporcionada por el mismo estado ¿Se ha fijado Ud. que la inmensa mayoría de las facultades de humanidades y sobre todo las escuelas de profesorado están en manos de gente de extrema-izquierda parroquianos de la ideología del marxismo cultural? ¿Tiene Soros o Rockefeller el dinero para financiar tanta facultad? En conclusión el globalismo es una variedad del capitalismo financiero que persigue la libertad de movimientos de capitales y personas, además de fomentar el sexo no reproductivo porque creen que dentro de poco seremos demasiados para tan pocos puestos de trabajo que serán ocupados por robots. Pero lo de meter a comunistas en el poder, no creo que tengan tanto interés, sus propias inversiones en este país resultarian muy perjudicadas y no son tan tontos.

          • Mire usted Venezuela.

            Hugo Chávez se prepara en los servicios de inteligencia de Estados Unidos para dar un golpe de estado, en un principio el.gompe estaba diseñado como la última encíclica del Papa, un comunismo cristiano argentinito. El golpe fracasa, Chávez se va a la cárcel, le indiultan y llega al poder prometiendo el pan y el vino a todos los parias de la tierra, baja la producción del petróleo en Venezuela, y mientras los venezolanos empiezan a darse cuenta de la estafa, Estados Unidos gracias al encarecimiento del petróleo explota el esquisto de manera rentable, el petróleo venezolano se refina en Estados Unidos. Venezuela tiene reserva para doscientos años de petróleo, pero ahí está porque no hay dinero para una llave inglesa.
            Dejan el petroleo a un lado, y de regalar la gasolina a los venezolanos pasan a la escasez. Comienzan a repartir las reservas naturales, oro, piedras preciosas, minerales, etc, etc, eso enriquece a los sátrapas pero no molesta a los americanos, a Alemania le vienen bien algunos minerales, y a otros países de Europa también.
            Rusia. China, EEUU y varios países de.la.UE explotan la riqueza de Venezuela mientras reconocen a Guaidó y pagan a Maduro,
            No hay peor cosa para ese capitalismo que usted dice, que encontrarse con un Bolsonaro o un Orban, ahora imagine a quien prefiere ese capital que viene a comprar la nación a precio de saldo, a Pablo Iglesias o a un gobernante capaz de defender la riqueza de su pueblo.
            Los bancos españoles están quebrados, como la nación, cuanto más barata sea la adquisición de riqueza más ricos serán en un futuro.

            En 2005 vendí todo mi patrimonio, unos años después podía comprar el triple del patrimonio que vendí con el mismo dinero.

            ¿Lo entiende ahora? Es bien fácil de entender.

          • Como se fie de la página oficial de un comunista, mejor eche un vistazo a esta noticia, https://www.elmundo.es/loc/2016/05/18/573b31c0268e3ed8638b463d.html

            La hija de Castro como Pablo Iglesias es la responsable de la agenda 2020 y la última encíclica papal «comunistas somos todos» que lo del César hay que repartirlo, eso sí, menos Google, Apple, Amazon y las propiedades del Vaticano todo hay que repartirlo al estilo de los Castro, que para eso el comunismo es único, hasta Bill Gates está de acuerdo.

            Entiendo lo que dice, por supuesto que el mundo es difícil controlarlo, al hombre aun más, y al individuo resulta imposible.
            Leo siempre con interés sus excelentes comentarios, pero es que he visto tan claro la intención de Sánchez desde la moción de censura que me cuesta entender que los demás no lo vean.

            Puede ser quizás que conociendo Venezuela como la conozco, con información de primera mano y sabiendo de las conexiones de muchos personajes del PSOE con los criminales venezolanos, que no lo digo yo que lo he visto, lo dicen organismos oficiales.
            Aunque dice zapatero que él sabe lo que pasa en Venezuela mejor que yo. Me callo.

            Un cordial saludo, y disculpadme el tono.

          • Yo creo que no he manifestado que el globalismo sea una conspiración. Estante todo una ideología, que está muy interconectada en todo el mundo (una parte importante de medios de comunicación, ONGs, think tanks, sectores académicos, partidos políticos, organizaciones supranacionales, fundaciones, grandes fondos de inversión, etc…). No es una conspiración para dominar el mundo, sino un sector que pugna para conseguir más influencia, aumentar su poder y aumentar sus riquezas.

            Por otro lado no creo que para el globalismo y sus tentáculos financieros España no valga nada. Todo lo contrario. Para esta gente, España es una perita en dulce. Buen clima, puente con América, en el eje entre Europa, el Mediterráneo y África, buenas infraestructuras, una población dócil y poco levantisca. Un chollo vamos. Por eso la presión se está intensificando sobre nuestro país mucho más que sobre otros.

            Y creame,aunque Vd. no lo crea, si sus se deciden políticas a aplicar en muchos sitios en cenas entre cuatro… Ahora bien, depende de quienes sean esos cuatro.

          • Mire, Chavez no ha sido nada positivo para los globalistas, ha echado de malas maneras a un montón de empresas norteamericanas y europeas sin indemnización, lo cual les ha costado un montón de dinero. En lo que Ud. dice de que está malvendiendo oro, tierras raras, y demás minerales, lo hace a Rusia, China, Turquía. Iran,.. Países que no tienen nada que ver con Soros, ni con Rockefeller, ni con ONG, ni con ninguna empresa de tipo globalista. La ruina de Venezuela ha sido debida a unos populistas del estilo de Pablo Iglesias no de unos financieros globalistas, que solo han tenido pérdidas y no pequeñas. España no tiene materias primas para malvender, tan solo tiene casas, hoteles y terrenos como principales activos y éstos solo tienen valor dentro de un estado de derecho que garantice los derechos de propiedad, cosa que ya sabemos que los populistas no van a garantizar de ninguna manera. Si esta gentuza consigue el poder, no le quepa duda que nadie vendrá a comprar ni un chalet en primera fila de la costa, no valdrá NADA.
            A mi me agrada mucho el globalismo porque constituye un sistema basado en la pura especulación, dejando apartada la producción industrial y agrícola, pero es mucho peor el populismo estilo chavista porque simplemente nos lleva al hambre y a la tirania. El populismo chavista no creo que tenga otra cosa en común con el globalismo que cierta propaganda, que en realidad ellos mismos después niegan con los hechos.

        • El peligro es el Sanchismo.
          Si Iglesias es Vicepresidente es simplemente porque Sánchez, después de no dormir un par de noches justito la noche electoral cuando aún el recuento de los votos estaba bien fresco anunció que ya no le quitaba el sueño y pactaría con Iglesias

          Ese es el pájaro de malos agüeros.

  10. No creo que Pedro Sánchez haga una política de logros personales, de narcisismo político, su política es mucho peor; se trata de derrocar el sistema constitucional para implantar un régimen populista de estilo marxista. Pedro sabe que tiene poderosos apoyos, empezando por los separatistas, que son sus aliados más seguros, mientras les de lo que quiere que no es otra cosa que la secesión; ni a Pedro, ni a Pablo Iglesias le importan la unidad de España. No creo que Pablo sea un aliado tan flojo como seguramente cree, pero si que sigue su misma idea y creo que es quién dirige el proceso de derrocamiento, Pablo tiene clara la ideología del nuevo régimen y sabe como debe implantarlo a medida que va demoliendo el viejo. Pablo Iglesias lo veo más peligroso que Pedro. Pablo Iglesias puede manifestarse mucho más audaz que Pedro, como hemos visto no duda en decir que lo que quiere es el derrocamiento de la monarquía, extremo al cual Pedro no se ha atrevido.
    Los dos hacen un tandem perfecto para la consecución de sus objetivos que son bastante fáciles, destruir es mucho más fácil que construir o mantener y ésta es la principal tarea que tienen entre manos. Muchos españoles que creen en el sistema constitucional puesto que ha conseguido unas cotas impensables de bienestar, piensan que estos revolucionarios fracasarán estrepitosamente, sus iniciativas de gasto desmedido simplemente acabarán en un desastre como el de Zapatero, pero ignoran una cosa: YA LO SABEN Pedro y Pablo. Pedro y Pablo ya saben de antemano que su absurdo gasto desmedido en circunstancias tan malas arruinará el país, pero ellos saben ahora por donde salir, que no es otra que huir hacia adelante, implantar un sistema marxista chavista, con elecciones trucadas o simplemente, sin elecciones durante mucho tiempo, con el pais completamente arruinado y con seis millones de españoles al destierro, según modelo castrista chavista. Esta gentuza ve que no es muy difícil que los españoles sean sometidos a una dictadura por mal que lo hagan, ya ven las experiencias cubana y venezolana. Ahora mismo ya han empezado por pretender por decreto modificar el nombramiento de los miembros del poder judicial, asunto de la máxima importancia porque con el poder judicial sometido podrán cometer las fechoría impunemente. Tan solo les quedará someter al ejército y la guardia civil.
    El mismo articulista da por hecho que después de el mandato de Pedro seguirá habiendo elecciones normales y corrientes según la Constitución y entonces vendrá la caida de Pedro y seguramente el PSOE con él, pero lo que no saben es que lo que pretende este tandem es que no haya elecciones nunca más, Pablo creo que lo ha explicitado en sesión parlamentaría. Creo que a los españoles nos vienen días muy lóbregos, tanto en lo económico, la ruina del país; como en lo social, la destrucción de la libertad.

  11. He pensado que quizás pasándome por Disidentia me relajaba lo suficiente para no soltar improperios. No es muy alentador lo que he leído, pero por desgracia pienso lo mismo que el maestro Quirós, y él lo dice mejor y con sosiego.

    En realidad no estoy enfadado con nadie, a los sicópatas los conozco bien y se que no tienen solución, este tipo de sicópata es un sicópata cobardón incapaz de mostrar chulería alguna con el que sabe más fuerte y superior. Éste es un sicópata «mandao» como lo podía ser el que apretaba el botón del gas.

    Personalmente no me preocupa lo que está a la vista de todos, en política siempre me preocupan los pequeños detalles, esos detalles que unidos a otros cientos de pequeños detalles permiten tener un conocimiento de la realidad que pasa desapercibida a la mayoría y que es la que verdaderamente condiciona la vida política.

    Quizás por mi propia biografía sea muy sensible a la personalidad de la gente, no suelo prejuzgar a nadie hasta que se delata, y me suele importar bastante poco la vida de los demás si no osan adentrarse en mi espacio Sagrado, mi vida. Hasta la fecha todo el que ha traspasado ese espacio sin permiso ha salido malparado sin que yo tuviera que mover un dedo.

    Si la soberbia es mala consejera la prepotencia lo es aún más, y yo no estaría tan seguro de que solo hay una manera de echarle, aunque también esté de acuerdo con Quirós y con Cayetana que defiende la misma fórmula.

    Cuando hablas con el español medio de política, también con extranjeros, enseguida te das cuenta que la ideología actúa de barrera cognitiva, no creo que llegue ni a ideología esa barrera, más bien es un prejuicio ideológico.

    Me resulta imposible hacer el recuento de las veces que he tenido que soportar la escéptica suficiencia de alguien al comentar el desenlace de una situación política.

    Groso modo, la crisis subprime en 2005 me costó el divorcio, ella prefirió hacer caso a su primo broker y yo por supuesto me separé por falta de confianza. Ella se arruinó y a mí me encontró otra más joven.

    En 2011 poco antes de las elecciones me encontraba en Marbella tomando unas cervecitas en un día maravilloso de otoño cuando un grupo de empresarios que me acababan de presentar depositaban las esperanzas en que Rajoy ganara las elecciones, les dije, no cumplirá nada de lo que ha prometido, hará esto y esto.
    Al volver a Marbella en primavera tomando la caña de rigor uno de ellos se acercó y me dijo, cuántas veces me he acordado de ti y de todo aquello que dijiste que no iba a hacer Rajoy, no fallastes ni una.

    Con el golpe de estado catalán me pasó lo mismo, hasta en una columna de Benegas en 2017 advertí al PSOE de que no continuara con el.golpe de estado, después de contar paso a paso todo lo que iba a suceder, entre otras cosas las banderas y que si Rajoy no paraba el golpe con contundencia y convocaba elecciones el PSOE propondria una moción de censura con los golpistas. Eso fue en julio de 2017. No me hizo caso ni Benegas, quizás no leyera el comentario.

    Con Albert Rivera también tuve que sufrir el escepticismo cuando explicaba a los demás que ese pobre chaval lo único que tenía era una fiambrera con palabras, pero que de politica no tenía ni idea.

    Algunos que veían en Arrimadas la gran esperanza blanca frente a los amarillos me echaban miradas asesinas, como si estuviera ofendiendo a su novia o a su hermana, cuando les decía que Arrimadas era una ofendidita charnega abducida de nacionalismo catalán que solo gritaba para que la dejaran jugar a las casitas, que ella solo quería jugar con los niños pijos del barrio, nada más, esa era toda su aspiración.

    De la represión de Madrid también vengo advirtiendo desde hace un año, cuando por esos pequeños detalles me di cuenta que el gobierno daba por descontadas las revueltas. Más les vale a los madrileños que protesten estar preparados para cualquier burrada.
    Más que convocar pequeñas manifestaciones que solo van a provocar desánimo y miedo, y que pueden ser manejadas a su antojo por el propio gobierno sería conveniente una gran manifestación apartidista con un solo eslogan, Artículo 8⁰.

    El último pequeño detalle que me ha llamado la atención es el de la huelga de médicos por la eliminación de la especialidad para ejercer la especialidad.
    Eso sí me ha preocupado, no se la escusa que habrá dado el gobierno para semejante disparate, yo mismo me podría inventar ahora mismo varias justificaciones razonables sin tener ni idea de medicina, cuanto más Iván Redondo. Como me ha tocado seguir día a día la información de Venezuela durante veinte años lo primero que me ha venido a la cabeza es que los cubanos ya están en el gobierno de España.
    Los médicos son un gran negocio y además sirve para infiltrar inteligencia, el gobierno cubano se queda con la mayor parte del sueldo y supongo que la persona responsable de la ley en España tendrá comisión todos los meses, supongo.

    Este pequeño detalle en tiempo de pandemia dice mucho de las tras bambalinas de este gobierno, y es solo un pequeño detalle. Quizás ya seamos Venezuela. Qué narices, ya somos Venezuela, pero seguro que hay alguno que me mira con escéptica suficiencia. Seguro, pues que sepa lo que sucede después.