Hacía falta que transcurrieran unas pocas semanas para certificar lo que todos sospechábamos: la delirante huelga feminista del pasado 8 de marzo fue una iniciativa de Podemos, a la que se sumaron con entusiasmo, aun con falsos matices, los progresistas de todos los partidos. Así lo reconocen los propios interesados. Y además se felicitan por haberse sumado a esta operación de agitación, que no buscaba defender a las mujeres sino socavar la confianza mutua y debilitar a la sociedad.

En realidad, las constantes algaradas de la izquierda radical no tendrían ninguna repercusión si no fuera porque la otra izquierda, la falsamente moderada, las amplifica y usa como palanca para, poco a poco, imponer sus propias ingenierías sociales en detrimento de la libertad individual.

Progresismo y bochorno colectivo

Así, gracias a la inestimable cooperación de los presuntos moderados, lo que debía haber sido un día de celebración por los grandes avances conseguidos en unas pocas décadas, se convirtió en un bochorno colectivo. Una demonización falaz y politizada de la sociedad española. Un montaje mediático al servicio, sobre todo, de un progresismo en apariencia moderado y piadoso que resulta mucho más peligroso que esa izquierda anticapitalista convertida en el tonto útil del establishment.

Era justicia poética observar como el feminismo ejercía su totalitario derecho de admisión no ya frente a los odiosos varones, sino contra aquellas paracaidistas reconvertidas a la causa en su afán de recolectar simpatías y votos

Bochorno es lo que sentía cualquier persona sensata al contemplar a las políticas de Ciudadanos reclamando su sitio en la manifestación del pasado día 8. Y justicia poética, observar como el feminismo de cuarta generación ejercía su totalitario derecho de admisión no ya frente a los odiosos varones, sino contra aquellas paracaidistas reconvertidas a la causa en su afán de recolectar simpatías y votos.

El gran negocio del “progresismo”

Causas sociales bajo demanda

Era fácil sentir indignación al ver a determinadas mujeres, que han fregado menos platos y cambiado muchos menos pañales que la gran mayoría de padres varones de hoy, sumándose al aquelarre, dispuestas a utilizar este movimiento de segregación como su nuevo ascensor social particular. Alguna con la mirada puesta en la prebenda: una futura secretaría de estado o quizá una cartera ministerial cuando la operación Ciudadanos por fin se consume, tal y como está previsto, en las próximas elecciones generales.

Era una demanda artificial hecha de encargo, un espejismo inducido por minorías muy bien organizadas, apoyadas desde el Poder

¿Acaso realmente era una demanda social la huelga feminista del 8 de marzo? Evidentemente no, en absoluto: era una demanda artificial hecha de encargo, un espejismo inducido por minorías muy bien organizadas, apoyadas desde el Poder mediante el uso abusivo de los medios de información. Una coalición de intereses de libro.

¡Oh, sí! Según una encuesta del diario El País, más del 82% de los españoles “cree que hay motivos para la huelga”. Si hicieran una encuesta con el mismo grado de manipulación, el 82% de los españoles también “creería que hay motivos” para prohibir por ley que se cante en la ducha. Y si esa prohibición proporcionara suculentos beneficios, tengan por seguro que tarde o temprano se haría realidad.

El mito del progresismo moderado

Cada vez que la izquierda radical toma la calle, suele ser habitual aducir que España lo que necesita es que la otra, la aparentemente moderada, ocupe de una vez por todas su lugar. Que lo que necesitamos es una izquierda homologable a la de los países desarrollados. Como si la izquierda sueca o noruega, incluso la norteamericana —por citar solo algunas de las muchas criaturas enemigas de la libertad— fueran menos peligrosas, cuando en realidad lo son bastante más.

Saben que la mejor forma de someter a la sociedad no es mediante algaradas o actos pretendidamente revolucionarios, sino aplicando un proceso de reformas incrementales

De hecho, es en estas últimas en las que se fijan nuestros inefables polítólogos, expertos y burócratas, sabedores de que la mejor forma de someter a la sociedad no es mediante algaradas o actos pretendidamente revolucionarios, sino aplicando un proceso de reformas incrementales que, de manera taimada, lenta pero segura se apropie de todos los espacios privados.

El gran negocio del “progresismo”

Progresismo y establishment: un matrimonio de conveniencia

Se trata de un proceso que ahora venden al público como regeneración política, pero que en realidad lo que promete es ingeniería social a discreción… en beneficio de la industria del Estado de Bienestar, pero, sobre todo, de un establishment acostumbrado a invertir en aquellos partidos que le aseguran a futuro sus mercados cautivos. Porque tengan por seguro que a los prohombres que manejan los dineros les preocupa muy poco lo que suceda con la sociedad española, lo que cuenta para ellos es seguir controlando la economía. Que España transite al modelo chino o sueco les importa una higa.

La izquierda moderada tiene a su disposición, de una forma u otra, prácticamente todos los medios de información, que son en última instancia los que generan la burbuja política

Es por esta razón que la izquierda moderada tiene a su disposición, de una forma u otra, prácticamente todos los medios de información, que son en última instancia los que generan esa burbuja política tan alejada del sentir mayoritario de la sociedad. Medios que, para ratificar lo dicho en el párrafo anterior, viven de la “generosidad” del establishment; no del mercado.

El fin no justifica los medios

Para confundir a los incautos, lo único que faltaba era que la izquierda se apropiara del término “liberal”. Y esto ya ha sucedido. Es más, hay quien se atreve a afirmar que los Smith, los Hayek o los Berlin del siglo XXI reclamarían unas políticas sociales tan amplias como las de los países del centro y norte de Europa.

Pero no es cierto, en absoluto. Y para que no haya ninguna duda, esto es lo que escribía Hayek en Camino de servidumbre

“El principio de que el fin justifica los medios se considera en la ética individualista como la negación de toda moral social. En la ética colectivista se convierte necesariamente en la norma suprema; no hay, literalmente, nada que el colectivista consecuente no tenga que estar dispuesto a hacer si sirve «al bien del conjunto», porque el «bien del conjunto» es el único criterio, para él, de lo que debe hacerse.”  

Cualquier persona sensata sabe que detrás de la falsa piedad lo que está es el totalitarismo descrito por Aldous Huxley en “Un mundo feliz”

Es más, nunca los Smith, los Hayek o los Berlin renunciarían a la ética de la responsabilidad en favor de la ética de la compasión, ni en este siglo ni en el próximo. Y es que no ya el liberal, sino cualquier persona sensata sabe que detrás de la falsa piedad lo que está es el “totalitarismo blando” descrito por Aldous Huxley en Un mundo feliz.

El progresismo y el BOE

Para comprobarlo basta precisamente una prospección de la Suecia actual, donde la sociedad civil ha sido reemplaza por el Estado y por organizaciones paraestatales. Y donde abundantes partes de su legislación no pasarían el filtro del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH)… si algún temerario sueco tuviera el valor de denunciarlo para, a renglón seguido, asumir su muerte social.

Es la promesa de ese mayor control social lo que sirve para aglutinar los intereses de mercantilistas y progresistas, de negocios dependientes del BOE y expertos que buscan colocarse en el sistema, no cambiarlo

En realidad, es la promesa de ese mayor control social lo que sirve para aglutinar los intereses de mercantilistas y progresistas, de negocios dependientes del BOE y expertos que buscan colocarse en el sistema, no cambiarlo. Es así como el falso capitalismo y el falso altruismo imponen su ley de hierro. En definitiva, no es el empirismo lo que anima a emular los modelos nórdicos—siempre lo peor y nunca aquellas partes aprovechables—, es el conflicto de intereses de los agentes implicados.

Lamentablemente, decir lo que es obvio hoy en día le sitúa a uno automáticamente en la marginalidad. Y es que para hacerse acreedor al calificativo de reaccionario basta con anteponer la libertad al beatífico control social de ese progresismo moderado que entre sus mayores aliados tiene al mismísimo establishment. Sí, ese establishment que hasta ayer aseguraba en privado que el secesionismo no era un problema, porque Artur Mas era un tipo sensato y de fiar.

29 COMENTARIOS

  1. “Y es que para hacerse acreedor al calificativo de reaccionario basta con anteponer la libertad al beatífico control social de ese progresismo moderado que entre sus mayores aliados tiene al mismísimo establishment. Sí, ese establishment que hasta ayer aseguraba en privado que el secesionismo no era un problema, porque Artur Mas era un tipo sensato y de fiar”.

    Así es, Javier, el establishment (PP y PSOE), junto a sus aliados mediáticos son los mayores cómplices de ese progresismo “descafeinado” que inundó las calles y los noticiarios del 8 de marzo. Es el mismo PP que agitó el espantajo del miedo para debilitar al PSOE y C,s; y el mismo que promovió y alimentó a Podemos para sus fines electorales; y el mismo que consintió, animó y expandió el “éxito de la huelga del 8 M, a través de su caprichosa vice; y el mismo que pacatando bajo mano con sus himólogos corruptos de CIU, decía que Artur Mas era un tipo sensato y de fiar.
    Sorprende su bochorno selectivo con C,s, dejándose tantos detalles en el tintero, que realmente no es de recibo.
    Sabe que me produjo bochorno a mí, poco antes de las vacaciones de Semana Santa, pues un tuit que leí al vuelo de la “intachable” Rosa Díez. Para justificar que el Procés estaba disuelto y descabezado, se preocupó de dejar claro que ni Rivera ni Arrimadas habían influido para nada ni se les podía atribuir ningún mérito. Claro, claro, aparte de la eficacia del Estado pulsada por el gobierno que machacaba poco a poco el Procés, el mérito para Díez lo debía tener el PP de Rajoy por haber actuado tan ejemplarmente en Cataluña en todo este tiempo.
    El tuit de Rosa Díaz revela el grado de resentimiento y sectarismo que tiene con la formación naranja. Vaya que, con lo abochornada que ha estado siempre con el indepentismo en Cataluña, prefiere dar su beneplácito al gobierno y redimirle de sus pecados. Por sus obras los conoceréis.

  2. Es normal que a los neoliberales les enfade esa piedad social que tan poco negocio les trae. Pero con la robotización y las nuevas IA que ya incluso quitan puestos de trabajo a taxistas y camioneros, se va a hacer mas imprescindible que nunca que los estados occidentales garantizen la vida de sus ciudadanos, no las de todo el mundo como quieren abriendo nuestras fronteras a todos los parados del planeta para competir en esclavitud de mano de obra con los chinos.
    El proteccionismo por el que apuesta Trump es mas necesario que nunca en Europa. Y cuanto mas tarden en admitirlo estos neoliberales que solo pueden hacer negocio con los servicios públicos esenciales porque las empresas les salen mas rentables en China o Marruecos, peor será para los europeos.

    • Bien, veamos: más que <>, lo que buscaba la manifestación hembrista -que no feminista- del 8 de marzo, fundamentalmente, era demonizar la civilización burguesa occidental a través de la criminalización del capitalismo.

      “Las constantes algaradas de la ‘izquierda radical’ no tendrían ninguna repercusión si no fuera porque la otra izquierda, la falsamente moderada, las amplifica y usa como palanca, para, poco a poco, imponer sus propias ingenierías sociales en detrimento de la libertad”: premisa falsa, que pretende hacerse pasar por verdadera apelando a la herramienta favorita de los medios al dictado españoles, para alienar al personal, esto es, el sectarismo galopante; porque estas algaradas las utiliza también la ‘derecha’ -que para Benegas es el PP- para someter y expoliar a la sociedad igualmente, siguiendo el guión hegemónico en la opinión pública occidental, que es el de la marxista, totalitaria, por tanto, corrección política.

      “Esa izquierda anticapitalista convertida en el tonto útil del Establishment”: es justo al revés; el tonto útil, por corrupto, y suicida, es el Establishment.

      <>: este es el verdadero objetivo del artículo, esto es, la demonización de C’s al haberse convertido en un peligro real para la hegemonía en la ‘derecha’ del nefasto, abyecto, despótico y traidor a los españoles PP -de hecho, si no recuerdo mal, también fue alguna política del PP a la movida hembrista del 8 de marzo-.

      Esta división izquierda-derecha en la que se insiste, de principio a fin, en este artículo es más falsa que un euro de escayola y apela con contumacia al sectarismo desorejado incrustado en en el pobre cerebro del españolito, siempre manipulado por los abyectos medios mercenarios españoles; en el Occidente más o menos desarrollado no existe ninguna división izquierda-derecha; la única división real es la de las castas privilegiadas expoliadoras, situadas por encima de la ley, versus sociedad, explotada por las anteriores, y el instrumento de opresión, dominio y expolio de la sociedad es lo políticamente correcto.

      Lo que se insinúa por defecto en este artículo es que las ‘derechas’ occidentales serían amigas de la libertad; ¿lo son? No me haga reír, Benegas.

      Otra falsedad del artículo es la de que los medios de intoxicación están prácticamente todos al servicio de la ‘izquierda’ moderada; la realidad es que están al servicio de la extrema izquierda -en España representada políticamente por Podemos- porque es la más próxima a los dogmas marxistas de lo políticamente correcto, pero la obvia intención de este artículo es atizarle al PSOE y, sobre todo, a C’s, esto es, a los grandes rivales políticos del PP.

      • Escribo el texto que, en mi comentario anterior se han tragado estas comillas

        – Bien, veamos: “Más que socavar la confianza mutua y debilitar a la sociedad”…

        – “Bochorno es lo que sentía cualquier persona al contemplar a las políticas de Ciudadanos reclamando su sitio en la manifestación del día 8”: este es el verdadero objetivo del artículo…

        • Bien, veamos: “Más que socavar la confianza mutua y debilitar a la sociedad”…

          – “Bochorno es lo que sentía cualquier persona al contemplar a las políticas de Ciudadanos reclamando su sitio en la manifestación del día 8”: este es el verdadero objetivo del artículo…

          Javilau, es que el “bochorno” que siente Javier es del todo selectivo y ni siquiera le abochorna que la vice Soraya Sáez de Santa María diera el visto bueno a sus lacayos mediáticos a sueldo para que promovieran, difundieran, expandieran y magnificaran el “éxito” de la huelga. De hecho, debe ser la razón por la que nuestro presi Rajoy dejó con el culo al aire a sus ministras: complacer a la niña de sus ojos que se volvió de pronto feminista; y que dicho sea de paso, le está saliendo más cara que el recibo de la luz de todo un año multiplicado por el número total de españoles. En fin, que sarna con gusto no pica.

      • Lo has clavado.
        Es ridículo que intente revelar una manipulación y termine haciendo lo mismo que parece atacar.
        A los neoliberales les viene tan de perlas la corrección politica del marxismo como su apertura de fronteras a todos los parados del mundo.

  3. La izquierda está testeando su fuerza para movilizar a las masas y en su caso asustar al estado/ciudadanos.

    Y así tenemos una serie de movimientos callejeros, unos más violentos y otrros menos, que tratan de desestabilizar a España. Si a esa España que nos paga las pensiones.

    Que recuerde, desde navidad aqui han montado manifestaciones por lo feminista, lo pensionista, lo independentista. Y el año pasado montaron una con camisetas blancas para diferenciarse de otras manifestaciones que ni recuerdo porque era. Estamos viviendo un proceso organizado de agitación social extremadamente peligroso porque coincide con la desestabilización que generan los nacionalistas.

    O nos enfrentamos a ellos o nos comen…

  4. El tema feminista se asienta sobre dos mitos: El mito de que alguna vez existió en la historia una organización despótica dirigida por hombres contra las mujeres, y el mito del igualitarismo como ideal irrenunciable. Los dos son falsificaciones o por lo menos parcialidades.

    La historia y la antropología niegan el primero, porque la mujer siempre ha sido muy valiosa para los hombres. Siempre existió un orden equilibrado entre hombres y mujeres. El igualitarismo es una confusión que proviene de la igualdad ante la ley, en contra de los derechos tradicionales de carácter estamental, pero que luego ha pasado a todos los aspectos de la vida. El equilibrio entre grupos de sexo, que siempre ha existido, no se basaba en la igualdad, sino en la división de poderes y en la división funcional. Probablemente un equilibrio mucho más potente que el que ahora intentamos establecer mediante la concurrencia de sexos basado en el mito de la igualdad.

    Mientras sigamos poseídos por estos dos mitos, seguiremos errando.

  5. Buenísimo el artículo, como de costumbre.

    ualquier persona sensata sabe que detrás de la falsa piedad lo que está es el totalitarismo descrito por Aldous Huxley en “Un mundo feliz”

    Los gobiernos siempre se cargan de argumentos morales para poder medrar. Si llenan las carreteras de radares, es por nuestra seguridad. Si la emprenden con las emisiones de los coches, es por el medio ambiente. Si suben los impuestos, es por el estado de bienestar, etc.

    Siempre tienen argumentos para apoyar cualquier increíble decisión que toman. Pero de nada les serviría si no tuvieran a sus palmeros de los medios mayoritarios, previo pago de su ayuda, subvención e inserción de publicidad institucional. ¡ Qué asco dan !

    PD 1. Pero si hasta en el programa de D. Luis han insertado publicidad de la comunidad de Madrid acerca de la igualdad y la defensa de la mujer en el habitual tono progre ¡ Repelente !

    PD 2. Por cierto, qué poco se prodigó el otro día en el programa de D. Luis. Sí, es que la gente pisa para poder hablar… y es lo que tiene ser educado…

  6. Sr, Benegas tengo una duda quizá Ud. pueda desarrollar en un próximo artículo.

    La moral calvinista considera al individuo designado por la Gracia,de ahí que esté muy bien visto el triunfo social y económico.El liberalismo nace de este enfoque moral,aunque evidentemente no se cumple a raja tabla el precepto puritanista de no pecar en la vida terrenal bajo pena de ccondenación eterna.

    La moral Católica preconiza antes pasará por el ojo de una agüja un camello que entrará un rico en el reino de los cielos.La persecución del liberalismo por la SMI lo ha sido desde su nacimiento.

    Ergo nuestra moral es antitética con el Liberalismo:¿Como compaginamos ámbas?… aunque nos volvamos ateos,siempre vamos estar condicionados por nuestra Moral.¿Nos volvemos absolutamente corruptos como el entorno y fiamos nuestra “salvación” al último instante arrepentido y que me quiten lo bailado…

    Ud. dirá,me parece un tema interesante.

    Saludos.

    • Los “gospels ” como la biblia hebrea son un punto de partida con diversas interpretaciones. Los catolícos libaneses y los coptos egipcios suelen ser los lideres económicos en sus comunidades allí donde vayan. En este pais la interpretación diocesana para las masas es la que dice pero hay mas niveles de comprensión como la masonería cristiana o los gays cristianos del Pp.

    • Sr. Alvin,

      Interesantisimo el tema que propone.
      Mi visión es la siguiente:

      La moral calvinista está impregnada del (infame) concepto de la predestinación: nada puedes hacer por tu salvación si no estás predestinado a ello, pero eso sí, que te vaya bien aquí, en la tierra, es buen indicativo de que eres un elegido.

      La moral católica puede haber sido mal entendida por muchos, incluso creyentes. Cuando se conoce a fondo el evangelio se comprende que ese “rico” del aforismo del camello está más referido a aquel que está apegado (espiritualmente) a los bienes terrenos. Así tendríamos que Jesús comió ¡ con publicanos y con fariseos ! personas de alto nivel económico, y en alguna ocasión dijo, cuando entró en la casa de Zaqueo ¡ hoy ha entrado la salvación a esta casa ! Y en ningún momento les pidió que dejasen de ser ricos, sólo justos y honrados.

      Así pues, ¿ influye la religión en la creación de riqueza de los pueblos que son católicos frente a los que son protestantes ? Sabemos que los protestantes, los calvinistas son puritanos, es decir, si la haces la pagas; compórtate y sé un miembro _ejemplar_ de la comunidad. Pero ¿ Es que en el catolicismo no ha sido importante el buen nombre de las personas ? Pues claro que lo ha sido siempre.

      ¿ Entonces ? Bueno, entonces simplemente podemos considerar que la prosperidad es más propia de los pueblos y las coyunturas económicas que otra cosa. Sin ir más lejos: probablemente el lánder alemán más rico es Baviera, y es de religión, predominantemente, católica.

      Para terminar decir que, este tema, el sino catolicismo vs protestantismo forma parte de la leyenda negra antiespañola, porque España, desde tiempo inmemorial, es al catolicismo lo que lo que el depósito de gasolina es al coche.

  7. La verdad es que todo es muy sospechoso. Un 155 que conlleva intervención no se puede revolver con el desplazamiento semanal de dos altos ejecutivos de Administraciones públicas a Barcelona paradespachar con los de la “Generalitat” (obligan hasta a usar su vocabulario).

  8. La alienación de los progres…

    No serán tan progres cuando dejan que alguien piense por ellos y les guíe cual pastor al ganado de ovejas. Hasta tienen perros guardianes para morder en las corvas a los disidentes…

    Entrar en Disidentia es abrir la ventana al aire puro. Lástima que, de momento, sólo sea una gota en un océano. Al menos, intentemos que sea una gota de aceite que se expanda al máximo…

    Ayudemos a difundir su contenido crítico!

  9. La clave, a mi entender, del cambio de bando de Pujol y su monaguillo A. Mas a posiciones independentistas pillando al establisment con el paso cambiado puede deberse al: Judaismo de su mujer, rica familia que controla la fruta de Lérida mas prebendas de la Generalitat, conexión con el judaismo ruso e israelita (Mossad), masonería de pasar un huevo por la espalda de Pujol, enfrntamiento por intenciones del establisment de disminuir la corrupción percibida. Solo eso esplicaría como un aparente “clean-cut fellow” puede apadrinar posturas subversivas. El establishment tiene que andar con cuidado porque ellos tienen la llave y los datos de la agencia tributaria catalana y Mas, como contable de profesión, debe ser quien controla el “holding”

  10. Decía Isabél la Católica un buen Rey es el que mira por el bien de sus súbditos y no por su propio interés.

    Muerto el Fascismo y el Comunismo en 1945 y 1989,quien ha ganado la guerra ideológica ha sido Gramsci con su hegemonía cultural.
    El Estado actual ha asumido el poder espiritual,ejercido antes por la Iglesia,y el temporal;ha arrasado la Nación y está destruyendo la civilización.

    Ha desaparecido el Derecho consuetudinario,los usos,las costumbres,siendo sustituido todo por la Legislación como instrumento de dominación.
    Dalmacio Negro

    • No es Gramsci, es la Escuela de Frankfurt con los Adorno, Horkheimer, Habermas, Foucault y demás enemigos de la Humanidad, sobre todo occidental, los creadores de la abominable Teoría Crítica que es el origen de todos los males fundamentales que aquejan a la civilización burguesa y cristiana propia de Occidente. Gramsci era una persona honrada.

      Saludos.

      • ¿Y no puede que fuera como El Capital, que realmente parece una guía para que los capitalistas sometan a los trabajadores? O sea, que Gramsci tuviera un pensamiento honrado pero que la escuela de Frankfurt las usara para manipular a la sociedad. Como usar un martillo en lugar de para hacer una mesa, para hacer daño o amenazar.